Un informe sobre esta problemática sostiene que en la mayoría de los casos, los delincuentes operan con un cómplice que los espera a bordo de una moto, con el objetivo de escapar con velocidad.

Un informe puso de manifiesto que durante el último año de pandemia recrudecieron los robos a comercios y particularmente en los últimos tres meses, cuando se produjeron un promedio de 350 asaltos cada día en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano.

El dato surge de una nueva Encuesta Mensual de Inseguridad (E.M.I.), desarrollada por la ONG Defendamos Buenos Aires con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados, donde quedó acreditado el problema de los hechos delictivos que padecen comerciantes.

"Tengo que cerrar porque me robaron tres veces en los últimos 60 días. Tal el testimonio de Anita, una peluquera del barrio porteño de Palermo Hollywood que tuvo que dejar su peluquería en la zona porque simplemente se quedó sin dinero, sin paciencia y sin tranquilidad para seguir trabajando, a sabiendas de que podía ser blanco de los ladrones que no dejan pasar un solo día sin robar en el rectángulo de la Avenida Santa Fé, Avenida Dorrego, Avenida Juan B. Justo y Avenida Córdoba", dijo Javier Miglino, Director de Defendamos Buenos Aires.

La pandemia de robos sigue. "Durante la pandemia los comerciantes debieron lidiar con la falta de clientes, el aumento de las mercaderías y la presencia de ladrones, incluso barrios como Belgrano o Nuñez que antes eran tranquilos, ahora son atacados por bandas de entre dos y cuatro ladrones que saben que al ingresar a un comercio, seguramente obtendrán un magro botín en efectivo y algún teléfono celular. Sin embargo siguen robando", dijo Miglino.

Recoleta desolada por ladrones que llegan desde la villa 31. "No son pocos los negocios que han robado en Recoleta y luego de un tiempo han decidido bajar la persiana. El itinerario en casi todos los casos es el mismo. Llegan ladrones, roban y luego se refugian en la villa 31 que está enfrente, donde el delito en pocos minutos se vuelve impune, entre el laberinto de pasillos y edificios de la villa. Al poco tiempo, los mismos ladrones salen en busca de nuevas víctimas", señaló Miglino.

El problema en el Conurbano bonaerense. "En el centro de Lomas de Zamora, sobre todo en la calle Meeks y la peatonal Laprida, no hay día sin robos. Igualmente en el centro de Adrogué y de Lanús. También se producen atracos en la zona oeste del Conurbano bonaerense, en los barrios de Ramos Mejía, San Justo e Isidro Casanova. Y completan el cuadro del delito, San Martín, San Isidro, Olivos y Vicente López", dijo Miglino.

El drama de los motochorros va en aumento. "En la mayoría de los casos, los delincuentes operan con un cómplice que los espera a bordo de una moto. Es decir que los motochorros ya no se conforman con arrancar carteras o romper vidrios de autos para robar; ambas actividades delictivas nacidas en Bogotá y Medellín, Colombia, alrededor del año 1978. Ahora también roban en comercios y de ese modo, el sufrido emprendedor debe sortear las bajas en las ventas con la presencia de maleantes y criminales", dijo Miglino.

Un dato importante, en torno a esta problemática, es que hay muchos casos de robos a comercios que no se denuncian por diversas razones, ya sea por falta de confianza en la autoridad o porque no hay ninguna figura de seguros que permita recuperar lo perdido, siempre y cuando no haya lesionados. Por lo tanto, se estima en el informe estadístico, que la cifra alcanza los 500 y 600 casos por día incluyendo los episodios que no llegan a convertirse en un expediente iniciado por la policìa y que deriva en una investigación judicial.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados