El precandidato a gobernador por Consenso Federal defendió la mirada a futuro que plantea su espacio como alternativa y planteó reformas para aprovechar "los recursos humanos, los industriales y los empresarios" en su propuesta de campaña.

E n medio de un escenario de extrema polarización el precandidato a gobernador bonaerense por Consenso Federal, Eduardo ‘Bali’ Bucca, enfrenta las dificultades que atraviesa su campaña apostando al prestigio de Roberto Lavagna y a una serie de propuestas concretas en materia de desarrollo económico, salud y educación

En su aspiración por la gobernación, critica duramente a María Eugenia Vidal pero no le cuesta reconocer algunos logros de su gestión (la pelea por los fondos o la instalación del SAME) y en cuanto a Axel Kicillof (candidato por el Frente de Todos), le cuestiona su falta de arraigo en la Provincia y haber contribuido a la polarización a costa de las propuestas.

-¿La polarización extrema y la ausencia de segunda vuelta (y por lo tanto el peso decisivo del ‘voto útil’) le dificultan más la tarea en la Provincia?

- Lo que veo es que los que están complicados son los argentinos y los bonaerenses, no la política. En todo caso la política es la responsable de que los argentinos y los bonaerenses estén en la situación que están. Cada vez que recorro una ciudad lo que noto es una gran demanda y una necesidad de construcción de una alternativa que nos saque de este presente sin tener que mirar al pasado. El desafío que tenemos con Roberto Lavagna es poder ofrecer esa alternativa.

- ¿Qué significan las PASO dentro de esa construcción?

- El 11 de agosto es un punto de partida. Hace 30 días se planteaba que no era necesario hacer las PASO porque cada uno de los frentes tenía candidaturas únicas y hoy se quiere plantear que es una cuestión de vida o muerte. Y eso no es así. En las PASO en definitiva la gente se tiene que expresar libremente y poder elegir lo que le hace falta a los argentinos.

- ¿Cómo intentan compensar la desventaja de haber comenzado desde atrás?

- Tenemos la posibilidad de instalar esta alternativa, que desde lo económico es la más robusta, la más concreta. El jueves Lavagna hizo su propuesta y le dijo a los argentinos qué va a hacer desde el minuto uno y nosotros en la provincia seguiremos recorriendo con nuestras ideas, convencidos que son las mejores, porque son viables.

ADEMÁS:

Lavagna: "La economía argentina vive, hace ocho años, en un absoluto estancamiento"

- ¿Cuáles son los problemas más acuciantes de la provincia?

- La provincia tiene una salud pública que es estática: la gente llega a los centros de salud y a los hospitales cuando es tarde. Se llega para el tratamiento de la enfermedad. Yo quiero a los bonaerense con su estado de salud pleno. Hoy tenemos una expectativa de vida que ha crecido y lo que tenemos que ofrecer es calidad de vida. Por eso la salud tiene que ser preventiva. Que además desde el punto de vista de la evidencia científica es costo-efectiva, esto quiere decir que el Estado podría ahorrar muchísimos recursos económicos para ser luego puestos en infraestructura a lo largo de la provincia, crear un programa de primera infancia (el 63% de los niños del Conurbano son pobres) y si no tomamos este indicador como algo prioritario no podemos hablar de futuro en la Provincia. Por eso quiero garantizar la nutrición y el 100 por ciento de vacunación y un ingreso adecuado al sistema de educación inicial.

- ¿Y en educación?

- Proponemos una reforma de los contenidos, porque uno imagina una Argentina productiva de desarrollo y generación de empleo, lo mismo que en la provincia. Y tenemos los recursos humanos y los recursos industriales y empresarios que hoy están inmovilizados. Esos contenidos educativos tienen que acompañar estos modelos productivos que queremos: contenidos digitales desde la educación inicial hasta la secundaria de manera universal. Reestructuración de las escuelas agrícolas y técnicas que generan el recurso humano que necesitamos en el interior para evitar el desarraigo que expulsa a los jóvenes y los lleva a lugares donde tampoco encuentran oportunidades. Proponemos la creación de un programa de parques industriales en el interior de la provincia, que no existe, que se lo beneficie con financiamiento, con energía eléctrica, con gas. Estamos promoviendo la creación de polos tecnológicos y proponemos repetir la experiencia de Tandil, que es muy interesante. En la actualidad tenemos una demanda insatisfecha en la industria software de 5 mil puestos de trabajo.

- ¿Encuentra algún aspecto positivo en la actual gestión provincial?

- Me parece que la pelea por los recursos económicos y el Fondo del Conurbano fue algo interesante del planteo que hizo la gobernadora. Insuficiente al mismo tiempo, pero lo reconozco. Me pone contento cuando se inaugura una guardia o la extensión del SAME a la provincia. Pero tenemos que ver dónde concentramos la energía para no malgastarla. Observo dirigentes y funcionarios que se levantan y gastan gran parte de la energía en temas que no tienen que ver con las necesidades de los bonaerenses. Hay un millón y medio de familias que no tienen vivienda propia y tenemos un Instituto de la Vivienda creado en 1956 que no se ha modernizado.

bali bucca.jpg

El debate pendiente

- Yo sé que aspira a que haya un debate entre los candidatos a gobernador. ¿Qué posibilidades le ve a ese debate?

- Aprovecho la pregunta para volver a convocar pero no le veo mucha posibilidad al debate. Eso contribuye también a que la sociedad vea que hay sólo dos posiciones. La Argentina viene de ocho años de estancamiento. Creo que una salida con Lavagna es una oportunidad para quebrar ese estancamiento.

- ¿Siente que le disputa votos a Vidal o a Kicillof?

- Yo trato de hablarle a los bonaerenses. Nuestras propuestas atraviesan a todos los segmentos de la Provincia, cuando hablamos de urbanizar barrios populares, que tenemos más de 1500, cuando hablo de potenciar los parques industriales y tecnológicos estoy hablando de los sectores medios de la Provincia. Por eso, no sé a quién le saco más o menos votos.

balli bucca.jpg

Críticas a las diferencias de procedencia

- ¿Viene de un espacio común con Axel Kicillof, qué lo diferencia hoy de él?

- Primero, ser bonaerense, que no es un dato menor. Es algo que tenemos que reflexionar mucho y es algo que debe formar parte de una reforma política que tenemos que plantear hacia adelante. No es lo mismo representar a la Capital Federal y ser legislador como lo es Axel y después de manera oportunista o por determinadas circunstancias pretender ser gobernador de la Provincia. Me parece que nadie defiende lo que no siente propio. No ser nacido en la provincia tiene que ver con no haber peleado los recursos que le corresponden (la discusión del Fondo del Conurbano entre otras cuestiones). Una vez un cordobés me dijo: "a nosotros no se nos ocurriría que un porteño nos venga a gobernar la provincia". En la provincia de Buenos Aires nos ha pasado y mucho. Es parte del problema.

- ¿Además del lugar de nacimiento, lo separan otras cosas?

- Somos parte de distintos espacios. Nosotros venimos construyendo una alternativa desde hace varios años. Hasta hace poco tiempo convivían en este espacio dirigentes y gobernadores y cuando llegaron los momentos de definiciones, migraron hacia ambos extremos. Y quienes nos quedamos en esta vereda, logramos construir un proyecto en una zona de no confort. Y a ellos no les he escuchado muchas propuestas. Lo que he escuchado es que han hecho valer estas circunstancias para construir dos polos extremos, que han sido más puestas en escena de confrontación que propuestas concretas. No tengo bien claro qué es lo que quiere Axel para la Provincia.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados