Cómo fue para esta pareja de haberse contagiado de y luego tener a su primera hija en medio de la pandemia .

Para Valeria Nannini (28 años) y Nicolás Marcolini (29) la llegada de su hija Sofía, el pasado 6 de mayo, representó la alegría lógica de empezar a conformar una familia como tantas veces soñaron desde que se casaron hace un año y medio luego de ocho años de un noviazgo que arrancó en su Rosario natal.

Pero ese nacimiento mostró además el rostro humano y un mensaje esperanzador en medio de esta pandemia de estadísticas frías: durante el último mes de embarazo, ambos estuvieron contagiados, a los 30 días se recuperaron, y una semana después la beba nació en perfectas condiciones y hoy recibe el amor de sus padres en el hogar que comparten los tres.

Esta historia de vida con final feliz se nutrió de ciertos ingredientes, ya que los dos son médicos clínicos del Hospital Universitario Austral, ubicado en el partido bonaerense de Pilar, donde Nicolás se contagió de Covid-19 y se lo traspasó a su esposa, que ya se encontraba de exceptuada en la casa al estar embarazada de ocho meses.

"Estaba trabajando en internación general a fines de marzo y en ese momento no había casos de Covid hasta que tuve que atender a un paciente con otra patología, pero terminó siendo una infección por coronavirus y ahí me contagié", cuenta Nicolás, quien recuerda que empezó a no sentirle gusto a las cosas y con congestión nasal, lo que lo llevó a consultar y hacerse el hisopado, el que le dio positivo.

Nicolás agrega que "en ese momento de la pandemia mi esposa estaba en casa sin estar en contacto con nadie y yo iba y venía del hospital, por lo que está claro que la contagié". Cuenta que fue importante que los dos se hayan hisopado rápido y el mismo día y se aislaran en su casa de Pilar. También relata que en el momento del diagnóstico tuvo angustia, incertidumbre y hasta una sensación de enojo "porque le pasa a uno y yo contagié a ella". Pero admite que el alta y el nacimiento de Sofía "borró todo el resto".

"Tuve síntomas como los de Nicolás, pero sin otra complicación y el embarazo evolucionó sin ningún inconveniente hasta que el 28 de abril nos dieron el alta. Todo terminó bien y los tres estamos sanos", señala Valeria con una felicidad enorme y mientras cuida a Sofía, quien nació por parto normal y sin complicaciones en el mismo hospital donde sus padres trabajan.

Lejos de amilanarse, Nicolás ya retornó a su lugar de batalla tras la licencia por paternidad. Trabaja un promedio de ocho horas diarias en internación general, su especialidad, o 30 seguidas si está de guardia en el Hospital Solidario Covid-19 Austral que el presidente Alberto Fernández puso en marcha a comienzos de junio para pacientes infectados que no cuenten con cobertura médica.

No lo asusta atender a infectados con el mismo virus que él padeció: "Obviamente tomo todos los recaudos necesarios y supongo que tengo anticuerpos para evitar reinfecciones. Además, uno lo mira desde otra óptica y tiene más empatía con esos pacientes porque entiendo lo que están pasando y lo que pasa su familia, que sufre en forma conjunta".

Para esta pareja de médicos que se conoció estudiando en la facultad es muy importante el apoyo que reciben a la distancia de sus familiares rosarinos. "Los abuelos y tíos todavía no pudieron conocer a Sofía, salvo por video llamadas y fotos. También fueron fundamentales nuestros compañeros del hospital, que nos hacían las compras y nos sostenían", dice Valeria.

Si bien Nicolás aclara que no es epidemiólogo, tiene su opinión sobre cómo enfrentar al covid-19: "Desde el punto de vista médico y científico hay certeza clara de que el distanciamiento social es un método de prevención y la cuarentena es una ‘vacuna’ eficiente digamos, pero tiene que ajustarse adónde uno vive, según el pueblo que sea o el AMBA". Por último, deja un mensaje a través de su vivencia: "Si uno se contagiara, lo importante es apoyarse emocionalmente en los seres queridos, aunque sea a través de los medios virtuales se debe estar en contacto para sacar fuerza de esas personas que uno quiere".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados