La gravísima crisis sanitaria desatada por el coronavirus a nivel global también le abrió las puertas a pensamientos muy sensibles a los lugares comunes que repiten que de aquí en adelante "nada será igual", mientras por otro lado se interpreta que esta resignación solo conduce a la derrota

Se impuso como un lugar común lo que planteó Leo Messi en los últimos días a raíz del Covid-19. Dijo el astro del Barcelona desde España: “El fútbol como la vida no volverá a ser igual”.

La frase de autor anónimo circula, sin pausas, como una verdad revelada. La irrupción fulminante del coronavirus la instaló con la prepotencia de lo inexorable. Y se repite hasta para no desentonar. Se repite con un aire de resignación que no admitiría ninguna duda.

¿Qué refleja que “el fútbol como la vida no volverá a ser igual”? ¿Va a ser peor? ¿Va a ser mejor? La naturaleza de la observación indica que todo aquello que nos daba cierta alegría, regocijo o placer mínimo y existencial, deberíamos conservarlo en la memoria como un auténtico tesoro porque esos episodios gratos de la vida van a estar clausurados no se sabe hasta cuando.

En definitiva, una malaria fenomenal e inesperada que se sumaría a tantas otras malarias que las sociedades contemporáneas vienen padeciendo con entereza y estoicismo no exento de ingenuidad y desconocimiento.

ADEMÁS:

AFA volvió a mostrar cautela en el escenario regional

Precisamente, ese contenido de resignación implacable es el que despertó un alarido vehemente de la actriz argentina Pilar Gamboa, en una entrevista que hace pocos días brindó al diario Página/ 12. Comentaba la mujer de las cuatro décadas: “La nueva normalidad me parece la pesadilla de lo que más me gusta de lo humano: el recital, la marcha, el pogo, el teatro, los cumpleaños, la fiesta. Justo lo que me hace feliz es la gente. El contacto físico. Cuando hablan de nueva normalidad, ¿cuál es? ¿Mi hijo va a tener escuela por Zoom? ¿No se va a poder abrazar con sus amiguitos? Dicen que el mundo no va a ser lo que era. ¿Justo lo mejor del mundo no va a ser lo que era? ¡Cambien la bosta! Quiero que salga la vacuna. ¿Ya no vamos a poder ser lo que éramos en lo afectivo? No se va a poder sostener esto. La gente no va a poder vivir sin verse.”

Y se pregunta Gamboa con un registro de rechazo comprensible: “¿Por qué se acepta tan rápido la nueva normalidad? Además no tengo una visión luminosa de que el capitalismo vaya a aprender. Es extraño sociológicamente: un virus de la clase alta que penetra primero en la clase baja. No va a haber manera de que el capitalismo aprenda mientras el monstruo este vivo y funcionando. El capitalismo aprenderá cuando muera”.

La reflexión crítica de la actriz trasciende por supuesto su propio espacio. Abarca todos los espacios. Los de su mundo interior y exterior y los espacios de la vida cotidiana que abrazan a todas las actividades. El fútbol, entre ellas.

Messi, por su parte, afirmó lo que suele escucharse en cualquier reunión virtual. “Nada va a ser igual”, es una especie de consigna universal por estos días muy extendida y a la vez muy precaria. ¿Pero que va a quedar en pie? ¿Lo que Pilar Gamboa, sin sutilezas, define como “la bosta?” ¿Eso no cambiará? ¿No tiene que cambiar?¿Eso va a mantenerse sin que ningún viento más fuerte o más débil modifique su estructura?

Acariciar una y otra vez la resignación sosteniendo que “nada (de lo agradable y placentero) volverá a ser igual”, tiene el perfume de una derrota anticipada. Naturalizar esa derrota es arrancar un partido perdiendo 4-0. Una desventaja por cierto ilevantable.

No estimula a nadie saber que empieza perdiendo. La verdad que se construye todos los días refleja sin apelar al falso paradigma de las historias con finales siempre felices, que nadie gana ni pierde en la víspera. Quizás por eso Messi también sigue soñando con levantar una Copa del Mundo con la Selección.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados