Celeste Rixner, fundadora de "Callejeritos de Flores", habló con POPULAR sobre su labor y las necesidades para disminuir la sobrepoblación de animales.

Uno de los grandes problemas de la Argentina es la sobrepoblación animal. Según datos comunicados por el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires, los perros y gatos callejeros superan la cifra de 6 millones y las medidas tomadas por el gobierno no son suficientes. Frente a esto, la sociedad decidió accionar y comenzaron a formar fundaciones destinadas 100% al rescate de animales en situación de calle y maltrato.

Cada provincia, cada partido y cada barrio tiene su propia asociación. Callejeritos de Flores es una de ellas y desde el 2011 combaten, con un enorme esfuerzo, la superpoblación animal y el abandono tanto de perros como gatos. “Callejeritos surgió en el 2011 cuando me mudé a Flores. Convoqué a los vecinos y así empezamos la agrupación”, contó Celeste Rixner creadora del refugio quien admitió que, con la situación económica actual, es muy difícil continuar con la tarea sin endeudarse.

274740645_653777955892491_6875277280064704447_n.jpg

Día tras día rescatan animales en situación de calle, lastimados, enfermos, llenos de garrapatas, maltratados e incluso paralíticos o con la falta de algún miembro. Dada la proximidad con el barrio 1-11-14, lugar con casi nulo control poblacional, la cantidad es aún mayor y la organización no da abasto. “Tenemos gastos mensuales muy elevados. Sólo de guarderías, sin contar los gastos veterinarios, gastamos aproximadamente 150 mil pesos por mes”, apuntó Celeste.

“Trabajamos con una veterinaria cerca del barrio con la que tenemos el beneficio de la cuenta corriente, por lo que podemos ir pagando/saldando de a poco. Pero, como la situación está un poco complicada, con casos que no son de extrema gravedad, vamos a veterinarias que nos hacen mejores precios. En otras palabras, vamos ‘buscando las ofertas’”, remarcó la rescatista.

El problema no es una solo una cuestión económica. La falta de hogares de tránsito, de personas 100% comprometidas y, sobre todo, la ausencia de acciones por parte del gobierno, hacen que la tarea sea aún más difícil de llevar a cabo.

La sobrepoblación

Tanto el Gobierno Nacional como el de la Ciudad de Buenos Aires cuentan con jornadas de castraciones gratuitas, aplicaciones de vacunas antirrábicas sin costo y centros veterinarios accesibles. Pero esto no es suficiente. Son pocos los turnos para las castraciones, son pocos los móviles veterinarios y aún no se cuenta con un hospital veterinario público donde no haya que hacer filas de más de 10 horas para ser atendidos.

Las medidas por parte del Estado siguen siendo deficientes. Las jornadas de castración organizadas por el Gobierno de la ciudad son un gran despliegue: stands, gente trabajando, música y sonidistas que saldrán su billete”, expresó Celeste insistiendo en que ese dinero podría ser invertido en “más castraciones, en móviles e insumos para atender como corresponde”.

257059_20170513073246.jpeg

"Salvás un animal y mueren diez"

Como agrupación queremos ir a la raíz del problema porque si no estamos corriendo detrás de las consecuencias y estamos un poco cansados. Las puertas cada vez se cierran más y lamentablemente salvás un animal y mueren diez. En cambio, si se controlara la sobrepoblación sería distinto. Trabajaríamos con un número establecido”, remarcó.

Y agregó: “Exigimos un programa de equilibrio poblacional que cuente con castraciones gratuitas, masivas, no excluyentes y tempranas, porque esa es la única forma de terminar con la problemática”.

perros_callejeros.jpeg

Lamentablemente el rescate, sin la suficiente ayuda por parte del Estado, tiene un límite y ese límite está muy cerca. No alcanzan los recursos. “Los pensionados que conocemos, por ejemplo, ya no están tomando perros por la gran demanda que hay. Llegamos a un punto donde lo único que nos queda es reclamar para que destinen el presupuesto que está asignado donde corresponde”.

Hogares de tránsito

Hoy en día son pocos los refugios que cuentan con un espacio físico. Costos, tiempo e infraestructura son algunas de las cosas que hacen que las asociaciones se basen en hogares de tránsito. “El hogar de transito es la posibilidad de que el animal se pueda recuperar en un lugar de contención, donde pueda adquirir rutinas, que aprenda a convivir, a jugar, pasear y compartir”, detalló Celeste.

En otras palabras, ser hogar de tránsito, es ofrecerle al animal recién rescatado un lugar por tiempo determinado o hasta que sea adoptado. Por su parte, la asociación se hace cargo de los gastos, la logística y de conseguirle una familia. “Los proveemos de todo, los llevamos a los controles, nos hacemos cargo de los gastos y, si es necesario, vamos con un adiestrador para trabajar la conducta del animal”, explicó.

273509777_473658097596432_2207888000047173118_n.jpg
Merluza, perrita rescatada por los Callejeritos de Flores

Merluza, perrita rescatada por los Callejeritos de Flores

En relación a la gran cantidad de seguidores con los que cuenta la agrupación en las redes sociales, los hogares de tránsito son muy pocos. “Lamentablemente los contamos con la mano”, apuntó la directora de Callejeritos de Flores que a su vez destacó la importancia de estos espacios que son, básicamente, la base del rescate.

Cualquier persona con amor, paciencia y buena predisposición puede ser hogar de tránsito, es solo cuestión de animarse y probar. Pero, si uno cree que no puede, hay otras formas de ayudar.

278016372_397104208603085_4162796821548893828_n.jpg
El equipo de Callejeritos de Flores en Parque Chacabuco juntando donaciones para los animales rescatados

El equipo de Callejeritos de Flores en Parque Chacabuco juntando donaciones para los animales rescatados

Donaciones -tanto de dinero como de insumos-, difusión, traslados y asistir a los eventos organizados por el refugio, son maneras de sumarse a la causa. “Nosotros hacíamos ferias todos los fines de semana. Era una forma de recaudar dinero y darle algo a la gente. Con la pandemia se cortó, pero por suerte ahora volvemos. Una vez al mes nos juntamos en Parque Chacabuco y la gente nos ayuda cocinando para vender”, destacó.

Más información y formas de colaborar en: Instagram @loscallejeritosdeflores, y Facebook Los Callejeritos de Flores’.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados