Al frente del magazine federal de interés general que cada mañana pone en el aire la TV Pública, siente que está haciendo “una revolución en la TV” con un programa que “no apela a la violencia y tiende puentes entre personas”.

A banderada de la madurez, como ella misma se declara, Karina Mazzocco, luce más radiante que nunca y no oculta revelar que, a los 48 años, se siente en su mejor momento.

“Estoy a punto caramelo”, vocifera con simpatía.

En ese sentido, Pura Vida, Cada Día, el magazine federal de interés general, que la mantiene ocupada de lunes a viernes desde las 9 por la pantalla de la Televisión Pública Argentina, potencia su natural inclinación hacia el autoconocimiento y las diversas técnicas para incrementar el estado de bienestar interior, con las que se vincula desde hace largos años.

“Siento que estamos haciendo un programa revolucionario para la televisión argentina, que habla otro idioma y no apela a la violencia. No abonamos a la violencia en ninguna de sus formas. Todo nuestro contenido tiene que ver con construir, con tender puentes, con darle a la gente información nutritiva; nutritiva emocionalmente, físicamente”, resalta.

“No nos metemos en la vida de nadie, no nos importa lo que pase en la intimidad de nadie. A menos que esa intimidad implique abuso, violencia de género, desigualdad, abandono. Ahí sí nos metemos: hacemos campaña, denunciamos, hacemos visible lo invisible, mostramos lo que a otros canales no les interesa porque no mide puntos de rating. Y eso nos vuelve distintos. A mí eso me llena el corazón de felicidad.”, señala con un brillo especial en su mirada respecto al programa que conduce junto al Dr Adrián Cormillot que recientemente celebró sus 300 emisiones.

Karina Mazzocco Adrian Cormillot programa Pura Vida Cada Dia .JPG

De vuelta a la tevé, al frente del envío mañanero de la emisora oficial que abarca diferentes temas como actualidad, salud, cultura, deporte, espectáculos, defensa del consumidor, tercera edad y servicios, esta mujer que supo revolucionar la pantalla chica de los 90 con el audaz ciclo De a dos, siente que así evita cargar con la presión de responder al dichoso rating. No obstante, ansía poder llegar al espectador de manera mayoritaria.

Este programa no te deja un sabor amargo de ver quién se peleó con quién o quién se mete en la cama del otro. Eso nunca lo haríamos en Pura vida. Nos importa otra cosa”, expresa con una honda concepción espiritual en lo que pronuncia. “La verdad es que huyo de ese tipo de cosas. En mi vida personal soy una persona que también le gusta el bajo perfil, y entiendo que esa es mi filosofía y entiendo también por qué llega Pura vida a mi vida”, comenta la conductora de los ciclos televisivos De a dos, Todos al diván, GranDiosas, Transformaciones y Mañaneras, al tiempo que se queja de la mentalidad empresarial y mercantil de quienes manejan los destinos de los canales.

Yo tenía muchas ganas de hacer un programa así, lo que pasa es que hay empresarios manejando los canales de televisión y se rigen de acuerdo al negocio del rating y la verdad que para mí no hay mejor negocio que hacer un contenido de calidad. Ese es el negocio porque la que gana es la gente. Pero bueno, todo está un poco desvirtuado. Gracias a Dios estoy haciendo Pura Vida en la Tevé Pública y entiendo que el rating va a seguir subiendo, pero nosotros no trabajamos por el rating sino por el contenido”, precisa con empatía esta ex modelo y actriz.

Karina Mazzocco programa Pura Vida Cada Dia .JPG

“Nosotros nos divertimos, informamos, hablamos de temas realmente de interés general, de verdad, de tecnología, de actualidad, de violencia de género, de salud, de salud sexual. Realmente es un programa único en su tipo, pero la TV Pública Argentina históricamente no tuvo un número sideral, pero tampoco se mide en todo el país”, analiza la blonda.

Me encantaría hacer 10 puntos de rating. Sería lindo que la gente elija ver algo tan bueno. Es lo que hay y la gente cada vez más me hace su devolución por la calle”, suelta Mazzocco haciendo hincapié en una tarea cotidiana que no goza de la prensa mediática.

“Es un orgullo y un privilegio para mí hacer este programa. Tengo unas columnistas y unos compañeros que ponen todo su corazón y tienen conocimiento absoluto, sobre todo”, señala en referencia al equipo de profesionales que la acompañan, al tiempo que se siente bendecida de timonear un envío televisivo a la medida de sus expectativas.

“Para mí Pura vida me devuelve a la pantalla de televisión porque había estado unos años alejada. Me habían ofrecido varias cosas porque eran cosas con las que no me sentía cómoda y tuve la posibilidad de decir: “no, gracias”, revela Karina que, en el lapso que no se la vio en pantalla lanzó dos líneas de perfume.

En tanto, para el año que viene, se muestra tentada de encarar, con actualidad, la primera mañana de una radio. “Me ofrecieron la mañana en una importante radio, pero estoy supeditada a Pura Vida, que es mi prioridad. Estuve en Continental y La Red. Me apasiona la radio”, remata luego sin poder precisar la frecuencia.

“A partir de los 40 comienza la vida”

Karina Mazzocco_result.jpg

Dispuesta a celebrar lo que conlleva el paso del tiempo y segura de que su edad representa una etapa de gran realización, Karina Mazzocco, mantiene una página en la que arenga al mundo femenino después de los 40 años.

A partir de los 40 en adelante comienza la vida. Es cuando más plenas y seguras nos sentimos las mujeres. Hay un nuevo modelo de mujer y somos protagonistas”, comenta con su clásica sonrisa ancha y una mirada bondadosa. “Estamos viviendo un momento revolucionario también. Una bisagra en la historia. Es una invitación a vivir la vida realmente. Cuando nos tildan de veteranas, ahí realmente estamos a punto de caramelo de la cabeza, del corazón y de cada parte de nuestro cuerpo y de nuestro ser”, manifiesta a viva voz.

Me siento muy satisfecha, muy plena, pasando un momento precioso. Y estar en actividad y haciendo este programa tan lindo corona este momento de mi vida”, agrega entusiasmada al punto que traslada esa plenitud al terreno pasional. “La verdad es que en el sexo la mujer está mejor que nunca. Es una etapa de la vida donde hay una entrega de verdad”, remarca la mamá de Malek, el hijo que tuvo hace 11 años con su pareja, el corredor de autos Omar El Bacha.

“Yo estoy muy bien con mi pareja. Hace 12 años que estamos juntos y estamos en un punto precioso. Hay una entrega de cuerpo, de alma, de todo. Y se vive en plenitud, no hay un “no sé qué”. Es puro amor y pura pasión. Todo mezclado hace un coctel fabuloso”, confiesa la chica sin falsos pudores. Y, enseguida, alienta a otras mujeres de su generación a darle valor y realzar sus años.

“Esa es la parte linda que tienen los años. Uno no está pendiente del envase sino del contenido. Se va poniendo cada vez más interesante. Estoy medio como abanderada de la madurez. Es un momento extraordinario. La madurez es una maravilla”, desliza orgullosa.

Aparecen en esta nota: