El músico dijo que ningún otro trabajo estuvo marcado por el contexto. "Si no conectas con lo profundo en serio, estos tiempos te llevan puesto", indicó

El nuevo disco de Omar Giammarco, Ensimismado, es el más íntimo de su obra. Y también el de mayor conexión con el exacto momento en que lo hizo. Puede ser una paradoja, pero nunca una contradicción. “Estos momentos te llevan puesto sino te conectás con las cosas más profundas en serio”, explica el autor, quien esta vez dejó al costado la cuerda del sarcasmo que tan bien cultiva en sus canciones para mirarse hacia adentro. Claro que a esos pasajes que son amparo contra la realidad (en algún caso cantados únicamente con el acompañamiento del piano) les opuso temas eléctricos (otra veta no habitual en su música), más urgentes, entre ellos (y aquí marcha una segunda paradoja), la única versión de la placa, Música de Fondo para Cualquier Fiesta Animada, que Charly García escribió para los años setenta... y el 2019 también.

La placa, que será presentada el jueves a las 21 en La Tangente (Honduras 5317) tiene otros elementos infrecuentes: Giammarco trabaja por primera vez con un productor artístico y el registro se hizo no sólo en Buenos Aires, sino también en las otras dos geografías a las que más nítidamente se puede asociar su música, Uruguay y el sur de Brasil. "La idea fue que no sólo el sonido aludiera a Buenos Aires, Montevideo y Porto Alegre, sino que, después de tocar bastante en esos lugares, tomamos la decisión de grabar ahí e ir a fondo con los colores de los temas que se le asocian. Por ejemplo, grabamos en el sur de Brasil Operarios del Señor con músicos de samba. O hicimos el candombe Nada se Queda en el Mismo Lugar en Montevideo con Nicolás Ibarburu en guitarra y Martín Ibarburu en batería. En este sentido creo que es un disco extremo", indica el músico que también recibió en la grabación al Almendra Rodolfo García en Música de Fondo, al Falta y Resto Raúl Castro para la murga argentina Por estos Barrios y a los invitados del jueves: el pianista Daniel Godfrid, Cucuza Castielo y el ilustrador Max Aguirre, quien hizo la gráfica del disco y también canta, mostrando una faceta poco conocida hasta ahora. "Después de la primera vez que hablé con Max vi lo parecido que éramos y me dije que iba a hacer canciones con él. Y yo no sabía que él hacía canciones y cantaba... Va a sacar un disco en un mes. Compusimos juntos Si Alguna Vez la Ves y se sorprendió cuando lo invité a cantarla".

Es un disco con instrumentaciones muy diversas. ¿Por qué?

-Tiene la característica de que no produzco yo sino Pelu Romero. Hay una banda de rock, momentos de cuerdas, sección de vientos en otro lado... la mitad del disco es con piano. Trabajar con Pelu me permitió concentrarme más en cantar y está bien porque había canciones sólo con guitarra y piano y no era fácil cantar ahí. El fue muy inteligente al enfocarse en lo que había que mejorar y en lograr que yo cantara relajado. Entendimos el lugar de cada uno y no hubo una sola discusi•n en todo el proceso. Había varias canciones que iban para cuerdas y piano, pero también había varias para meterles electricidad. La decisión fue mezclar todo.

¿De qué modo está presente la época en la placa?

-El disco se llama Ensimismado porque hay canciones que son como para adentro, pero tiene más que ver con el momento en que fue grabado que cualquier otro que haya hecho. Por lo siguiente: la resistencia tiene que ver con cuidarse; momentos así te terminan llevando puesto. Me pasó de hablarlo con amigos: es necesario estar conectado con cosas profundas en serio. Bueno, y después las canciones más eléctricas no son de coyuntura pero sí una postura frente a la realidad. Pero incluso alguna de las que no son íntimas, como Palo Chino, que dice que todo nace viejo, me parecen de lo más hondo que escribí.

ADEMÁS:

Eva de Dominici espera un hijo con el hermano de Penélope Cruz

¿Por qué Rial detesta a APTRA y a los premios Martín Fierro?

¿No te protegiste tras la coraza de la ironía?

-Totalmente, no hay una canción humorística. La única que tiene un poco, un matiz es Operario del Señor, que hicimos con Arthur de Faria. Pero no hay un tema de humor, algo que en todos los anteriores había. Se corrió la ironía y salimos a resistir. Mirá, tenía 38 canciones. Y alguna de humor había. Pero no entraban. Además, a mí el artista Peter Pan no me va, ese músico que habla como si tuviera 25 y el público crece y él no. Yo quiero contar cosas de un tipo de 50, como pedirle a mi hija que me abrace para olvidarme de mí mismo o hablar el deseo de sentir como la primera vez.

¿Creés que es tu mejor disco?

-Me enamoro siempre de los discos y de éste también. Me influye que algunos me digan que es el mejor, pero yo no tengo la distancia para decir que sí o que no. Sí, me parece que algunas de las canciones están entre las mejores que hice. No sé si es el mejor, pero sí que es el más maduro.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados