La medida busca evitar construcciones de alto, pero al vecino le implica perder su tiempo esperando a un inspector, comprar en otro distrito o gastar de más para contratar un flete.

En San Fernando existe un decreto que obliga a vecinos de algunos barrios a pedir autorización al municipio antes de comprar materiales de construcción, una medida que desde la oposición consideraron “discriminatoria” y criticaron por burocratizar una mejora en la calidad de vida.

Bajo el argumento de evitar la construcción de edificios de más de dos pisos en barrios con necesidades básicas insatisfechas como Presidente Perón, Santa Rosa, San Martín y San Jorge, la norma plantea que los interesados en construir saquen un turno, se acerquen al edificio comunal y luego esperen la visita de un inspector que autorice la validez de las obras para recién poder acercarse al corralón con un acta firmada.

“Por un lado es discriminatorio, porque lo pedís sólo en algunos barrios y por otro perjudicás a la gente. A los vecinos porque, ante la demora, los obligás a pagar más caro el producto o un flete y a los comerciantes también porque hay mucha gente que termina yendo a un negocio de Tigre u otro distrito”, analizó en diálogo con El Norteño Ignacio Alvarez, concejal del FpV-PJ.

En ese sentido, explicó: “El municipio plantea que busca que no se construyan casas de tres pisos o lugares que se usen para alquilar, pero vemos que no está funcionando por varios motivos”.

Al respecto, Alvarez detalló que “en primer lugar hay un hecho que discrimina a vecinos de ciertas zonas de San Fernando que deben presentar este aval municipal”.

Y graficó:” Lo que piden es un cuello de botella. Si a un vecino se le rompió una ventana o una puerta, debería llamar al municipio, decirle que hay una puerta que cambiar y tiene que esperar que vaya el inspector municipal a verificar y que le haga el aval, que puede pasar mucho tiempo porque no hay tantos inspectores y desborda la demanda”.

“Es una cuestión de sentido común. Algo similar hicieron en Capital Federal y tampoco funcionó. Se arma un proceso que perjudica a los vecinos. Además, sabemos que en otras zonas hay construcciones por fuera del reglamento y en zonas muy paquetas. La ley debería cumplirse en todos lados”, cuestionó el concejal a la gestión del intendente Luis Andreotti.

Por eso, insistió en “que desde la oficina municipal de Urbanización, Tierra y Vivienda se sancione a quienes construyen por fuera de la ley, pero sin perjudicar al vecino que tenga que hacer refacciones”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados