En un parto difícil que concluyó por cesárea, la modelo dio a luz a la pequeña, fruto de su relación con Martín Insaurralde. “Cuando la tuve en mis brazos se me fue todo el dolor”.

En una jornada compleja, aunque esperada, Jésica Cirio y su esposo Martín Insaurralde se manifestaron felices con el nacimiento de Chloé, primera hija de ambos.

La modelo dio a luz a la pequeña a las 6.52 del domingo en el Sanatorio Otamendi, no sin pasar algunos sobresaltos. “Terminar recibiendo en mis brazos a Chloé fue lo más maravilloso del mundo. Se me fue todo el dolor”, aseguró Cirio quien dio detalles de su padecer desde su cuenta oficial de Instagram.

“Arranqué a las 22 con contracciones y a las 2 am con trabajo de parto hasta las 6.30, pero decidieron hacerme cesárea porque la gorda estaba agotada y la frecuencia cardíaca no estaba ideal”, comentó sincera para luego hacerle una devolución a sus seguidores por la preocupación: “Agradezco a la vida que mi beba esté sana, gracias a todos por sus mensajes de cariño”, manifestó unas horas más tarde.

Algo más relajada, en conversación con La Peña del Morfi, la flamante mamá se expresó sobre sus padeceres. “Me duele un montón cuando hablo. Estoy ahora con la bebé abrazada, fue una noche muy dura. No sé a quién se parece más, a los dos. Fue increíble, maravilloso, un momento único”, contó.

También el dirigente político Martín Insaurralde se refirió a la particular jornada. “Llegamos a la clínica a la 1.30 de la mañana, ya a las 10 de la noche habíamos comenzado a caminar. El trabajo de parto comenzó a eso de las 2 de la mañana. Estamos muy contentos”, coincidió el baboso papá que, según explicó no se amedrentó por la cesárea. “Entré igual, estuve todo el tiempo acompañándola. Está bastante dolorida, pero se la bancó. Tenemos una emoción, lloramos toda la mañana”, relató sin guardarse un solo detalle sobre el especial parto que vivió su compañera.

Con el correr de las horas y sin despegarse de Chloé, Jésica se fue relajando. De hecho, saludó a sus compañeros de Telefé “mirándolos desde el sanatorio”, al tiempo que subía una foto del programa con Abel Pintos cantando y hasta le agradeció a Mirtha Legrand por los saludos. La jornada siguió tan maravillosa como la había pensado.

Aparecen en esta nota: