El vicepresidente xeneize se comunicó con el diputado nacional para trasladarle la preocupación del club por la reanudación del torneo continental el 15 de septiembre

Quiere apurar las cosas. Juan Román Riquelme, Vicepresidente de Boca, se comunicó con Sergio Massa, Diputado Nacional, y le trasladó su inquietud a partir de que la Conmebol haya anunciado que el 15 de septiembre se reanudará la Copa Libertadores. El ídolo del Xeneize entiende que es una desventaja para los equipos argentinos y le planteó la posibilidad de que aquellos directamente afectados a la competencia vuelvan a entrenarse antes de que el país entre en Fase 4, que era uno de los requisitos que había puesto Claudio Tapia, presidente de AFA.

Esa decisión de la Conmebol, indudablemente, terminó con la tranquilidad de los equipos y planteó un nuevo escenario. Teniendo en cuenta que el organismo que rige el fútbol en Sudamérica ya confirmó que la competencia a nivel clubes más importante del continente tiene fecha de reinicio, los clubes argentinos que están participando de dicha competencia se pusieron en estado de alerta y comenzaron a mover sus piezas para meterle algo de presión a Chiqui Tapia y compañía.

Los clubes que disputan la Libertadores, River, Boca, Racing, Tigre y Defensa, intentaron, -con la excusa de la Copa-, volver a entrenar antes que el resto pero esto fue desestimado, y ahora la nueva fecha a la que aspiran los dirigentes es que en la primera semana de agosto regresen las prácticas de la primera y la Primera B Nacional.

En ese contexto fue que Riquelme entró en acción. Aunque lo hizo con perfil bajo, sin aparecer de manera pública como eligió hacerlo también en la polémica que se generó hace unos días en torno a la renovación del contrato de Carlos Tevez y las explosivas declaraciones de Jorge Bermúdez y Raúl Cascini, se comunicó con Massa, Diputado Nacional y hombre relacionado fuertemente con Tigre (también está jugando Libertadores), y le trasladó aquel malestar que seguramente tendrán la gran mayoría de los dirigentes de los clubes deben jugar la copa, ya que lo estarían haciendo es desventaja porque en algunos países ya se volvió a los entrenamientos y, hasta en algunos casos, a jugarse por los puntos.

El primer rival del Xeneize será Libertad, dirigido por Ramón Díaz, quien casualmente es el único líder del grupo, ya que ganó sus dos encuentros. En medio de la incertidumbre, el presidente del elenco guaraní, Rubén Di Tore, en declaraciones a Millenium Sports, hizo hincapié en la ventaja que tendrán una vez que se vean las caras, ya que en Paraguay el Apertura 2020 se reanuda el fin de semana: "Creo que vamos a tener más ritmo de competencia que ellos porque acá se puede entrenar fuerte, con el equipo A contra el B. Hicimos partidos amistosos, aunque nunca es igual a estar compitiendo oficialmente ".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados