El sábado 18 de mayo pasado, la ex presidenta sorprendía a propios y ajenos al candidatearse a vicepresidenta de Alberto Fernández, una jugada que fomentaría la unión del peronismo y su retorno al poder

Hace un año nadie imaginaba que la figura de Alberto Fernández iba a hablar desde el escenario como el presidente de los argentinos. Mucho menos que Cristina Fernández de Kirchner iba a estar como acompañante. Analistas políticos y dirigentes, tanto oficialistas como opositores, planteaban la elección como un duelo con una nueva polarización entre dos figuras. Sin embargo, todo cambió antes de arrancar.

El sábado 18 de mayo, Cristina madrugó a la clase política. A las 9 de la mañana publicó el tuit en el que anunciaba a Fernández como candidato a presidente. Ella iba a pugnar por la vicepresidencia.

“Fue una jugada de un gran maestro de ajedrez. Una movida que nadie esperaba”, sostuvo a POPULAR Axel Kicillof. Y agregó: “Fue la llave que abrió la unidad”. Ese sábado, el ahora gobernador electo de la Provincia de Buenos Aires estaba durmiendo. “Me despertó mi compañera con la noticia. Después llevé a mis hijos a fútbol”, agregó. Con una sonrisa de oreja a oreja, el candidato que le sacó más de 12 puntos a María Eugenia Vidal, recordó ese momento.

Matías Lammens, el hombre elegido para Capital Federal y que soñó con un balotaje, recién se despertaba. “Me levanté, vi la tele y me enteré la noticia. Si no estaba Alberto, yo no iba a estar”.

Los dos fueron las caras del Frente de Todos en las peleas más duras, Provincia de Buenos Aires y Capital Federal. Ahora, juntos, vieron cómo ese proyecto finalmente tuvo buenos resultados. En la calle, a metros del escenario del cruce Dorrego y Corrientes, Noelia, de 41 años, lloró mientras en la pantalla apareció Cristina. Con su pareja y sus dos chicos de la mano, recordó: "Cuando Cristina hizo lo que hizo, yo sabía que ganábamos. Lo dije, estaba convencida".

ADEMÁS:

Elecciones 2019 | Cristina Kirchner le pidió a Macri que tome medidas para "alivianar la dramática situación del país"

Por otro lado, desde el -ahora ex- oficialismo develaron que Mauricio Macri conoció la noticia gracias a un mensaje madrugador de su vocero. Entre textos y comentarios, la primera lectura que dieron a conocer fue que era un anuncio positivo para su propia campaña electoral. Para el seno de “Cambiemos”, la polarización se mantenía. De hecho, durante ese fin de semana, circuló un mensaje de WhatsApp de Marcos Peña hacia los dirigentes de la coalición que decía: “La línea es que a nosotros no nos cambia nada como se organiza la oposición. Somos una fuerza coherente que representa el cambio, el futuro y la vocación de no volver atrás de la mayoría de los argentinos. Más que nunca defensores del cambio”. Menos de un mes después, el 11 de junio, Macri anunció que Miguel Ángel Pichetto, jefe del bloque de senadores del PJ, iba a ser su compañero de fórmula.

Más allá de lo sorpresivo, con el diario del lunes, la jugada de Cristina Kirchner había tenido señales. Desde su primera aparición en Arsenal para la campaña de las Elecciones 2017 hasta la invitación y la dedicatoria a Alberto Fernández en la presentación de “Sinceramente” en La Rural. Aquella primera vez pidiendo "generar un frente amplio y opositor" que tuvo su correlato al pedir "un gran frente opositor" junto a otros referentes en la cumbre de Clacso.

Hoy todas esas señales parecen claras, pero no lo fueron. Porque, además, sus decisiones en las elecciones 2015 la condenaban. En este sentido, el historiador y profesor titular de la UBA Alberto Lettieri habló con POPULAR y sostuvo: "Esta decisión la consagró como estadista. Es una reivindicación, porque sobrepasó actitudes que habían llevado a la fragmentación. Aunque no haya habido una autocrítica formal, este gesto implica la voluntad de potenciarse y trabaja como autocrítica". La lógica de las elecciones, finalmente, mostraron que el Frente de Todos logró captar ese voto duro del kirchnerismo de Cristina y pudo sumar al "peronismo" suelto. En este sentido, Lettieri le da mayor preponderancia: "No fue algo simbólico como algún otro renunciamiento. Esta vez, la protagonista bajó su candidatura con potencial político. Entregó sus votos".

En medio de la campaña electoral que, finalmente, terminó polarizada, la decisión de Cristina Kirchner marcó la diferencia que le dio el triunfo en el retorno del peronismo.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados