Sergio Barrera Ruiz, secretario adjunto de la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA) en Jujuy, asegura que la situación sanitaria está colapsada en la provincia y que aún no se llegó "al techo de nada".

La situación sanitaria en la provincia de Jujuy llegó a un punto crítico y los profesionales de la salud se enfrenta a la disyuntiva de tener que elegir a qué paciente darle un respirador, en medio del incremento de casos de coronavirus.

Durante los primeros meses de la cuarentena decretada por el gobierno nacional, la pandemia no había impactado a Jujuy. Esa realidad ajena al resto del país motivó a que el gobernador Gerardo Morales impulsara anticipadamente un esquema de reaperturas e incluso se considerara la posibilidad de trasladar allí algunas actividades no esenciales como el fútbol.

Pero la situación cambió por completo en las últimas semanas y las cifras hablan por sí solas: 8860 casos y 254 muertes por coronavirus. Ante esta ola de contagios, el sistema sanitario se colapsó y los médicos atraviesan una situación muy delicada.

Pese a que la cantidad de camas ocupadas en terapia intensiva no pareciera ser un problema, los profesionales no dan abasto para entender a todos los casos porque muchos de ellos se encuentran infectados.

Para denunciar esta situación crítica, Sergio Barrera Ruiz, secretario adjunto de la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA) en Jujuy, hizo un descargo en su cuenta de Facebook y luego dialogó con Canal Doce de Córdoba.

Llegamos al punto en que no queríamos estar que es el punto de comenzar a aplicar los códigos de bioética para decidir cuál paciente tiene más chance y por lo tanto darle un respirador y cuál no tiene chance de sobrevida por su condición crítica y no ir a un respirador”, afirmó.

Más allá de la falta de respiradores, Barrera Ruiz remarca que el gran problema es la ausencia de personal para afrontar los casos: “Yo por ejemplo cumplo mi noveno día de enfermedad. De 1.300 colegas quedamos 800 en pie. En los intensivistas hay también una alta tasa de contagios. En el sistema público por ejemplo, sólo hay en este momento 40 intensivistas trabajando para toda una provincia”.

Y agregó: “La situación ya no está al borde del colapso sino que ha colapsado. No sólo en cama de terapia sino en cama de cuidados intermedios. En algunas localidades ya no hay lugar para nadie más. (…)Todos los colegas estamos implorando y rogando por una cama para un paciente nuestro”.

Pensando en el corto y largo plazo, Barrera no imagina un panorama alentador y considera que solo resta esperar que la situación se agrave en la provincia del norte argentino.

“San Salvador de Jujuy es una ciudad que sólo tiene 100 camas de terapia intensiva y estamos en plena curva de ascenso de contagios. Cada día tenemos un nuevo récord de contagios. No hemos llegado al techo de nada. Cada vez serán más los pacientes que requieran una unidad de cuidados críticos. No estamos al borde del abismo, caímos al abismo. Y no tenemos con qué defendernos ya”, cerró.

ADEMÁS:

Cafiero: Si hay abusos "estaremos del lado de las víctimas"

Alberto Fernández: "Inventaron el enamoramiento del Gobierno con la pandemia"

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados