martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Gremios
23 | 03 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Por paro de auxiliares, los padres salen a limpiar escuelas en Provincia

0
Comentarios


Es por una medida de fuerza decretada por auxiliares enrolados en el gremio SOEME, en reclamo por el escaso aumento otorgado en la paritaria, de apenas un 12% contra un 30 a 34% pedido.

Por paro de auxiliares, los padres salen a limpiar escuelas en Provincia
Fachada de la escela N°1 Marcos Sastre de la localidad de San Fernando.
Foto:

Las medidas de fuerza, consistentes en "retención de tareas" decretadas por el gremio de auxiliares del ámbito docente enrolados en el Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME), vienen produciendo una serie de problemas en numerosos establecimientos educativos bonaerenses, a tal punto que muchos padres de alumnos deben realizar las tareas de limpieza de las escuelas a fin de que sus hijos no pierdan las clases.

El conflicto se originó a comienzos de marzo, cuando se firmó la paritaria entre las autoridades de la provincia y los sindicatos de auxiliares por un escaso 12 por ciento, cuando el reclamo era de un 30 a un 34 por ciento. El convenio fue rubricado tanto por UPCN como por el sector Salud, pero ni SOEME ni ATE lo firmaron por no estar de acuerdo con la cifra, y lo consideraron "ilegal".

Las clases se dictaron durante cuatro días, pero luego del 4 de marzo, el personal de SOEME decidió empezar una medida de "retención de tareas", esto es, concurrir a los lugares de trabajo pero no desempeñar tareas. Esta situación generó, como era previsible, muchos inconvenientes y no pocos enfrentamientos entre padres y trabajadores.

La medida, que abarca a un 60 a 70 por ciento del personal auxiliar en la provincia, afecta a muchos alumnos, y un caso testigo de este problema se da en el Escuela Nº 1, Marcos Sastre, de San Fernando, donde hace más de 15 días que las clases no se dictan en el turno mañana (el personal de turno tarde se maneja con otros parámetros, según expresó un delegado), y perjudica a unos 400 chicos.

Si bien personal del establecimiento aseguró que hoy las clases se dictarán, esto sólo es posible merced a un arreglo con los padres, que se comprometieron a limpiar parte de la escuela, para que sus hijos puedan concurrir en condiciones dignas.

Padres que deben llevar a sus hijos a su trabajo cuando no tienen con quien dejarlo, o algunos que han perdido incluso el suyo por esta situación, son parte de este problema que se da casi a diario.

Un padre expresó que "por supuesto que deben pagarle al trabajador lo que corresponde, pero no podemos ser perjudicados ni nosotros ni los chicos por esta situación", mientras una madre remarcó que "el colegio está en muy malas condiciones, una cocina que se llueve, una heladera que no cierra, las paredes se caen a pedazos" y aclaran que esto se repite en distintos establecimientos, como la Escuela 6, la 40 y la José de Artigas, u otros de La Plata o la zona sur.

Uno de los voceros del sindicato afirmó que "esto no se difunde porque a nivel provincial hay un cerco mediático, pero el 70 por ciento está haciendo retención de tareas, pretendemos un mínimo de 10 mil pesos, y sólo arreglaron por un 12% anual, sin el acuerdo de dos de los gremios, lo que equivale a 600 pesos, sin posibilidad de volver a conversar" y aclaró que "hasta el juez Arias de La Plata pidió que se reabra la negociación".

La cuestión de las pocas vacantes existentes genera otro conflicto, ya que a veces los chicos deben llegar a escuelas que no están en buenas condiciones. Una madre comentó que "en la escuela 6 (de la zona) arreglamos para ir todos los días a limpiar, turnándonos, de 7 a 8, y así nuestros hijos pueden estudiar, pero las condiciones no son las ideales".

Otro padre aseguró que en ese mismo lugar hay ratas que a diario se cruzan por las aulas, y si bien las maestras hacen lo posible, no pueden garantizar la higiene. El servicio alimentario, en tanto, dista de ser el ideal, ya que según expresaron, "para 270 chicos llega una ración de almuerzo pero no de merienda y hay que luchar para que alcance".

Tanto una inspectora de la escuela 1 como una de las directoras aseguraron que "la idea si no vienen los chicos es que no pierdan las clases, y garantizarles desde lo pedagógico lo necesario, dándoles actividades para que no pierdan el día. La prioridad son los alumnos, pero la normalidad sólo llegará si se arregla el conflicto".

      Embed

Comentarios Facebook