El músico recuerda sus comienzos con el grupo sombras y repasa su recorrido. De trabajar en la curtiembre a convertirse en referente tropical. "Hoy es más fácil llegar a la gente", asegura.

Estoy feliz por partida doble. Primero, porque este 2020 estoy cumpliendo mis primeros 40 años con la música, y segundo porque además este año festejo 25 años como solista", comenta de movida El Maestro Antonio Ríos, quien después de iniciarse como la voz de dos grupos de cumbia, Sombras y Malagata, finalmente alcanzó el éxito como intérprete del hit musical Nunca me Faltes.

-¿Cuándo grabaste tu primer disco?

-Comencé como cantante de Sombras en el año ‘80 y recién siete años después grabamos mi primer disco. Pero fue un disco que no tuvo mucho éxito. El gran éxito de Sombras fue a partir de la incorporación de Daniel Agostini, que metió un golazo con La Ventanita del Amor. Después estuve en Malagata, desde el ‘90 hasta el ‘95. Ahí fue cuando me abrí de Malagata y empecé mi carrera como solista, la cual ahora está celebrando mis bodas de plata.

-Cuando comenzaste a cantar, ¿imaginaste que llegarías a ser El Maestro Antonio Ríos?

-No, jamás. No pensaba nada de eso. Nunca imaginé que llegaría a cumplir 40 años ininterrumpidos con la música. Hubo muchos artistas de mi época, que tuvieron mucha fama y después no hicieron más nada. Hoy son amigos míos, como Pomada, Los Pasteles Verdes, Los Angeles Negros y Los Iracundos. Ahora hay 4 o 5 grupos que los imitan a ellos, pero son imitaciones, nada más. En la movida tropical hay muchos que arrancaron después que yo y se terminaron pronto, grupos como Commanche y Volcán.

-¿De qué vivías cuando comenzaste a cantar, qué trabajos hiciste anteriormente?

-Fui curtiembrero, como muchos integrantes de mi familia. Trabajé en una curtiembre hasta los 33 años. Hasta que me hice famoso. También fui verdulero. En la curtiembre ganaba muy bien. Hoy en día sigue habiendo muchas curtiembres. Mi hermano trabaja en una. También trabajé en una panaderia. Repartía el pan. Me levantaba a las 4 de la mañana. Había dejado la música desde los 21 hasta los 26 años y volví a remontar con un grupo de rock, llamado Base Fundamental. A mí me invitaron para cantar. A mi señora no le gustaba que siguiera cantando. Ese fue el motivo de mi separación. Hasta que grabé a los 33 años con el grupo Sombras el tema Malagata y debido al éxito que tuvo ese hit le pusimos ese nombre al otro grupo. Cuando me fui de Sombras entró Jorge Avila, quien no tuvo mucha repercusión. Después que se va Avila, entra Daniel Agostini en el 96 y graba La Ventanita, un golazo de media cancha.

-¿Cómo definirías a tu música?

-Mi música es tropical y norteña. Muy romántica. Le cantamos al amor. Hablamos del amor y del desengaño.

-¿Quiénes son tus ídolos musicales o qué tipo de música te gusta escuchar cuando estás tranquilo a solas en tu casa?

-Mi ídolo siempre fue Sandro, un artista incomparable. También me gustan mucho cantantes como Palito Ortega, Leo Dan y Leonardo Favio. Además, me encantan los mariachis.

-En el momento que grabaste Nunca me Faltes, ¿te diste cuenta enseguida que tenías oro en polvo en tu garganta?

-No, sinceramente no. A nadie le gustaba esa canción. Es más, el productor me dijo que era imposible que fuese un éxito. (Sonriéndose) Jajaja, se equivocó y yo también.

-¿Es más fácil hoy vivir de la música que cuando vos arrancaste?

-Hoy es más fácil. Hay muchas más maneras para llegar a la gente. Ahora, los chicos graban en una computadora y ya hacen un éxito.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados