martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
10 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Crimen de las mochileras en Ecuador: confirman cómo fueron asesinadas

0
Comentarios


Una médica forense aseguró que María José Coni fue ultimada de un golpe en el cráneo y lesiones por intento de abuso sexual, y Marina Menegazzo recibió seis puñaladas en el cuello. Los dos imputados fueron comprometidos aún más por los testigos.

Crimen de las mochileras en Ecuador: confirman cómo fueron asesinadas
Foto:

La segunda jornada del juicio por el crimen de las turistas mendocinas, María José Coni y Marina Menegazzo, que se lleva a cabo en la ciudad ecuatoriana de Salinas, fue similar a la primera: declararon una decena de testigos que comprometieron más a los dos acusados.

Uno de los testigos que más complicó al vigilador Alberto Segundo Mina Ponce y a Aurelio Eduardo "El Rojo" Rodríguez fue un perito colombiano que realizó diversos cotejos durante la instrucción del caso.

El experto José Lugo aseguró que, como conclusión de sus análisis sobre los lugares por los que pasaron las víctimas como los que estuvieron los imputados, que "estas dos personas fueron partícipes de un hecho", informó el enviado especial de Diario Uno a Ecuador.

Otro testigo, identificado como Pedro Rosales, contó ante los jueces Rosario Franco Jaramillo, Daniel Rodríguez y Kleber Franco que el 23 de febrero le prestó un triciclo a Ponce Mina y que este se lo devolvió horas después, es decir que lo habría tenido entre las 11 y las 14 de ese día, horario en el que otra persona lo vio en un triciclo cargando bultos.

Además un taxista declaró este martes que llevó al "Rojo" y a las dos chicas desde Montañita hasta la casa de Ponce Mina, que éste se sentó adelante y pagó el taxi, y que Majo y Marina se sentaron atrás y no hablaron durante el viaje.

LEA MÁS:


      Embed


En tanto, sobre el final de la jornada, la querella pidió que los acusados, que afrontan una posible pena de 34 años de prisión, estén presentes cuando declaren. Los cuerpos de Marina, de 21 años, y María José, de 22, fueron encontrados envueltos en plástico y con cinta de embalar en una zona de vegetación próxima a las playas de Montañita, a unos 200 kilómetros de Guayaquil, uno el jueves 25 de febrero y el otro, el sábado 27.

Las chicas habían tenido su último contacto telefónico con sus familiares el lunes 22 de febrero y planeaban regresar a Argentina cuatro días después.

Según la autopsia, Marina tenía un puntazo en el cuello que le rompió la médula y le causó la muerte casi en el acto, aunque también recibió varios golpes en el cráneo. El cuerpo de María José presentaba muchos golpes en la cabeza provocados con un elemento contundente, un hematoma en una pierna, un dedo del pie quebrado y marcas en las manos como signos de defensa.

El vigilador Mina Ponce, quien primero se había declarado culpable, luego dijo ser inocente y que se hizo cargo del hecho por presión policial, acusó a dos narcos colombianos de ser los asesinos, pero la Justicia ecuatoriana no creyó en su versión y lo acusó, junto a Rodríguez, por doble homicidio agravado.



      Embed


Comentarios Facebook