Hilda Horovitz aseguró que “Miriam Quiroga tiene las pruebas”, en referencia a quien fuera secretaria privada del ex presidente Néstor Kirchner. Tildó al chofer de infiel y de violento.

H ilda Horovitz, la ex mujer de Oscar Centeno, contó que su ex marido “guardaba en la caja fuerte las migajas que le daba Roberto Baratta”, ex funcionario del Ministerio de Planificación de la Nación, al que acusó de tener varios testaferros y una flota de remises bajo esa modalidad, mientras aseguró que “Miriam Quiroga tiene las pruebas”, en referencia a quien fuera secretaria privada del ex presidente Néstor Kirchner.

Al referirse al ex chofer de la cartera de Planificación definió: “No es boludo, no come vidrio y piensa cada paso que da. Si él hubiese querido mostrar estos cuadernos, lo hubiera hecho antes. Lo hizo porque se sintió apretado por mí”.

“Sospeché que Centeno se quedaba con dinero porque un simple chofer no puede hacer todo lo que hizo. Pasar de remisero a todo lo que hizo, tener una agencia propia. Me decía que le tiraba migajas Roberto Baratta. Él las guardaba en la caja fuerte, pero yo nunca lo vi”, acusó Horovitz al autor de los cuadernos que dio origen a la causa que investiga coimas en la obra pública durante el desarrollo del gobierno anterior. En declaraciones al programa Mauro Viale La Pura Verdad, que se emite por Canal América, se refirió a las acciones de su ex esposo y señaló: “Empezó como chofer y después arrancó a comprar autos, no sé cómo hizo. Después hizo que yo sea dueña de la remisería, que me fui dando cuenta más tarde. Yo no recibía plata”.

La mujer, que dijo trabajar en el Ministerio de Energía durante la gestión de Juan José Aranguren hasta que la despidieron por hacer las denuncias y que anteriormente estuvo empleada en el Yacimiento de Río Turbio, reconoció que “tenía una cuenta en el Banco Credicoop donde yo sacaba plata y se la daba a Centeno, que después les pagaba a sus choferes”.

“Yo no las tengo las pruebas, sino Miriam Quiroga. Tiene los recibos de todos los choferes, que Centeno les hacía firmar con su puño y letra”, disparó Horovitz.

Por otra parte, negó haber sido testigo de la maniobra de los cuadernos. “Delante mío nunca escribió nada y no lo vi quemar los cuadernos. Pero se qué escribía porque es detallista y lo hacía con nafta, kilometraje, helados, con todo. Y si dice lo que dice, debe ser así”, afirmó. En tal sentido, consideró que fue a declarar ante el juez Claudio Bonadio para no quedar involucrada: Asimismo, la mujer aclaró cuál fue su motivación para destapar el accionar de su ex marido: “No es por despecho, si no por la bronca acumulada de los malos tratos. Si me hubiera tratado bien no lo hubiera mandado al frente”. Al respecto, lo acusó de golpeador e infiel. “Me engañaba con la secretaria de Baratta. Me pegaba, me insultaba, me revoleó un celular, un cepillo de lustra zapatos. Su familia también lo sabía”, reveló.

Al ser consultada por las implicancias, que llegan hasta la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Horovitz aseveró: “Si lo escribió Centeno, es porque debe ser. En un lugar decía que cuando era más cantidad de plata lo llevaba a Olivos, a lo de Cristina o a otro lado. No es de mentir, salvo en lo personal. Los que aparecen, tendrían que dar explicaciones”.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados