A raíz de denuncias de vecinos, la Dirección de Zoonosis del Municipio y la Policía de la Provincia de Buenos Aires obtuvieron una orden para allanar un domicilio ubicado en El Chacho y Lorenzo Caro, donde encontraron cuatro caninos hembra de raza Ovejero a punto de morir.

Las perras estaban encerradas, sin agua y deshidratadas. Aparentemente, el lugar era un criadero en desuso, ya que había más de cuarenta jaulas.

Zoonosis procedió a rescatar las perras de acuerdo a la Ley de maltrato animal 14.346, y fueron entregadas a voluntarios para su recuperación y próxima entrega en adopción. Por su parte, el dueño del domicilio quedó a disposición de la Justicia.

“Había denuncias desde el año 2013, pero cuando la Policía ingresaba al domicilio las perras no estaban. Hace algunos meses hubo nuevas denuncias y por eso en 72 horas conseguimos la orden de allanamiento y finalmente concretamos el rescate de las perras maltratadas”, especificó la Directora de Zoonosis, Virginia Del Oro.

Aparecen en esta nota: