Los siete álbumes con las distintas formaciones de la banda liderada por el Carpo se relanzan remasterizados y en formato físico. Ya no habrá que pagar precios exorbitantes en el mercado negro: los vinilos costarán 590 pesos

Cuando a comienzos del año pasado el Instituto Nacional de Música (INAMU) anunció la recuperación (merced a un valorado desembolso de 2.750.000 pesos) del catálogo del sello Music Hall, más de un melómano se ilusionó con la chance de volver a tener en sus manos y así poder escuchar algunas de aquellas 1.500 obras de la música popular argentina, en especial de varios de los mejores discos de rock nacional editados en los comienzos del género. La acción del INAMU abrió las puertas a la reedición, por ejemplo, de los dos primeros discos de Serú Girán; de los primeros siete de León Gieco; de trabajos de Raúl Porchetto, Miguel Mateos, Fito Páez, de todos los discos de Billy Bond y la Pesada y de los primeros siete álbumes de Pappo’s Blues, editados entre 1971 y 1978 y que hoy, a más de un año del anuncio, se relanzan remasterizados y en formato físico (CD y vinilo), tras un acuerdo entre Luciano Napolitano el hijo del Carpo-, la multinacional Sony Music y Nelly Entertainment.

Si bien los siete discos habían sido reeditados la década pasada por el sello Leader Music -con ediciones económicas y en envase digipack-, el gran atractivo de este regreso está en los vinilos, y en especial en esos primeros cuatro grabados entre los años 1971 y 1973, donde Pappo registró buena parte de sus mejores canciones con las distintas formaciones que tuvo el power trío. Alcanza con "googlear" el título de cualquiera de esos primeros volúmenes para ver los precios que se piden por las ediciones originales en sitios como Mercado Libre, algunos superando los 4.000 pesos. Hoy esos vinilos vuelven a estar a la venta a 590 pesos, y respetando los diseños originales, tal cual fueron editados a comienzos de los ’70.

La historia marca al mítico productor Jorge Alvarez como la persona que incentivó a Pappo para que encabezara su propio proyecto. Por 1969, un Norberto Napolitano de sólo 19 años tocaba el cielo con las manos al ser convocado por Los Gatos para reemplazar al guitarrista Kay Galiffi (después de una gira de la banda por Brasil se enamoró, se casó y se instaló para siempre en San Pablo). Con Los Gatos el Carpo grabó los dos últimos discos de estudio del grupo, Beat N' 1 y Rock de la Mujer Perdida y su ingresó modificó el estilo de la banda, yendo del beat de los comienzos a un rock más pesado. Pero Pappo sentía que su estilo, influenciado por el Eric Clapton de Cream y por Jimi Hendrix necesitaba de un proyecto diferente del que encabezaba Litto Nebbia y fue allí que aceptó la propuesta de Alvarez.

Tapas Pappo's Blues volumen 1 a 4
<p>  Tapas de Pappo's Blues, volumen 1 a 4</p>

Tapas de Pappo's Blues, volumen 1 a 4

"Él (por Alvarez) me propuso grabar, nos dio la plata, se jugó por nosotros y yo también me jugué al irme de Los Gatos", contó alguna vez Pappo, quien para ese álbum debut contó con Black Amaya, en batería y David Lebón (por entonces Davies) en bajo. "Él (por Alvarez) me propuso grabar, nos dio la plata, se jugó por nosotros y yo también me jugué al irme de Los Gatos", contó alguna vez Pappo.

Volumen 1 se grabó entre diciembre de 1970 y enero de 1971 en los estudios Fonal (luego Phonalex) de la Avenida Santa Fe e incluye varios de los primeros clásicos del grupo como "El hombre suburbano" (canción que fue el inicio obligado para futuros guitarristas de rock y blues), "El viejo", "Algo a cambiado" y "Adonde está la libertad". Un dato anecdótico del disco es su foto de portada: se sabía que fue tomada en 1969 en la quinta del bailarín Eber Lobato (donde solían ensayar Los Gatos) pero no todos conocían al chico que esta subido en el hombro izquierdo de Pappo. En el libro El Hombre Suburbano, de editorial Planeta, el periodista Sergio Marchi revela que se trata del hijo del casero de la quinta.

Los cambios de formación fueron una constante en el trío. Para Pappo’s Blues Volumen 2 (1972) Black Amaya se había sumado, convocado por Luis Alberto Spinetta, a Pescado Rabioso y David Lebón se había hecho cargo de la batería en Color Humano. Igualmente fueron convocados por el Carpo y colaboraron en algunos temas aunque la base principal la armaron Luis Gambolini, en la batería (de hecho es suyo el solo inician de "El tren de las 16") y Carlos Pignatta, en el bajo. Además del citado clásico, el disco contiene gemas como "Insoluble", "Tema I" (grabado por Spinetta como "Castillo de piedra" en su primer disco solista Spinettalandia & sus Amigos), "Blues de Santa Fe" y el blues "Desconfío", con Pappo tocando el piano y dándole forma a un verdadero hit inoxidable, reversionado por muchos músicos, en especial por varias cantantes.

Entre estos dos primeros álbumes y Volumen 3 están, para la gran masa de seguidores de Norberto Napolitano e incluso para la crítica, los tres mejores discos que grabó con el trío. Pero si algo ubica al tercero un escalón por encima del resto es por su poderosa base rítmica integrada por Carlos "Machi" Rufino, en bajo y Héctor "Pomo" Lorenzo, en batería; el "muro macizo" como fue bautizada la dupla de músicos que luego partiría, convocada por Spinetta, para formar Invisible. La historia ubica al guitarrista Héctor Starc (Aquelarre, Tantor) como la persona que acercó a Pappo con Machi; a Pomo el Carpo ya lo conocía por haber tocado juntos en los orígenes de Los Abuelos de la Nada. Volumen 3 salió en 1973 y aún hoy el disco suena actual. "Hay gente que escucha el disco y cree que se grabó ayer", suele afirmar Machi, quien debutó como cantante poniendo su voz en la canción "EL Sur de la Ciudad". Los nueve temas que trae la placa son muy buenos y cuesta elegir uno por sobre otro aunque "Stratocaster boggie", "Sandwiches de miga", "Trabajando en el ferrocarril", "Sempre es lo mismo nena" y, en especial, "Sucio y desprolijo" (por su letra autorreferencial y su enorme potencia) quedaron como auténticas joyas y resistieron el paso del tiempo alcanzando con los años el rango de clásicos.

pappo festival 72_result.jpg
<p>Pappo en Festival BA Rock de 1972, donde se filmó Rock hasta que se ponga el sol</p>

Pappo en Festival BA Rock de 1972, donde se filmó Rock hasta que se ponga el sol

Para variar, en Volumen 4 (1973) de nuevo hubo cambios en la formación: ya no estaban Pomo y Machi (aunque dejaron grabada "Con Elvira es otra cosa") y participaron músicos como Black Amaya en batería, David Lebón, en guitarra y bajo, Isak Portugheis, en percusión y Alejandro Medina, en bajo. La presencia de Pappo como ocasional miembro de La Pesada (de hecho el disco lo produjo Billy Bond) le facilitó el armado de la banda con la que siguió sumando hits como "Fiesta cervezal" y "Gato de la calle negra", más canciones como "Abelardo el pollo" y "Sol de armónica". De nuevo un dato curioso lo dejó la foto de la portada con Pappo sentado fuera de una casilla en una especie de playa desértica aunque en realidad la imagen original fue tomada por José Luis Perotta en el basurero de La Quema y retocada por el diseñador Juan Orestes Gatti, creador de varias de las mejores tapas de rock argentino.

Pappo’s Blues Volúmen 5 y el Volumen 6 bien pudieron haber sido un solo disco. Esta vez con la base del bajista Eduardo "Fanta" Beadoux y del baterista Eduardo Garbagnati (más el aporte como invitados del ex Vox Dei Nacho Smilari y de León Gieco), en 1974 vio la luz el Volúmen 5, llamado Triángolo (aquel del guiño en la tapa a The Dark Side of the Moon, de Pink Floyd). Más volcado a un blues progresivo, Pappo no destinó más de diez horas para dejar grabadas once canciones que luego Music Hall decidió editar en dos discos, sin el visto bueno de los artistas. Seis de esas obras formaron Triángulo entre ellas "Malas compañías " (con los años Mario Pergolini bautizaría uno de sus programas radiales con el nombre del tema), "Mírese adentro" y Nervioso visitante", entre otras.

Con las cintas que habían sido descartadas por los músicos, Music Hall aprovechó uno de los habituales períodos de Pappo viviendo en Europa (aquellos en los que se codeó con artistas como Lemmy Kilmister, Phil Taylor -antes de que formaran Motörhead- y Peter Green) y en 1975 editó Volumen 6, un disco básicamente instrumental y experimental, con algunas zapadas hechas canción ("Abordo", "El escarabajo") y un tema que terminaría siendo otro clásico: "Slide blues", aquel con una letra simple ("Pero yo, yo ya no puedo; esta música dejar; blues solamente, con tres tonos nada más") pero que fue marca de fábrica en la carrera de Pappo.

Tapas Pappo's Blues volumen 5 a 7
<p> Tapas de Pappo's Blues, volumen 5 a 7</p>

Tapas de Pappo's Blues, volumen 5 a 7

A su vuelta al país y tras la efímera vida de Aeroblus, el trío que armó en 1977 con Alejandro Medina, en bajo y el brasileño Rolando Castello Junior, en batería y que dejó un solo y homónimo álbum (muchos ven en este disco el embrión de lo que luego sería el estilo stonner), Pappo decidió volver sobre seguro y reamó Pappo’s Blues con la idea inicial de grabar un disco en vivo. Lo volvió a convocar a Medina y tras una serie de presentaciones en el teatro Estrellas (donde hoy funciona el canal Crónica TV), el proyecto se limitó a la regrabación en estudio de viejos clásicos como "El hombre suburbano", "El viejo", "Tema I", "Abordo" y "Hansen" más dos canciones nuevas que, por el apuro de la discográfica en lanzar el disco, salieron sin el track vocal: "El jugador", compuesta por Medina y que luego grabaría en el regreso de Manal y "Detrás de la iglesia". La extraña mezcla por momentos ubica a la batería de Darío Fernández casi tan al frente, o más, que la viola de Pappo.

Con este disco se cerró la primera etapa de Pappo’s Blues banda que recién volvería al disco en 1995 con la salida de Caso cerrado, aunque eso es otra historia, la que por ahora espera su propia reedición.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados