En su tercer intento en la competencia más importante de Sudamérica, Village King logró su consagración definitiva.

En notable faena el veterano Village King (Campanologist) se adjudicó el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1-2400 metros), imponiéndose con autoridad por varios cuerpos en una carrera complicada en la que participaron 19 competidores sobre la pista de césped del Hipódromo de San Isidro.

El más veterano del lote, con 7 años a cuestas, se dio el gusto después de dos intentos fallidos, en 2017 y 2020, ediciones en las que llegó en tercer lugar del recordado Puerto Escondido y de Cool Day, respectivamente.

Embed

Después de viajar a Uruguay para correr el Gran Premio Latinoamericano (G1-2000 metros), en el que llegó cuarto a fines de octubre, se dio el gusto en la prueba más importante de esta parte del continente, en el ocaso de su gran campaña, que incluyó un triunfo en Estados Unidos.

"Estuvo a punto de no correr, porque cuando volvió de Uruguay tuvo una dolencia en la rodilla, pero el propietario -Carlos Felice- me insistió y en la cancha el caballo mostró su gran corazón. le dije al jockey que no invente nada, que en la pista sea Village King. Y corrió como siempre y ganó como nunca", expresó Carlos Daniel Etchechoury, entrenador del ganador.

Y el pingo respondió. Vino tercero en el primer tramo de la competencia, luego siguiendo al puntero Sandino Ruler (Roman Ruler) al que dominó en los 400 finales para de ahí en adelante dedicarse a estirar la diferencia para llegar al disco en 2'23"42/100 con nueve cuerpos de ventaja sobre Miriñaque (Hurricane Cat), que tuvo un desarrollo complicado pero sumó un nuevo segundo lugar en este cotejo después de haberlo logrado en 2019.

"Es un caballo complicado pero nos llevamos muy bien. Había visto todos sus videos y le busqué la mejor forma para que rindiera al máximo y creo que lo hizo", señaló Martín Valle, jinete del héroe de la tarde al que montó en carrera por primera vez.

De esta manera, el caballo criado en el Haras Santa María de Araras le puso un broche de oro a su espectacular campaña, que incluyó ocho triunfos en el país, cuatro de ellos de Grupo 1, más una victoria en los Estados Unidos. "Queríamos que se despidiera ante su gente y lo hizo de la mejor manera", señaló Carlos Felice, titular del Stud Haras El Ángel de Venecia, quien, indirectamente, anunció el cierre de una etapa para el crack.

DIDIA TOMO LA PUNTA, SALUDO Y SE FUE A GANAR EN TIEMPO RECORD

La potranca Didia (Orpen) fue la cómoda heroína de la Copa de Plata (G1-2000 metros), el gran premio que corona a la mejor yegua fondista de la temporada. Y la pupila de Luciano Cerutti se ganó el título más que merecidamente.

Embed

La representante del Haras La Manija tomó la punta ni bien se abrieron los partidores y se tendió hacia la línea de sentencia a la que arribó al cabo de 1'56"81/100, batiendo por una centésima el récord para la distancia que había establecido Stormy Military en febrero de 2007.

En el disco, la conducida por William Pereyra estableció cuatro cuerpos de diferencia sobre Justify My Love (Agnes Gold), yegua criada en Brasil que defiende los colores del Haras Río Dois Irmaos, quedando tercera a media cabeza Bonomia (Catcher In The Rye).

"Andaba bárbaro, mejor que nunca. Cuando corrieron 400 metros y sacó tres cuerpos vi que las otras no avanzaban y me quedé tranquilo. Es una gran satisfacción porque vino al stud de cero y la convertí en una gran potranca. Estoy emocionado", dijo Luciano Cerutti tras la competencia.

Fue la cuarta victoria en siete salidas a pista para la ganadora, la tercera consecutiva. Siempre brilló en el césped sanisidrense donde tras salir de perdedora se adjudicó el Clásico Federico de Alvear (G2-1800 metros), el Gran Premio Enrique Acebal (G1-2000 metros) y ahora la Copa de Plata (G1-2000 metros).

ZILLION STARS SE IMPUSO CON LO JUSTO EN EL ANCHORENA (G1)

Con la monta del jockey Wilson Moreyra, Zillion Stars (Cityscape) superó por media cabeza a su hermano paterno Hiper Happy en un final emocionante del Gran Premio Joaquín de Anchorena (G1-1600 metros). Abonó un dividendo de 5 pesos por boleto y empleó un tiempo de 1'32"62/100 para la milla de césped.

Embed

El pupilo de Jorge Mayansky Neer vino quinto de entrada, enseguida se puso cuarto y recién fue a buscar la victoria al pisar la recta, donde Master Soy (Master of Hounds) había desplazado de la punta a Montecelso (Easing Along). Pero le costó hallar el lugar para desatar su arremetida y enfiló hacia los palos.

Al promediar el derecho ya estaba adelante, pero la amenaza venía por fuera. Fue duro el final porque Zillion Stars lo hizo por los palos y Hiper Happy atropelló con alma y vida. En el disco hubo apenas media cabeza a favor del representante del stud Tinta Roja sobre el de La Providencia, que a su vez venció por medio cuerpo a Master Soy.

"A diferencia de la última vez, lo dejé cuarto o quinto y en la recta cuando vi el hueco lo busqué de lleno y se dio, más allá que tuve miedo en el final porque el de afuera se venía”, señaló Wilson Moreyra, el piloto del vencedor.

Fue el quinto triunfo del criado por Phalaris SRL en 10 salidas a pista.

LUTHIER BLUES SE CONSAGRÓ COMO EL MEJOR VELOCISTA DEL 2021

El Gran Premio Félix de Alzaga Unzué (G1-1000 metros) fue el que abrió el póker de cotejos de primer nivel, reuniendo en sus gateras a una multitud. Y una vez más Luthier Blues (Le Blues) se dio el gusto de imponer condiciones de la mano el Picante Brian Enrique, que lo condujo magistralmente.

Embed

El pupilo de Gonzalo Sarno vino expectante por mitad de cancha, mientras los que largaron por dentro salían marcando parciales violentos. Enseguida se puso cómodo y a partir del primer fustazo que le dio su jinete, alrededor de los 400, arrancó con fuerza y en los 250 dominó y fue estirando diferencias.

En la línea de sentencia, el representante de la caballeriza Kirby's, de Azul, superó por largo y medio a la yegua Queen Liz (Lizard Island), quien había sido la última que lo había vencido, en el Estrellas Sprint (G1-1000 metros) disputado allá por mitad de año. Completó el podio Senegalesca (Sebi Halo) a tres cuartos de cuerpo más. Todo en 54"58/100.

"Es un buen caballo. Ya lo había demostrado en Palermo y hoy la cancha estaba bárbara, le vino muy bien. Para mí no podía perder, largó muy bien de los 300 a la raya le junté las riendas y tuvo un cambio de ritmo que le permitió ganar tan bien", señaló Brian Enrique tras la competencia.

De esta manera, el caballo criado por el Haras El Paraíso, alcanzó la novena victoria de su campaña, la primera en San Isidro y la segunda de grado máximo. No ha perdido este semestre en el que ganó cinco al hilo y esta vez se coronó como el campeón sprinter de la temporada.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados