Calificado como "notable" por el gobierno porteño, el tradicional comercio corre riesgo de cierre, ya que hay un conflicto entre el propietario del local y el dueño del fondo de comercio. A los empleados les adeudan meses de salario.

Trabajadores del bar Plaza Dorrego del barrio porteño de San Telmo no llegaron a un acuerdo por salarios adeudados y se complicó la continuidad del mítico local, calificado como "notable" por el gobierno porteño y sitio de encuentro de los turistas que recorren el casco histórico.

Se trata de ocho trabajadores, contando a siete mozos y una mujer que realiza tareas de limpieza, quienes permanecen dentro del local desde hace tres semanas para asegurar sus puestos de trabajo, ante la amenaza de cierre dado el conflicto existente entre el propietario del local y el dueño del fondo de comercio.

Famoso por albergar un encuentro entre los escritores Jorge Luis Borges y Ernesto Sábato en la década del 70, el bar está situado en el corazón de San Telmo, frente a la Plaza Dorrego, donde los fines de semana muchos turistas pasean para recorrer el casco histórico de la Ciudad.

El dueño del local, de apellido Vidal, se presentó junto con un escribano para solicitarle a Rubén Yufera, propietario del fondo de comercio desde hace más de 30 años, que le entregue las llaves del inmueble ya que ayer vencía el contrato y afirma que le deben cinco meses de alquiler.

ADEMÁS:

Almirante Brown: Gotan Trading, otra empresa que cerró en el Parque Industrial de Burzaco

Tire y afloje

"Extraoficialmente sabemos que no le entregó las llaves. Los trabajadores no están notificados formalmente de absolutamente nada. No hay ninguna situación que haga presumir sobre la extinción del contrato, así que estamos en una incertidumbre de si esto va a continuar o no", aseguró Luis Palmeiro, abogado de los empleados del bar.

El representante legal expresó que están trabajando para llegar a un acuerdo con el dueño de la propiedad para poder continuar con el bar y conservar los puestos de trabajo. "Nos dijo que hasta que no tome posesión del local no puede generar ningún tipo de negociación. Estamos buscando los mecanismos para llevar a cabo una mesa de negociación entre los trabajadores y el dueño para que sea posible la continuidad del local", detalló el letrado.

Palmeiro indicó que Yufera les adeuda a los trabajadores "dos meses completos de sueldo" y "dos años de aportes jubilatorios y obra social", mientras el empresario de 78 años consideró que "el tema de los sueldos y los aportes están todos arreglados".

Yufera, quien se reconoció como "un hombre de trabajo", explicó que "son cosas que las lleva un estudio de abogados" y abundó: "No era mucho y se arregló, con la AFIP también. Yo no quiero cerrar el local. Estoy esperando que se vayan todos para irme y abrir con los mismos empleados".

"Me levanto a las 4, abro a las 8 y hay días que me voy a las 18. Otros me quedo hasta el cierre. Trabajo todos los días del año", finalizó el hombre, visiblemente nervioso por la situación, algo a lo que los trabajadores calificaron como"mentiras".

"Tiene una denuncia por amenaza de muerte a uno de mis compañeros. A la mujer que se encarga de la limpieza la corrió con un palo. Por el maltrato a los clientes muchos dejaron de venir. El bar perdió mucha clientela por su conducta. Los echaba si hacían mucho ruido o si pedían sacar fotos sin consumir", afirmó Adrián Villalba, un mozo con 14 años de antigüedad.

E indicó: "Los últimos encargados se fueron hace casi dos años. El trato era humillante. Intentamos miles de veces hablarle, pero no quiere escuchar. Dice que cuando tengamos un bar hagamos lo que queramos, pero ahora él es el dueño".

Por su parte, Joaquín Peralta, otro empleado con 28 años de trabajo en Plaza Dorrego señaló que el dueño del local les dijo que le deben cinco meses de alquiler, "que son en total un millón 250 mil pesos" y que varios proveedores se acercan para reclamarle por otras deudas.

"Al diariero le debe cerca de mil pesos y le dice que no tiene plata. En sueldos debe casi medio millón de pesos", analizó el empleado, quien detalló: "Un domingo el bar recauda una suma aproximada a 150 mil pesos y antes abría desde el mediodía y cerraba cerca de las 3 de la madrugada". "Todos tenemos familia y en muchos casos somos el sostén económico. Cobramos cerca de 30 mil pesos y es nuestro único ingreso. Queremos trabajar", sintetizaron los empleados.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados