sábado 25.10.2014 - Actualizado hace
Temperatura T 27° H 54.3%
10 | 02 | 2006
Imprimir
Agrandar
Reducir

La esposa de Sayago relató la brutal muerte del policía

0
Comentarios


La esposa de Jorge Sayago, el efectivo de la policía santacruceña que fue asesinado en un intento de copamiento de la comisaría de Las Heras, dijo ayer que está “destrozada” por lo que pasó, y afirmó que lo único que quiere es que se haga “justicia”. Lorena Castro, viuda del policía asesinado y mamá de una beba de un año, aseguró en declaraciones a varias radios porteñas, desde la provincia de Santa Cruz, que quiere que “esto no vuelva a pasar”, y entre llantos aseveró: “me destrozaron la vida”. Además, afirmó que “dejaron a una nenita de un año sin su papá, y ella lo busca por todos lados”, y dijo que a su esposo lo asesinaron de un modo horroroso, porque “cuando le dispararon se cayó y le golpearon la cabeza”.
Golpe con un hierro
El efectivo, de acuerdo con lo señalado por los médicos que lo atendieron en el hospital local, sufrió un serio traumatismo de cráneo por un golpe aparentemente efectuado con un hierro, y murió en el traslado hacia un centro de mayor complejidad, donde debía ser asistido por un neurocirujano. Castro señaló que antes del ataque su esposo había ido a trabajar a un festival y luego había sido trasladado a la localidad de Los Antiguos, que cumplía un nuevo aniversario. Detalló que un compañero de Sayago le pidió que le enviara ropa, porque tenían que ir directamente hacia Las Heras, debido a que la ruta 43 “seguía cortada” por trabajadores petroleros “y tenían que ir a hacer algunas detenciones”.
“No llegaba a fin de mes”
Agregó que su esposo “se la pasaba haciendo adicionales porque no llegaba con la plata a fin de mes”. “Hacía cuatro días que no venía porque lo tenían viajando de un lado a otro. Todos esos adicionales, ¿para qué?”, se preguntó. Por su parte, la cuñada del policía, llamada Verónica, hizo una dramática descripción del cadáver: “estaba destruido. La nariz, los dientes y los ojos destruidos. Lo destruyeron todo”. Añadió que unos 20 piqueteros golpearon ferozmente al oficial asesinado, y que “la gente no dejaba entrar a la ambulancia”. “Estuvo ahí tirado una hora y media. Cuando lo cargan en la ambulancia fallece, y hasta le disparan a la ambulancia que tiene tres tiros. Estuvo horas agonizando tirado en el piso”, dijo la mujer.

Tags

Comentarios Facebook