Con el cambio de mes, los canales electrónicos colapsaron ante la afluencia de interesados e incorporaron un nuevo paso de espera, incluso para quienes pretendían realizar otras operaciones ajenas a la compra de moneda extranjera.

Octubre comenzó con la expectativa de gran parte de la población por dilucidar si calificaba o no para la compra de dólares, luego de la sucesión de medidas del Banco Central y otros organismos públicos que, según los analistas del mercado de cambios, reducirán significativamente la cantidad de personas en condiciones de adquirir moneda extranjera.

Por si no alcanzaran las restricciones adoptadas por los organismos oficiales, los bancos debieron agregar otra ante la aglomeración de interesados en sus sitios de home banking: inmediatamente después de anotar su documento, clave y contraseña, los clientes se encontraron con un letrero que informaba que “debido a la gran cantidad de visitas, tenemos una pequeña demora para ingresar a esta sección”.

La demora, que se extendía en algunos casos a más de un minuto, no sólo abarcaba a quienes tenían la intención de comprar dólares o averiguar si estaban o no en la nómina de imposibilitados, sino a cualquier cliente que quisiera hacer otra gestión, como el pago de su tarjera de crédito, una transferencia o abonar un servicio público.

cola virual.png

La cola virtual

Si bien la novedad no tiene una denominación oficial, el ingenio popular la bautizó de inmediato como “cola virtual”, un tiempo de espera adicional a las restricciones que se fueron acumulando desde el 15 de septiembre.

Porque quienes consigan superar la cola virtual, tendrán que pasar por otros filtros, como no ser beneficiario de planes sociales, no desempeñarse en una empresa que haya accedido al programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), no haber refinanciado el pago mínimo de su tarjeta de crédito (un trámite que se realizó automáticamente en abril sin requerirse la consulta del cliente) ni tampoco haber accedido a una de las líneas de crédito a tasa preferencial implementadas por el Gobierno.

Si consiguen superar esas barreras, no solo deberán pagar el 30% de recargo por el impuesto PAIS sino también un 35% a cuenta del impuesto a las Ganancias, pero además deberán tener en cuenta que para el tope mensual de US$ 200 se incluyen en la cuenta las compras en moneda extranjera que hay realizado con tarjeta de crédito o débito.

cola virtual1.png

Los datos oficiales aportados por el Banco Central monetaria dieron cuenta de una afluencia de nada menos que cuatro millones de personas en agosto que pudieron acceder a la compra de hasta US$ 200 dólares en todo el mes, a razón de poco más de 11 operaciones por segundo, si se tiene en cuenta que las transacciones sólo pueden concretarse los días hábiles de 10 a 15.

Octubre recién comienza, pero la suma de restricciones y la novedad de la cola virtual, son motivos más que suficientes para anticipar una sustancial reducción de la cantidad de compradores.

Por lo pronto, el 30 de octubre el Banco Central informará cuántos pudieron comprar dólares en septiembre.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados