Tres asaltantes desvalijaron una propiedad de la calle 893, entre 842 y 841, pero no conformes con el botín fueron a la vivienda contigua, donde, además, golpearon brutalmente a las víctimas.

Dos matrimonios de jubilados de San Francisco Solano, que viven en casas linderas, vivieron una verdadera pesadilla en manos de delincuentes, que, en horas de la madrugada, desvalijaron ambas propiedades y en una de ellas golpearon salvajemente a las víctimas.

Los inmuebles asaltados se encuentran en la calle 893, entre 842 y 841. Allí, cerca de las 2.30, tres ladrones treparon a la terraza de una de las casas y rompieron la reja de una ventana.

Una vez adentro, amordazaron a un matrimonio compuesto por una mujer de 79 años y un hombre de 84.

Dora, una de las víctimas, habló con El Quilmeño y contó el momento en el que vio cómo ingresaban los ladrones. "Yo escucho a (Alejandro) Dolina en la radio y me quedó despierta. Empecé a escuchar ruidos y cuando me acerqué había tres muchachos adentro de mi casa", detalló.

ADEMÁS:

Exigen la liberación de detenido por un crimen

Asimismo, explicó que "a mi marido lo despertaron, lo ataron y le pusieron la funda de la almohada en la cabeza". "A mi me hicieron lo mismo, pero les pedí que no me amordacen porque fumo y me falta el aire", remarcó la jubilada, quien, además, indicó: "Me dieron vuelta toda la casa. Hasta me arrancaron muebles empotrados. Cuando lo veía a mi marido así, pensé que me moría. Se llevaron lo poco que teníamos. Ahora estamos con mucho miedo, no me puedo dormir de noche".

No conformes con el botín, los tres delincuentes saltaron a la casa de los vecinos, donde también reside una pareja de jubilados, de 70 y 72 años. Una vez adentro de ese inmueble, los delincuentes despertaron a los abuelos a los golpes.

ADEMÁS:

Condenan por abuso sexual a Anselmo Eliseo Toledo

"Cuando prendieron la luz, la mujer se asustó, gritó y le pegaron un culatazo en la boca. Le dejaron muy mal la mandíbula. Al hombre le pegaron también un culatazo en al cabeza. A ellos también le revolvieron toda la casa y les robaron", añadió Dora.

Fueron más de dos horas que los ladrones se tomaron para robar ambas casas. A las 4 de la mañana, Dora se pudo desatar y llamó a su hijo, quien hizo la denuncia al 911. Sin embargo, nunca mandaron un móvil policial a la casa, motivo por el cual radicaron la denuncia esa misma mañana en la Comisaría 4ta. de Quilmes.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados