Compuesto en su mayor parte por agua, aporta además, en toda su composición, vitaminas y oligoelementos. Gracias a que también es bajo en calorías se convierte en un alimento óptimo para bajar de peso, sin que esto signifique debilitarse o sentirse flojo. Numerosas propiedades que inciden favorablemente en todo el organismo.

Es fresco, es verde, es riquísimo, el pepino es un alimento ideal para días de altas temperaturas, en ensaladas o como colación, aunque existen otras formas de prepararlo menos comunes. La mayor parte del peso del pepino es agua, hasta un 97 por ciento, contiene potasio, vitamina A, algunas del grupo B, C, K y betacaroteno, y solo aporta aproximadamente 15 calorías en 100 gr.

Al pepino se lo asocia a la depuración del organismo porque actúa como diurético y ayuda al normal funcionamiento del tránsito intestinal, gracias a su contenido de agua y fibras. Al ser bajo en calorías, el pepino es un alimento ideal a incluir en la dieta de quienes buscan bajar de peso, como colación, en ensaladas, o en jugo. Es un hidratante natural cuando es ingerido, pero también al ponerlo sobre la piel ayuda a refrescar las quemaduras por el sol; potasio, magnesio y silicio son minerales que también aportan los pepinos, por eso suaviza y mejora el aspecto de la piel. Se le adjudican propiedades antiinflamatorias, de ahí que sean útiles unas rodajas de pepino en cada ojo para bajar la hinchazón o las ojeras. Al ser masticado, el pepino, refresca las encías, pero además colabora en mantener un buen aliento. Contiene silicio y azufre que ayudan a tener el pelo y las uñas brillantes, fuertes, saludables, y contribuyen a su rápido crecimiento.

La forma más común de consumirlo es crudo, ensaladas. También se conocen las conservas con sal y vinagre, pero esta versión es menos saludable. Si es tierno, el pepino, puede consumirse con su cáscara ya que en ella se asientan muchas de sus propiedades.

Variantes para consumirlo

-Un jugo hecho con pepinos y zanahoria aporta muchas vitaminas, es saludable y bajo en calorías.

-Agua fresca de pepino con limón: pelar los pepinos, picarlos un poco y licuarlos con una taza de agua. Mezclar con un litro de agua y miel para endulzar, agregar jugo de limón a gusto.

-Salsa tibia de pepinos para acompañar carnes, sobre todo de cerdo:

Pelar los pepinos y picarlos, procesarlos con un yogur natural, una cucharadita de jugo de limón, una cucharada de aceite de oliva; agregar cilantro picado y unas hojitas de menta, salpimentar a gusto.

-Mascarilla con pepino, para hidratar y refrescar la piel: hacer una crema procesando un pepino pelado y cuatro hojas de menta fresca; batir una clara de huevo y añadirlo a la crema. Aplicar la mezcla en la cara y dejar actuar durante 20 minutos, luego enjuagar con agua tibia.

-Un par de rodajas en cada ojo ayuda deshinchar las bolsas que aparecen después de un día agotador o un descanso inadecuado. Dejarlas actuar por 10 a 15 minutos.

      Embed

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados