El ex campeón argentino y sudamericano de los pesados pidió defender su caso periodísticamente sobre el despojo de sus coronas, contando interesantes puntos de vista y entretelones desconocidos, y a la vez aclarar datos sobre el artículo de POPULAR

Matías Vidondo, el ahora ex campeón argentino y sudamericano de los pesados, acaba de ser despojado de sus títulos por la FAB, en primera instancia por no defenderlos durante 2 años –el reglamento exige que se lo haga al menos 1 vez por año-.

Pero fundamentalmente por inactividad, ya que otra regla –por encima de aquel detalle menor- considera como inactivos a aquellos púgiles que con más de 34 abriles encima pasen dos sin subirse al ring, y para renovar su licencia deben pedir permiso especial y efectuarse todos los estudios.

Este neuquino de 42 años, radicado en Rosario, donde posee un gimnasio exitoso, en los últimos tiempos se convirtió en un luchador solitario de las redes sociales -donde parece haber trasladado su ring-, enfrentado contra el sistema con criteriosa opinión sobre lo que considera injusto, en muchos casos con razón, aunque con posturas demasiado ambiciosas para un país como el nuestro, donde no sería lógico que el boxeo sea la única perla blanca.

Y aunque la FAB con él aplicó el reglamento de modo incuestionable concediéndole incluso una tolerancia privilegiada (1 año extra), él quedó molesto por las formas, por el trasfondo irreversible de su caso inédito, y por la desprotección que sintió sobre sus derechos y respeto a su trayectoria.

El detonante fue la columna publicada en este espacio “Una cuestión pesada”, a la que además de quererle rebatir conceptos, quiso aclararle un par de datos que –dice- son erróneos: a) su peso actual, que no son 150 kg, como se especuló –jamás fue una información, sino una estimación a la distancia-, y b) las cifras de las bolsas que le ofrecieron para pelear contra el campeón interino, Ariel Bracamonte –provinieron de fuentes confiables y neutras que hablaron con él-.

Y si bien el disparador central de su bronca fue la pelea del Patón Basile contra el boliviano Julio Cuellar por “su” título sudamericano, merece ser escuchado y tener el derecho a réplica que considere oportuno:

“Nunca le pedí al entrenador de Bracamonte 500 Lucas. Sí le dije que si con Domínguez (Marcelo) me habían pagado 170, creo que era lógico no menos de 300 para pelear dos títulos, aunque se podía hablar. Le dije claro, manden un desafío, se licita la pelea y se televisa. Como merece una pelea por 2 títulos”.

“La realidad es que nunca nadie quiso pelear conmigo, si no claramente se envía un desafío y la pelea se hace obligatoriamente”.

“Basile esperó a que me saquen el título para disputarlo. Bracamonte accedió a un título interino estando yo disponible. Me llamaron y dije que peleaba. Me preguntaron si estaba entrenando y dije que sí, que había parado una semana porque tenía una mano jodida. ¡Una semana! Eso le dije a Del Grecco, evidentemente éste es un ambiente no sólo de mentirosos sino también de cagones. Bracamonte parece buen pibe, pero el viejo sabe cómo terminaba esa pelea y no quiso exponer a su pupilo”.

“Nadie más que yo sabe lo que me duele esta situación, que me hayan retirado de esta manera. Que nadie me haya querido pelear. ¡Yo no puedo armar peleas! ¡No puedo desafiar! Pero por favor te pido, por el respeto que te tengo y sé me tenés, aclará el tema de la guita, inclusive hablé con Natalia Rivero y le dije que 200.000 $ me parecían lógicos para pelear. Lo del peso también le erraste” –NdeR: se está dirigiendo a este cronista-

“Estoy 15 kilos arriba de mi peso. En un mes los bajo”. –NdeR: dice que está en 137 kg. Le erramos por 13-

“Me sacaron todas las ganas de pelear estos malp... No merecía este destrato. Soy boxeador, siento este deporte en el alma. Fue muy injusto”.

“Nunca había pensado en retirarme, inclusive cuando me ofrecieron peleas de afuera las rechacé porque me llamaban 2 o 3 semanas antes de la pelea y las bolsas eran de no más de 15.000 dólares (lo que me ofrecían, y yo me he enterado que el dinero real que había era 30 o más)”.

“En mi gimnasio me va muy bien. MUY. Ninguna bolsa que me puedan ofrecer acá en Argentina se puede comparar a lo que estoy ganando, pero nunca esa fue una excusa. Pero si del Greco me ofrece menos de 100.000 $ por una pelea en Córdoba sin TV por dos títulos, claro que no voy a aceptar, siendo que se puede mejorar esa oferta televisando el evento”.

“Yo no tengo promotor, no tengo forma de armar una pelea, y las veces que pudimos armar algo con mi equipo mis rivales cobraron lo mismo que yo. ¿Te parece justo que un rival cobre lo mismo que yo? ¿Sabés las veces que la Federación nos rechazó rivales en otros momentos de mi carrera, porque no había equivalencias? ¿Y le aprueban Cuellar a Basile?

“En dos años sin desafiarme, ahora todos pelean. Entonces creo que el que menos culpa tiene sería yo. Esto se resolvía simplemente mandando un desafío, así la FAB obligaba a hacer una pelea conmigo. Era muy fácil”.

“Sobre el reglamento no puedo cuestionar nada porque es real, pero vos y yo sabemos que la Federación usa los reglamentos según sus necesidades. La FAB tiene poder para obligar a pelear a cualquier boxeador rankeado con el campeón vigente. A mí no me interesaba tener un título sin pelear y a la FAB nunca le interesó darle movimiento a esta categoría”. –NdeR: la FAB no puede obligar a nadie ni a pelear ni a hacer un desafío. Puede sí quitar títulos y chances ante incumplimientos-

“A principios de abril me pusieron como campeón en receso argumentando que no hay rivales para mí. A las dos semanas me sacan todo y Basile pelea por mi título. ¡Y me entero por una red social!”

“La FAB obliga a pelear a Amitrano y Ponce en menos de 90 días. La FAB tiene poder para obligar a pelear a los boxeadores”. –NdeR: es por un mal fallo, votado por todo el Consejo Directivo, que ordenó revancha directa. Situación diferente atinente a enmendar un error en el que se considera partícipe-.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados