Historias de mujeres apasionadas por la pelota. Las pioneras, las que se juntan a divertirse con amigas y/o amigos y las que lucharon por la liga profesional.

El fútbol femenino tuvo una explosión en los últimos años en nuestro país, y fundamentalmente en este 2019. Los cambios que afortunadamente se están dando en la sociedad, para lograr igualdad de oportunidades y reconocimiento entre mujeres y hombres, también convocaron al fútbol. Esa pasión de la que durante mucho tiempo se apropiaron los hombres está empezando a ser de todos y de todas. En los estadios cada vez hay más espectadoras, la AFA incentivó la profesionalización del femenino, cada vez hay más escuelitas con equipos de nenas y jovencitas, y además, en las canchitas de fútbol 5 no parece raro ver a mujeres jugando, entre ellas o mezcladas con ellos.

"¡Ya estamos entrenando! Se viene un nuevo torneo interno de fútbol femenino en Ferro en junio y para eso comenzaron las prácticas en Caballito. Sumate a los entrenamientos...", reza el aviso que se encuentra en la página oficial de la entidad de Caballito. Es sólo un ejemplo, ya que muchísimos clubes (cada vez más) organizan certámenes como ése. Cruzando la avenida Avellaneda, justo frente Oeste, están las canchas de Caballito Norte. Es habitual pasar por allí y ver los campeonatos femeninos los fines de semana, como también tres o cuatro mujeres pateando entre los varones durante los partidos nocturnos de lunes a viernes, cuando las canchitas son alquiladas por distintos grupos de amigos.

Aldana Alvear, que juega al fútbol en la zona Norte del Gran Buenos Aires, relató su experiencia: "Me crié jugando con mis primos y mis hermanos. Hace 9 años que juego a la pelota. Primero lo hice con mujeres y ahora, desde hace tres años, estoy en fútbol mixto. En el 2010 empecé a entrenarme con un equipo que se anotó en un campeonato de Pilar. Aprendí un montón. Por mi casa en esa época no había escuelitas, pero en ese grupo teníamos un entrenador que nos hacía trabajar bien. Era un equipo con nenas desde los 13 años, chicas de 20 y mujeres de hasta 35 o 40 años. Ahora está más organizado. Cuando ese equipo se disolvió, comencé a jugar en Defensores del Chaco, de Moreno. Tenía equipos en la Liga de la AFA y en la Liga de Moreno. Por trabajo tuve que dejar, pero desde hace algunos años nos juntamos con mis amigas y amigos, y alquilamos la cancha. Al principio era difícil porque los hombres son más rápidos y fuertes. Primero tuvimos algunos roces porque casi que jugaban entre ellos y nosotras quedábamos paradas como conos. Con el paso del tiempo, ellos se acoplaron a nuestra forma de juego y nosotras empezamos a jugar mucho mejor. La verdad es que nos divertimos mucho. La idea no es competir, sino sacarse las ganas de jugar".

"Al principio era difícil porque los hombres son más rápidos y fuertes"

ADEMÁS:

La Legislatura porteña aprobó la reglamentación de las apuestas online

La joven futbolista, quien además es periodista deportiva, agregó: "Hubo un cambio muy grande. Eramos pocas y nos divertíamos. Ahora es mucho más competitivo y se nota mucho la diferencia de las que empezaron de chiquitas y las que arrancamos más de grandes. Yo antes la pasaba bien también, pero ahora es mucho mejor. El crecimiento es notorio. Hay muchas más y está mejor organizado. Las condiciones están empezando a ser iguales para los hombres y las mujeres. Nunca sentí discriminación por jugar al fútbol, pero antes cuando yo decía ‘juego al fútbol’, me miraban como un bicho raro o pensaban que era malísima aunque no me habían visto jugar. Hoy, cuando comento que juego al fútbol, suena más natural".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados