El actor comenzó hablando de la política en la Argentina, pero cuando Luis Novaresio le preguntó por sus padres los recordó con mucho cariño, al igual que a su hija

Después de un fin de semana en el que “dejó de creer en Dios” (sus propias palabras ante la derrota de Mauricio Macri en las elecciones presidenciales), el actor Juan Acostafue invitado por Luis Novaresio a hablar de la actualidad política de la Argentina en el ciclo LNE (A24)

Sin embargo, el tramo más interesante de la entrevista no fue el cúmulo de alabanzas al desempeño del presidente Macri, sino el momento en el que Luis Novaresio le preguntó a cómico sobre sus padres y le tocó una fibra íntima. El actor se emocionó hasta las lágrimas en cuestión de segundos y se transfiguró.

“Yo vivía en una casa que era un ranchito que tenía un techo que era de chapa y cartón. Había una pieza donde dormíamos los cuatro, no teníamos habitaciones. (…) Cuando había viento se movía la casilla. (…) Yo tuve grandes valores que me inculcaron mis padres y cuando crecí quise llegar donde llegué”, comenzó a relatar Acosta.

ADEMÁS:

Video | Naiara Awada se quebró en vivo por las críticas que recibe en redes sociales: "Mucho más que macrista o lo que sea, soy una persona"

“¿Viven tus padres?”, preguntó Novaresio.

“No, no viven. Mi papá se llamaba Juan Acosta y mi mamá María Genoveffa Latanzzi. Juan era picapedrero, una vida muy dura… No me hagas llorar… por favor”, le pidió Acosta, y trató de continuar pero lo ganó la emoción.

Era muy pobre y mantenía a la familia. Cuando era chico era tan pobre que jugaba con un choclo como si fuera un muñeco… El ganaba la plata y se la daba toda a María, que la administraba. Ella paraba la olla, limpiaba casas e hizo una mudanza en carretilla. Y mi hermana vive en Ciudad Evita y tiene tres hijos”, explicó.

“Mi papa me pregunta ´¿querés ver televisión?´ y, como no teníamos TV, ponía el reflejo del sol en una palangana y la luz se reflejaba en el techo. Yo le decía que eso no era una TV y él me decía ´sí es, ahí hay imágenes´”, contó, y agregó: “en mi casa se comía lo justo. Si quedaba un churrasquito, mi papá se hacía el boludo y nos lo daba a comer a nosotros

Más tarde, Acosta se volvió a emocionar hasta las lágrimas cuando le envió un saludo a su hija Victoria, que trabaja en los medios. “No me hace falta decirle nada porque con la mirada ya me hago entender”, dijo.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados