Idéntica a la clásica con dados, aquí lo que prima es hacer el juego respetando el orden, es decir del 1 a la Generala Doble. La diferencia más importante es que depende de la buena fortuna, a diferencia del uso estratégico en la tradicional. Anímense a su impensado encanto

La historia de la generala comienza hace un par de siglos en una cruda noche de invierno. Dos españoles, al calor de los tragos, inventaron un juego con seis piedritas redondas que estaban alrededor de la fogata. A cada una le pusieron un número y gana quien suma más puntos en cada lanzada. Ellos eran comerciantes y viajaban constantemente. En uno de esos viajes conocieron a un comerciante de marfil a quien le encargaron la fabricación de cinco cubos, a los que se les grabó un número del 1 al 6 en cada cara. Es así cómo nacieron los primeros dados de la historia. Aunque se empezó jugando en vasos de vidrio, dada la fragilidad de éstos se empezaron a fabricar recipientes de cuero de vaca. El juego fue adquiriendo popularidad en Europa y también en América Latina.

En la Generala Obligada no hay táctica que valga: tener buena fortuna es la clave. Si uno no tiene buena suerte en el juego, o tiene menos que sus rivales, el triunfo será imposible de conseguir. Primero se jugará al 1, luego al 2, 3, 4, 5 y 6; así hasta llegar a Escalera, Full, Poker, Generala y Generala Doble. Se juega con los 5 dados y lo ideal es que participen entre 3 y 5 personas. El objetivo es lograr el puntaje máximo.

Si se juega por dinero, cada participante pone una suma determinada en el pozo. ¡Hagan sus apuestas que arranca la partida! Cada jugador tira los cinco dados para determinar el orden del juego. Sale primero el que saca la suma más baja, el que obtiene la suma inmediatamente superior se sienta a su izquierda y así sucesivamente. Cada participante puede hacer hasta tres tiros por turno. Hay once vueltas por partido. El jugador debe hacer una categoría por vuelta. Por lo cual, al final del juego cada uno tendrá puntaje en cada una de las categorías. Para calcular el puntaje correspondiente a una categoría de número, se multiplica el total de dados donde éste aparece por dicho número. Por ejemplo: tres 5 valen 15 puntos para el cinco; dos 2 valen 4 puntos para el dos.

El jugador comienza tirando los cinco dados y solo le servirán los unos. Los separará y en el segundo tiro tirará el resto de los dados. Si al final del tercer tiro consiguió tres ases, se le anotarán 3 puntos en su casillero del 1: el resultado sale de la multiplicación (3 dados de 1 punto). Una vez que todos jugaron al 1, pasarán al 2, luego al 3 y así hasta completar los números. Los altos son los que hacen la real diferencia.

Los juegos mayores son la Escalera: puede formarse con 1-2-3-4-5 o bien con 2-3-4-5-6, o la Escalera Mayor al As con 3-4-5-6-1. Otorga 20 puntos si se hizo en más de un tiro y 25 si es ‘servida’, en un tiro. El Full se logra con dos dados del mismo número y los tres restantes de otro número. Sumará 30 puntos en dos o tres tiros y 35, en uno. El Poker (40 o 45 puntos respectivamente) se logra con cuatro dados iguales y uno con otro número. La Generala (50 puntos) se forma con los cinco números iguales. Si es servida, en un tiro, el participante ganará la partida. La Generala Doble (100 puntos) solo tendrá valor y sentido si se consiguió la Generala.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados