En medio de las medidas de emergencia que intenta imponer para hacer frente a la crisis, el gobierno admite que en lo inmediato está abocado a "estabilizar la economía" y que espera una campaña electoral "corta" cuyas propuestas recién se conocerán en octubre, con miras a las elecciones nacionales que se llevarán a cabo el 27 de ese mes

En medio de las medidas de emergencia que intenta imponer para hacer frente a la crisis, el gobierno admite que en lo inmediato está abocado a "estabilizar la economía" y que espera una campaña electoral "corta" cuyas propuestas recién se conocerán en octubre, con miras a las elecciones nacionales que se llevarán a cabo el 27 de ese mes.

Es que el presidente Mauricio Macri anticipó que, pese a la convulsión económica y social devenida de los resultados de las PASO que lo dejaron 16 puntos abajo del candidato peronista Alberto Fernández, en las próximas semanas Juntos por el Cambio va a difundir las propuestas para un eventual segundo mandato.

En ocasión del discurso de cierre de la IV Jornada de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), que se realizó en un hotel del barrio porteño de Retiro, Macri sentenció que "durante la campaña vamos a detallarles nuestras propuestas para los próximos 4 años en relación a estos temas y a muchos otros que sé que les siguen preocupando y que no hemos podido resolver todavía. También vamos a repasar todo lo que avanzamos juntos en estos años, como la inversión en infraestructura, en energía, Vaca Muerta, que hoy es una realidad que nos coloca de nuevo en el camino a ser un exportador importante de energía al mundo, y que necesitamos para consolidar ese desarrollo buenas regulaciones, y especialmente leyes, que den previsibilidad".

Las palabras del jefe de Estado, de alguna manera, sorprendieron porque en Casa Rosada aún no hay clima de campaña proselitista: después de la disparada del dólar post PASO, el "reperfilamiento" de los vencimientos de deuda y la implementación del nuevo cepo cambiario, las preocupaciones están en "estabilizar la economía" para evitar un mayor impacto en la opinión del electorado.

Esta semana una espada del oficialismo en el Parlamento, de paso por el Patio de las Palmeras, admitió que "vamos a tener una campaña electoral corta. Hoy la preocupación es normalizar las variables, ocuparnos del valor del dólar. Creo que igual es importante llevar nuestras propuestas y tratar de hacer una buena elección porque además nos jugamos la próxima composición del Congreso".

ADEMÁS:

Las imágenes del corte de organizaciones sociales en la Avenida 9 de Julio

Diputados opositores buscarán sancionar la ley si no sale por decreto

Un estratega de Jefatura de Gabinete, en diálogo con este diario, coincidió en que hoy la campaña no es prioridad. "Las propuestas las vamos a comenzar a difundir en octubre. Hoy tenemos que ocuparnos de la economía", explicó.

Se descuenta que no va a haber grandes cambios en los ejes temáticos y que el tema de los valores de los ex Cambiemos, que defendió la fuente legislativa consultada, va a estar presente. En su discurso de ayer, el presidente se preguntó si queremos "un país sin comportamientos mafiosos ni corrupción. ¿Cómo no vamos a poder ahora? ¿Cómo no vamos a avanzar hacia esa Argentina que nos merecemos?".

La campaña electoral en Nación y Provincia comenzará formalmente el sábado 7 de septiembre. Pero tendrá diferentes tonos. Cerca de María Eugenia Vidal admiten que se enfocarán más en lo local.

Mientras tanto, el oficialismo debe hacer frente a problemas de coyuntura, como el pedido de organizaciones sociales y dirigentes de la oposición para que el Ejecutivo declare la emergencia alimentaria.

Al acampe de los grupos de desocupados, se sumó el pedido de ministros de Desarrollo Social de ocho provincias que, tras juntarse en la Casa de San Juan, reclamaron a Presidencia que emita un decreto con este reclamo habida cuenta del agravamiento de las condiciones socio-económicas por el incremento de la inflación por el salto devaluatorio.

Con todo, en Desarrollo Social observan el escenario como una movida política de la oposición y calificaron la movilización de en la avenida 9 de Julio como una extorsión. "Vinieron a eso porque tienen respuesta a todo: un aumento del 40% en los despachos de los merenderos, de un 40% en la mercadería a granel y los montos de los planes van a subir por el aumento del salario mínimo: a $8 mil primero y luego a $8500 en octubre", explicó un funcionario consultado por este diario.

Sin embargo, la calificada fuente consultada enfatizó que "en lo único que no tienen respuesta es a lo que verdaderamente vinieron pero no lo han blanqueado; es decir, en pedir un aumento en la cantidad de planes sociales. Pero no hay más. Lo de la emergencia alimentaria es un sello, no existe, les sirve para posicionarse y hacer esto. De hecho, salieron de la reunión con el director nacional del área y cortaron el Metrobus y empezaron a acampar. Ya lo tenían decidido".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados