Segun un estudio, se detecto que los pacientes que vivian con sus perros o gatos tenian en promedio un 36% menos de sentimiento de soledad que aquellos que no poseian un animal de compañia. Esto es fundamental en aquellos adultos mayores que pueden padecer estos sentimientos y en quienes la compañia de una mascota puede disminuirlos en forma drastica.

A lo largo de los años el concepto de vejez fue cambiando como consecuencia del incremento de la esperanza de vida y por considerarse un momento en el que las personas pueden concretar aquellos deseos que, debido a sus responsabilidades, no tuvieron la oportunidad de cumplir durante su edad adulta. A pesar de que en la actualidad esta etapa está cada vez más asociada al disfrute, en algunos casos trae aparejados sentimientos de soledad, improductividad y aburrimiento que pueden ser disminuidos con el acompañamiento de una mascota.

Según un estudio elaborado por el departamento de psiquiatría de la Universidad de Rochester Medical Center (2014), mediante el cual se buscó describir la asociación entre la tenencia de una mascota y el sentimiento de soledad que aparece en los adultos mayores, se detectó que los pacientes que vivían con sus perros o gatos tenían en promedio un 36% menos de esta sensación que aquellos que no poseían un animal de compañía. En consecuencia, los especialistas concluyeron que, además de estos beneficios, también existe una disminución de las secuelas que estos sentimientos traen aparejados, como los problemas cardiovasculares y la depresión.

"Las personas que buscan adoptar una mascota en este periodo de la vida son en su mayoría jubilados cuyos hijos partieron de su hogar. En estos casos, les recomendamos sumar a su familia un animal adulto, ya que su carácter y comportamiento está desarrollado, lo que evitará un esfuerzo extra para su crianza y educación", recomendó Tamara Cursach, Responsable de Divulgación Científica de una empresa de alimentos balanceados para mascotas.

Pero la presencia de perros y gatos no favorece únicamente a los adultos mayores que viven solos, sino que también a aquellos que se encuentran en residencias geriátricas. Según la investigadora de la Facultad de Educación de la Technische Universitat de Dresde de Alemania, Sandra Wesenberg, los abuelos que recibieron seis meses de sesiones de terapia con especialistas y perros tuvieron períodos más largos de atención y conversación con personas de su entorno que aquellos que únicamente fueron tratados por un terapeuta.

Sin embargo, a pesar de que la presencia de las mascotas genera un impacto positivo en la vida de las personas mayores de ambos sexos, el sentimiento de apego que las mujeres tienen con sus perros o gatos es mayor que el de los hombres. Según los investigadores del Hospital General de Massachusetts (MGH), donde analizaron las diferencias en las estructuras cerebrales que se activan cuando las mujeres ven imágenes de sus hijos y de sus propios perros, el sentimiento que se presenta en una mujer al pensar en un hijo, así como la actividad cerebral, es similar a la que se registra cuando piensan en sus compañeros con cuatro patas.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados