El candidato por "unidos para volver a ganar" culpó a Ameal por no haber llegado a la unidad y reitero que le ofreció ser manager a Riquelme, pero que el diez le pidio algo "inaceptable"

A pocas horas de las elecciones, los días transcurren agitados en Boca. El fuego cruzado entre las tres listas no para, al tiempo que aparecen nombres de posibles técnicos, mánagers y refuerzos. Y en esa lucha por ocupar el sillón presidencial hay una fuerza que vino creciendo desde la oposición, "Unidos para Volver a Ganar", la que tiene a José Beraldi como cabeza principal, quien será acompañado en la fórmula por Royco Ferrari como vice y por Gabriel Batistuta como encargado de todo el fútbol.

"Tenemos mucho más apoyo, estoy muy contento. Estamos caminando por todo el país con Royco y hasta me asombré como lo quieren y lo respetan. La gente también entendió conmigo que Ameal siempre se ocupó de decir que yo era oficialista. Y le demostré en ocho años que no era oficialista. Voté lo que tenía que votar a favor porque yo voto por Boca, no soy opositor por ser opositor. Y voté en contra de lo que tenía que votar. A mí me interesa Boca, no me interesa otra cosa. Por eso quiero decirle al socio que venga a votar por Boca. Y que tenga memoria. Que piense que es una vez cada cuatro años. Boca no es un ídolo, ni el mejor candidato. No hay que equivocarse", arrancó Beraldi, entusiasmado con este momento que le toca vivir en el club.

- ¿Por qué no se pudo dar una alianza con Ameal?

- Conociéndolo a Ameal era imposible. En las bases los chicos trabajaron porque primero está Boca. Yo pensaba que si nos podíamos poner de acuerdo en la oposición para pelearle al oficialismo, no había ningún tipo de problemas, siempre estuve dispuesto. Hasta el día de hoy no sé cuál es el problema que él tiene conmigo, yo no tengo problema con él, pero no importa. El tendrá sus motivos, aunque a mi entender no los tiene. Lo respeté en el 2011 y él no me respetó en el 2015. Ahí quedó la situación, ahí quedó el tema. Nunca iba a estar en duda mi candidatura. Yo iba a ser candidato a presidente sí o sí.

- ¿Pero llegaron a tener algunas charlas para acercarse?

- No, no. Desde el 2011 al 2015, nunca más volví a hablar con él y vivimos en el mismo country. Por eso te digo, son dos listas políticas y está la nuestra que es la que el socio quiere. El socio quiere política de Boca, no de otra cosa, y ese es el camino que elegimos y vamos a ir hasta el final. Tenemos proyectos, tenemos la capacidad de gestión de lo deportivo y lo social, que el oficialismo no tuvo.

- En la charla que tuviste con Riquelme dijiste que te pidió algo inaceptable, ¿te defraudó?

- Yo respeto a la gente, cada uno tiene sus posiciones tomadas. Cada uno tiene derecho a aceptar y no aceptar. Hay cosas que son aceptables y otras que son inaceptables. Una cosa es ser mánager y otra es ser directivo. Esto es muy clarito, el mánager se paga, y el directivo no se paga. El planteo de Riquelme para mí fue inaceptable. Le ofrecí ser mánager. Todos los mánager del país cobran, pero no nos pusimos de acuerdo.

- ¿Te sorprendió que después vaya de vicepresidente segundo en la lista de Ameal?

- El va como vocal titular. El vice segundo es un vocal titular que después el presidente lo designa. Lo podés cambiar todos los años si querés. Siempre digo que no voy a jugar un partido de fútbol contra Román. En la cancha me gana, pero no me va a ganar conduciendo un club. El no es el candidato, el candidato es Ameal. Y creo que no eligió bien. Es uno de los máximos ídolos de Boca y lo respeto, pero nosotros morimos con nuestras convicciones. Con Royco empezamos con esta fórmula y seguimos con esta fórmula. Los demás, que hagan los que quieran.

La Bombonera con Proyecto Esloveno

La Bombonera es un tema que no se negocia, como lo afirman las otras listas, pero en el caso de Beraldi va por un camino distinto, el Proyecto Esloveno. “Es el único viable, el único real. Lo demás es todo fantasía. Imaginate si vas a presentar La Bombonera 360 o un estadio para 100.000 personas cuando sabés que tenés que comprar, por todo lo que hagas, las dos medias manzanas. No se pudo comprar no sé hace cuántos años y ¿la vas a querer comprar en los próximos diez días?. Esto es lo único viable, porque se compran las 19 casas frentistas, que ya están comprometidas. Ahí es donde se cierra el anillo, se utiliza el espacio aéreo. Esto fue un trabajo impresionante del ingeniero Carlos Vallet. Llevaría de doce a quince meses de obra y durante tres meses se perdería la localía. La capacidad sería de 70.000 personas y la estructura nueva no afectará a la estructura vieja, es totalmente independiente, para pensar en el techo que mostramos en el video. Abajo, la calle Iberlucea queda como está, sin cortar”, comentó, con lujo de detalles.

"El oficialismo me llamó pero era algo imposible"

En medio de tantos rumores, acusaciones y desmentidas, José Beraldi reconoció que fue tentado para ser candidato a presidente por el oficialismo, pero no aceptó. "Que te ofrezcan es una cosa, que lo acepte es otra. Me ofrecieron, pero yo dije desde un principio que no iba con el oficialismo. Hace ocho años que lo vengo diciendo. Ellos sabían bien que era imposible, porque yo no puedo borrar con el codo lo que escribo con la mano. Yo nací en La Boca, en un conventillo, viví en muchas casas de la zona. El apellido nuestro es sagrado. A mí nadie me puede tildar de nada. Nuestra lista es la más bostera y apolítica. Hay gente muy profesional. Hay dos mujeres en la lista de Comisión Directiva, hay muchos vitalicios, hay gente del Interior. El que va a manejar la economía, el tesorero, va a ser Marcelo Blanco, que es un ex presidente de bancos extranjeros. Estamos hablando de algo en serio. Y después los muchachos de siempre. Estamos todos los que pensamos en Boca y queremos a Boca. Cuántas veces dijeron que yo soy oficialista, que yo esto, que yo lo otro, pero les demostré en 2011 que no soy oficialista, y que en 2015 no fui oficialista. A mí cuando Macri no me cumplió la palabra en 2011 se terminó. A esta altura de mi vida no tengo que dar explicaciones a nadie".

- ¿Qué análisis hacés de estos ocho años de la gestión de Daniel Angelici?

- Creo que desde el punto de vista económico y financiero el club está ordenado, dentro de lo que uno puede saber, pero lamentablemente en la vida social y deportiva dejó mucho que desear. Han cometido muchos errores, más que nada por no saber cómo se juega a esto, porque el tema del fútbol no es fácil, y si encima uno no se deja aconsejar, peor. Cuando uno no tiene las facultades para opinar de algo tan importante, debe rodearse de gente capaz. Son ciclos y yo creo que este es un ciclo terminado.

Russo, Scolari o Palermo para un equipo lleno de estrellas

Cuando habla de fútbol a Beraldi se le iluminan los ojos. Quiere a un Boca distinto, ganador, como en las viejas épocas. "Hablo de un macroproyecto, con Gabriel Batistuta, a quien ya sumamos a la cabeza de todo, con el Ruso Ribolzi, con Giunta, con Márcico. Acá no hay intereses personales, egos, ni nada de esa naturaleza, porque yo tampoco lo voy a permitir. Hay que seguir desde arriba hacia abajo una línea de lo que se habla, una línea de gestión", explicó.

- ¿Qué técnico te gusta para el nuevo proceso?

- Cada uno respeta la forma de jugar de un técnico, de cómo plantea los partidos, pero la actual no es la que yo pretendo para Boca. Por eso ya estoy hablando con Miguel Russo, con el cual tengo una gran relación y nos dio la última Copa Libertadores. También tengo la posibilidad de (Felipe) Scolari, con quien espero tener una charla. Y está también (Martín) Palermo, que está a la expectativa de ver cómo viene su situación. De ahí no sale.

- ¿Con jugadores también hablaste?

- Sabemos que un Nueve tenemos que traer, pero quedará en el técnico cuando nos juntemos en una mesa, cuáles serán los refuerzos. Cuando yo hablé de nombres, dije que si yo era presidente de Boca en el mercado para esta Copa Libertadores, Dani Alves venía a Boca. Si lo pagó San Pablo, ¿cómo no lo vamos a poder pagar nosotros?. A Paolo Guerrero hace dos años que lo vengo pidiendo. Lo mismo con Felipe Melo, con este chico (Santiago) Ascacíbar, que está en la segunda de Alemania. También hay interés por (Edinson) Cavani, que tiene ganas de venirse para acá. Cuando yo lo nombré no es porque lo soñé. Lo que no se intenta, no se logra.

- Hay dos casos especiales, De Rossi y Tevez, ¿continuarían con vos?

- De Rossi tiene contrato hasta junio del año que viene. Creo que necesita una pretemporada a full. Y que por lo menos que estos seis meses pueda demostrar su jerarquía. En cuanto a Tevez, después del domingo me sentaré con él y me fijaré qué es lo que pasa. Yo siempre quiero que los ídolos se retiren en Boca, pero las condiciones las pone Boca. Si no es así, no es lógico.

ADEMÁS:

"La gente quiere que Román vuelva al patio de su casa"

Banfield firmó un acuerdo con las Abuelas de Plaza de Mayo

El fallido de Gribaudo: "Por qué quiero ser hincha de... Presidente de Boca"

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados