En un año lleno de oportunidades, en donde pasó sin gloria por el jurado de Bailando, brilló en teatro junto a su pareja Nicolás Cabré y ahora tiene la chance de actuar, dice que la sedujo la historia de Telefé que arranca mañana.

Frente al mayor desafío actoral que hasta el momento le haya otorgado la televisión en su cada vez más ascendente carrera, Laura Fernández, debuta mañana en Inconvivencia, la miniserie de diez capítulos que protagoniza junto a Tomás Fonzi los jueves y viernes a las 23:30 por Telefe. Producida por Kuarzo Entertainment Group e Idealismo Contenidos, en coproducción con Flow, la ficción indaga en los decibeles de una pareja de treintañeros que, tras siete años de convivencia, enfrenta una crisis de desgaste y conflictos y decide dejar de vivir bajo el mismo techo.

Escrita y dirigida por Mariano Hueter, el mismo de El Mundo de Mateo que exhibió la Televisión Pública, la trama de Inconvivencia, llevó a Laurita a dar el salto definitivo con la actuación. "Estaba reacia a actuar en televisión porque descubrí en la conducción lo que más me gustaba. Estaba haciendo teatro, venía conduciendo y descubrí que era lo que más me gustaba hacer. Realmente estaba bastante reacia. Pero cuando me llegó el guión (de Mariano Hueter junto a Ezequiel Goldstein), lo leí hasta el final queriendo que no me guste y me puse a llorar como una tonta en la cama. Me gustó muchísimo y me identificó en un montón de cosas", manifiesta.

"En cuanto actuación es el desafío más grande que tuve en televisión. Hice algunas cositas como actriz, pero me aboqué a la conducción y descubrí que era lo que me gustaba hacer hasta que me convocaron para este trabajo", recalca esta bailarina, actriz y conductora que como intérprete netamente solo se había lucido en papeles secundarios en tiras como Violetta y Quiero vivir a tu lado.

La chica que se formó rigurosamente como bailarina hasta alcanzar notoriedad como participante y jurado de ShowMatch, el ciclo de Marcelo Tinelli, siente que desde hace un tiempo atraviesa un período especial; en el que se la confía para propuestas que nunca antes había explorado. "Me sentí muy halagada cuando leí el libro porque no sabía de qué se iba a tratar. Está bueno cuando confían en uno para algo que no están acostumbrados a verte. Y siempre uno tiene que dar el primer paso. Me pasó en la radio, en la conducción misma, en Sugar, siempre hay que dar el primer paso. Lo tomé con mucha responsabilidad”, apunta quien en la esfera teatral encabeza Departamento de soltero, junto a su pareja Nicolás Cabré, pieza que llevarán a la temporada de Mar del Plata.

"Me cuesta mucho verme y esta fue la primera vez que pude relajarme y disfrutar. El diseño de escenografía y visual es hermoso y entonces me permití disfrutar", confiesa en referencia a la trama que plantea la historia de Lucas (Fonzi) y Caro (Fernández) quien para intentar salvar su vínculo se proponen terminar con aquello que los está ahogando: la convivencia.

"Para los dos fue un desafío", expresa Lau sobre su compañero Tomás Fonzi. "Ya contar lo qué pasa en una pareja que se conoce tanto, desde los gestos, las miradas, todo, es un desafío. La verdad es que nos llevamos re bien y fluyó todo. Yo siempre estudié teatro y tomé clases de actuación, pero con personas de tanta experiencia y todo se hace más fluido y más sencillo y aprendí mucho. Era soltar y confiar en la mirada del director. Fue un proceso diferente para mí", cuenta sobre el flamante estreno de Telefe en el que interviene un elenco de grandes figuras como Cristina Banegas, Luis Machín, Luciano Cáceres, Gastón Soffritti y Marina Bellati entre otros. Cargada de nuevas posibilidades para exhibir su arte, este año, Laura Fernández, en medio de diferentes oportunidades, pudo descansar de su paso, criticado y exigido, en el rol de jurado de Bailando por un sueño.

"No me cierro a nada. Fue un año en que apreció Departamento de soltero que es una comedia dramática e Inconvivencia que también es comedia dramática. Son cosas que las tomé. Después si aparece el baile es algo que amo y me encantaría", dice abierta al crecimiento profesional en todos los ámbitos. "En el rol de jurado Bailando no fue donde más cómoda me sentí. Yo disfruto más bailar. Y no me sentí cómoda en ese programa como jurado. Después hice Pequeños gigantes que me encantó. Depende del formato y el lugar donde estás. A mí me gusta más bailar. No me cierro a nada", suelta aludiendo a un futuro regreso al estrado del envío de Tinelli. "No lo evalué porque no está la propuesta. Si estuviera la propuesta lo evaluaría, lo pensaría y veré como me siento en ese momento. Siempre es un halago que te llamen o piensen en vos. Si algún día me llega la propuesta la evaluaré. Yo evaluó las cosas si llegan, si aparecen. Ahora en mi experiencia en el programa la pasé bárbaro, pero la paso mejor bailando que estar sentada juzgando a los demás", agrega mientras confiesa: “Este año no vi nada del Bailando. Cuando no hago teatro no veo el Bailando porque estamos mucho con la hija de Nico y vemos programas infantiles más que nada”.

- ¿Cuánto influiste en la relación menos tensa y más receptiva de Nico con la prensa y el medio?

-No sé, por ahí él está más relajado porque está cómodo, porque es padre también y el tiempo quizá lo haya aflojado un poco.

Laurita-Fernandez-Nicolás-Cabre-maraton.jpg

"Nico llena mi vida de amor"

Enamoradísima de Nicolás Cabré, como lo grita a los cuatro vientos y se la percibe, Laurita Fernández, prioriza la vida en pareja y la compartida con Rufina, la hija del actor futo de su relación con la China Suárez, mientras desestima los continuos rumores de embarazo. "Ellos llenan mi vida de amor. Disfrutamos de estar bien nosotros. Está bueno disfrutar de un tiempo más solos. Las ganas de tener un bebé están y me nacieron a raíz del amor, pero no estoy embarazada. Cuando tenga que llegar llegará", apunta con quién compartirá además temporada en Mar del Plata con Departamento de Soltero y luego emprenderá una ‘mini gira’ nacional. "Nico en el día a día es un dulce. No tiene nada de tenso".

Laurita tuvo temores al abordar escenas íntimas y logró acordar la estética.
Laurita tuvo temores al abordar escenas íntimas y logró acordar la estética.
Laurita tuvo temores al abordar escenas íntimas y logró acordar la estética.

"Nunca había hecho escenas íntimas"

Los desafíos actorales van creciendo en la vida de Lautira y de bailarina pasó a conductora y luego a actriz de teatro. Ahora que llega ala TV con un protagónico, la pantalla chica la somete a un nuevo desafío: "Nunca había hecho escenas íntimas hasta Inconvivencia y fue muy fuerte", apunta Laura sobre una experiencia que aparejó todo tipo de inseguridades. ‘Yo nunca había hecho una escena íntima y sentía como que traspiraba, dudaba de todo en ese momento. Si tenía mal aliento, si se me veía bien, era una bola de nervios. Pero me sentí muy cómoda con el equipo técnico que la tiene re clara y con Tomas y también con Luciano Cáceres al que conozco, pero nunca había trabajado con él y la primera escena que nos toca hacer era esa", desliza en tren confesional.

"En mi caso cuando leí el libro y vi que había muchas escenas de ese tipo, hablé con el director para ver hasta dónde él quería mostrar y contar. Consensuamos un punto medio en donde yo me sintiera cómoda. Me tranquilizó saber que no tenía que mostrar lo que no quería o hacer cosas que no estaba dispuesta a hacer. No estaba el planteo de mostrar ni tetas ni cola. Todo se contaba e insinuaba y a mí me parecía más sensual insinuarlo que hacerlo tan explícito. Es más sugestivo y más sensual que mostrar todo. Si hubiese necesitado que yo muestre las lolas o la cola, quizá hubiese recurrido a lo Nico, a que se use una doble", indica.

Como se recordará, Cabré contó que apela a un doble que incluso tiene su mismo tatuaje para no mostrarse en escenas de sexo.

En la vida no

Tal como propone el personaje de Carolina, una psicóloga que atraviesa las dificultades de la conveniencia, Laurita Fernández, dice haber tomado conciencia sobre lo que narra en la pantalla chica y evitar que suceda en su relación con Nico Cabré. "Lo trasladé mucho a mi vida personal. Leí el libro, me sentí identificada por un montón de cosas y me puse las pilas porque no quiero que me pase", devela la chica de sonrisa ancha y cabellera dorada. "Puse en práctica cosas en mi vida privada que por ahí sin darse cuenta uno descuida o no presta tanta atención como al principio. Hay que estar atento si querés que se mantenga esa magia y ese fuego a lo largo del tiempo", asegura. "La pareja de la tira está hace 7 años junta. ¿Y como haces para que eso siga funcionando como era antes, por más que hay amor? Hay que estar muy atenta, no descuidarse porque si no todo se desgasta’. Quien transitó romances mediáticos con Federico Hoppe y Federico Bal, confiesa que hasta llegar a su vida su compañero de los teatrales Sugar y Departamento de soltero, le huyó a la convivencia. "Era de las que decía que nunca iba a convivir. Con Nico es la primera vez que me animo a convivir. Me dieron muchas ganas de convivir a partir de estar juntos. El motor es el amor", dice con brillo en los ojos.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados