De todos modos, las acciones conviven con el malestar y la incertidumbre que rodea a una población que reclama la provisión regular de alimentos y elementos de higiene

El gobierno avanza con búsquedas activas de casos de coronavirus en villas bonaerenses pero los operativos conviven con el malestar y la incertidumbre que rodea una población que reclama la provisión regular de alimentos y elementos de higiene y una mayor extensión de los testeos para prevenir una disparada de contagios.

Los titulares del área de Desarrollo Social de la Nación y de la Provincia, Daniel Arroyo y Andrés Larroque, recorrieron Villa Azul, garantizaron que ‘está cubierta’ la provisión de alimentos y advirtieron que sólo se harán testeos a personas con síntomas porque los asintomáticos arrojan resultados ‘falsos negativos’.

Esta estrategia difiere con la encarada hace semanas por las autoridades sanitarias de la Ciudad que ya realizaron unos 3 mil hisopados -según confirmó un vocero gubernamental porteño- en los asentamientos del distrito. A mayor detecci•ón, mejor aislamiento de los casos confirmados y su entorno, y mejor prevención. ‘Acá se dispararon los casos en barrios populares porque testeamos muchísimo’, amplió la fuente porteña.

Lo cierto es que en la recorrida por el barrio Azul, que se divide entre los partidos bonaerenses de Avellaneda y Quilmes, el ‘Cuervo’ Larroque consideró necesario llevar adelante ‘un inmenso plan de organización del barrio’ para resolver problemáticas, más allá de la pandemia, y anunció que en la vecina villa Itatí, donde se detectaron al menos 7 personas con covid, se pondrá en marcha el programa Detectar del ministerio de Salud de la Nación.

Se especula que los contagios en Itatí son mayores, tal como publicó este diario en su edición de hoy, porque el último fin de semana muchos jóvenes cruzaban a la villa Azul a jugar los partidos de fútbol nocturnos donde se habría originado el brote epidémico en la zona.

ADEMÁS:

Ginés reveló que tiene un hematoma subdural: "Espero volver mañana a trabajar"

Médicos comunales exigen elementos de protección

Con todo, Larroque no confirmó que vayan a cercarse otros asentamientos como ocurrió con el Azul: no existe un ‘protocolo común’ -indicó- para todos los barrios en los que aparecen casos de Covid 19 porque cada lugar tiene características propias y los planes deben adecuarse a la coyuntura local. ‘Hay medidas de máxima y de mínima, de acuerdo con la velocidad de contagio y la dimensión’ de los lugares afectados; vamos a ir revisando situación por situación’, concluyó.

Lo cierto es que el operativo Detectar desembarcó en el barrio 30 de Agosto del partido de Lomas de Zamora. Se trata de un barrio popular lindero a la feria La Salada, hoy paralizada. Durante la jornada se escucharon quejas de de los vecinos porque no acceden a información oficial y la presencia de casos positivos recorre las villas como rumor. Ante los reclamos por falta de comida, se distribuyó una partida de alimentos secos, aunque sólo para 400 de las casi mil familias que viven en la barriada.

Zulma Scaglia, que coordina dos merenderos y un jardín comunitario para cerca de 300 chicos en el 30 de Agosto, advirtió que ‘con esto que nos trajeron de alimentos secos no se vive. Además, necesitamos carne y verduras’. La última entrega de comida les llegó hace 20 días y aunque lo pidieron, el Ejército no estuvo en este barrio haciendo comida caliente durante la cuarentena tal como sí sucedió en las zonas afectadas de Quilmes.

‘Yo nunca dependí de mis hijos y ahora no puedo trabajar y tengo que depender de lo que puedan darme ellos’, dijo Zulma y, entre lágrimas, contó que ‘el pobre no tiene para comer, no puede salir y no tiene para comer’. El agua es otro problema en el 30 de agosto, donde dependen de que Aysa les vaya a recargar los tanques con camiones aguateros que llegan hasta la puerta de las viviendas, o de encender sus propias bombas, si tienen, cada noche.

Pero la emergencia también genera enfrentamientos políticos. Desde La Matanza, el diputado nacional y titular de la CCC, Juan Carlos Alderete, sostuvo que ‘los barrios no pueden esperar más’. En este sentido, el aliado incómodo del FdT volvió a criticar con dureza al intendente, Fernando Espinoza, y aseguró que su falta de articulación demora la llegada de políticas de Nación y Provincia al distrito, como el programa ‘El barrio cuida al barrio’. Disparó que ‘no aguantamos más que sigan verseando’.

Por otra parte, diputados nacionales de Juntos por el Cambio proponen la creación de la Universidad Nacional de Pilar en el partido homónimo, en el norte del GBA, para promover el acceso a la educación integral y la igualdad de oportunidades los jóvenes. La iniciativa fue presentada por la diputada Adriana Cáceres, a la que adhirieron la diputada pilarense Marcela Campagnoli y el presidente del bloque de diputados PRO, Cristian Ritondo, entre otros. El partido de Pilar tiene más de 350 mil habitantes, por lo que se trata de uno de los grandes centros urbanos de la Provincia.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados