Ana Rosenfeld confirmó que se llevó a cabo el acercamiento, pero no explicó cuál fue el arreglo al que llegaron para no terminar en Tribunales. Burlando salió al cruce afirmando que Luciana tiene un bozal legal.

La abogada de Luciana Salazar, Ana Rosenfeld, reconoció ayer que su defendida y su ex pareja, Martín Redrado mantuvieron una reunión secreta frente a la tensión del último tiempo que casi deriva en un escándalo cuando la infartante rubia amenazó con llevar a su ex a tribunales.

Lo insólito fue que Rosenfeld se enteró en el programa Pamela a la tarde (América) que el abogado de Redrado, Fernando Burlando, afirmó que Luciana Salazar tiene un bozal legal.

Para ordenar la situación embarazosa, en el relato de Rosenfeld sobre la existencia de la reunión secreta, Burlando que estaba viendo la televisión entendió que podía trascender algunos de los términos de la misma y le envió un mensaje de texto a Carlos Monti con la aseveración que “sobre Luciana Salazar pesa un bozal legal”, hecho que negó de manera terminante Rosenfeld: “A mí no me llegó ninguna notificación”.

En verdad, nunca se supieron los motivos pero todo indica que ambos conservan una relación contractual desde la gestación de Matilda, hija que decidió Luciana tener sola. Rosenfeld mantuvo la reserva sobre la reunión en cuestión y resultaron muy intensas sus declaraciones: “Yo lo único que puedo asegurar que Redrado acompañó y ayudó económicamente a Luciana para convertirse en madre a través del sistema de vientre subrrogado. Es cierto que es una decisión de Redrado de separarse por no compartir la decisión con Luciana, pero en el nuevo código civil se puede apelar jurídicamente a la figura de ‘padre afín’ así es como se protege a la mujer que se separa sin estar casada (la concubina). No es el caso que Luciana lo vaya apelar”.

A su vez, Rosenfeld reconoció que durante el último enfrentamiento que se hizo público por las redes sociales por las olas de catarsis que padece a veces Luciana Salazar, “yo me reuní con Redrado a pedido de él”. Claramente, la intención fue aquietar las aguas.

Rosenfeld desconoció la existencia y los términos del pacto que existiría entre Luciana Salazar y Martín Redrado. Según información de Carlos Monti es que “Redrado tiene que respetar lo convenido, como sustento mensual para con Matilda incluso ese mantenimiento debería seguir en caso de muerte”. La abogada contestó que “hablas de cosas que no sé si conoces, si sabes y ni sé de dónde las sacás”.

Mientras Monti quería ser incisivo y que fuera más específica, Rosenfeld escapó por la tangente: “Yo creo que la pareja fracasó porque, sobre todo, el entorno de Martín no permitió a que esa relación creciera”.

En el piso estaba presente -en rol de panelista- quien tuvo un affaire con Redrado en una interrupción con Luciana, Amalia Granata, quien dijo: “La verdad es que yo nunca entendí esa relación. Yo lo único que puedo decir que Redrado se quiere mucho él, primero está él y después sigue él”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados