El recordado delantero tuvo sus inicios futbolísticos en la institución de la Comuna 4 en medio de una vida dedicada al trabajo para juntar unos pocos mangos que le dieron su apodo.

Héctor Casimiro Yazalde se crió en Villa Fiorito como Diego Armando Maradona. Su saltó a la fama lo produjo con la camiseta de Independiente. Sin embargo, Chirola no nació futbolísticamente en el Rojo sino en el Club Atlético Piraña, que desde Parque Patricios (la sede está ubicada en la calle Elías 678) fue un club forjador de cracks en la Primera D del fútbol argentino.

Más allá de su carrera futbolística, también ocupó lugar en las páginas de las revistas del corazón debido a su romance con una bellísima modelo portuguesa, a quien los argentinos ya adoptamos como nuestra. Cuando jugó en el Sporting de Lisboa, el futbolista conoció y se casó con Carmen de Deus, luego famosa como Carmen Yazalde.

Chirola Yazalde nació el 29 de mayo de 1946 en el seno de una familia pobre. A los 13 años comenzó a trabajar para ayudar a su familia. Vendió diarios, luego frutas, se dedicó a partir hielo... Las changas y los pocos pesos que ganaba le dieron pie a su apodo: Chirola. En esos tiempos soñaba ser como Valentín, el delantero boquense que era uno de sus ídolos. Se fue a probar a Racing y a Los Andes: no quedó. Pero un día de 1965 fue con un amigo a probarse a Piraña y así nacía su historia con el fútbol profesional.

Con Yazalde en el equipo, en la fase clasificatoria, Piraña perdió un solo partido (de local con Tristán Suárez) y en 20 cotejos. Chirola metió 25. El desempate por el título lo jugaron General Mitre de Avellaneda, Centro Español y Piraña. La final entre Mitre y Piraña se jugó en Atlanta con Pedro Iso y Julio Grondona (ambos vinculados a Independiente) en la platea. Yazalde marcó un gol en la derrota 3-2 de su equipo y a pesar de que fue expulsado, por gestión de quien luego sería Don Julio, su pase fue adquirido por Independiente en 1.800.000 pesos ley por Chirola. Con esa plata, Alcides Solé hizo construir la pileta de Piraña.

Goles son amores

Comenzó a meter goles en la tercera y la reserva. Además, Renato Cesarini lo llevó al seleccionado juvenil a los panamericanos de Winnipeg (Canadá). Yazalde debutó en Independiente en el 67. Con el Rojo fue campeón y en 1971 emigró al Sporting de Lisboa, cuando ya había debutado en el seleccionado mayor argentino. Fue un goleador impresionante y pudo demostrarlo en Europa.

El 12 de mayo de 1974 Chirola lograba su gol 46 en la temporada de la Liga de Portugal y constituía un récord para esos tiempos. Logró el Botín de Oro que luego alzaría Lionel Messi.Con la Selección, jugó el Mundial Alemania 74 y le anotó dos goles a Haití (ganó Argentina 4-1). No tuvo una buena experiencia en el Olympique de Marsella, volvió para jugar en Newell’s y se retiró en 1982 con la camiseta de Huracán, su otro equipo de Parque Patricios. Oficialmente, jugó 435 partidos y marcó 275 goles. Fue elegido el mejor futbolista argentino del año en 1970.

Falleció en 1997 a los 51 años víctima de una hemorragia interna y paro cardíaco. El mundo del fútbol y de Piraña lo recuerda con gratitud. Por eso una pequeña tribuna que hay en la cancha lleva el nombre “Héctor ‘Chirola’ Yazalde”.