En el estadio Ciudad de La Plata, Boca y River buscarán instalarse en los cuartos de final de la Copa Argentina. Se miden este miércoles desde las 19.

No pudo ser en la Copa Libertadores, pero se darán el gusto en la Copa Argentina: Boca Juniors y River Plate jugarán este jueves por los octavos de final del certamen federal y uno de los dos quedará en el camino de una competencia en la que ambos suman tres título y son los más ganadores de la historia.

Esta nueva edición del superclásico se disputará desde las 19 en el estadio Ciudad de la Plata, con arbitraje de Patricio Loustau y será transmitido por TyC Sports.

No será un superclásico más, sobre todo para Boca que atraviesa un muy mal momento. Una nueva eliminación ante el clásico rival después de haber sido eliminado (injustamente) de la Copa Libertadores y de tener un pobre inicio en la Liga Profesional, podría ser el detonante de un conflicto mayor al que se está viviendo en la Ribera.

Es que a los malos resultados se le suma la situación del colombiano Sebastián Villa, quien ya dijo que quiere que lo transfieran al Brujas de Bélgica y que hasta que no lo hagan no jugará. Los directivo xeneizes se encuentran en la disyuntiva de colgarlo o de venderlo en una cifra inferior a la pretendida. lo cierto que es todo indica que no hay vuelta atrás.

Por otra parte, la falta de resultados positivos, De los últimos 15 partidos disputados Boca ganó 3, empató 8 y perdió 4, una estadística poco acorde para un equipo al que se le exige ganar todo. Para colmos, los refuerzos hasta el momento no han rendido de la manera esperada. Es cierto que tienen pocos partidos con la camiseta azul y oro, pero también lo es la urgencia que tiene Boca de obtener resultados.

Una derrota ante el Millonario significaría un golpe duro, no solo por otra eliminación directa ante el equipo que orienta Marcelo Gallardo, sino porque al quedar en el camino en la Copa Argentina se le cerraría uno de los caminos para acceder a la Copa Libertadores del año venidero. Además, lo dejaría solamente participando en la Liga Profesional, en la que aún no ha sumado de a tres.

Tal vez sea por eso que Miguel Ángel Russo está planeando un esquema conservador para enfrentar al adversario que mejor fútbol despliega en el país. Boca jugaría con una línea de cinco, para tratar de contener los ataques de un River que en este último semestre se ha mostrado muy incisivo pero poco eficaz a la hora de resolver frente al arco rival.

Gallardo, que el domingo ante Huracán reservó a varios titulares, esta vez pondrá toda la carne en el asador. Apostó a este partido y le salió bien, ya que no quedó relegado en la Liga (empataron todos arriba) y varios de los futbolistas que jugarán mañana llegarán más descansados que los de Boca, de opaco empate ante Talleres en Córdoba el pasado domingo.

El equipo de Núñez tendrá una baja sensible ya que el delantero Matías Suárez quedó descartado por la lesión muscular que padeció en el partido ante Lanús. Pero sí estará Braian Romero, el ex Defensa y Justicia que llegó a inicios de semestre y ya lleva cuatro goles en seis partidos.

Romero formaría la dupla de ataque con el cordobés Julián Álvarez, quien quiere recuperar terreno tras ser campeón de la Copa América con el seleccionado argentino, y la duda sería en el mediocampo entre el colombiano Jorge Carrascal o José Paradela, de buen ingreso ante Huracán.

Para River un triunfo significaría el sexto éxito en series mano a mano ante el eterno adversario, ya que desde la llegada de Gallardo hace ya siete años, River se impuso en la Copa Sudamericana (2014), la Copa Libertadores (2015, 2018, 2019) y la Supercopa Argentina (2018).

Boca cortó la racha en la Copa de la Liga de esta temporada, cuando se impuso por penales en los cuartos de final de torneo, ocasión en la que River actuó con muchos suplentes por tener medio plantel o más contagiado de coronavirus.

Por eso, para el Millonario, una derrota, más allá que sea dolorosa, no será tan importante ya que su principal objetivo seguirá siendo la Copa Libertadores, certamen en el que enfrentará a Mineiro a partir de la semana próxima.

Boca, en cambio, está obligado a pasar, ya que una caída ante el clásico rival podría derivar en una crisis terminal para el ciclo de Miguel Ängel Russo, que arrancó muy bien pero últimamente está tambaleando.

PROBABLES FORMACIONES

Boca Juniors: Agustín Rossi; Marcelo Weingandt, Carlos Zambrano, Carlos Izquierdoz, Marcos Rojo y Agustín Sandez o Ezequiel Barco; Diego González, Esteban Rolón, Juan Ramírez ; Cristian Pavón y Norberto Briasco. DT: Miguel Ángel Russo.

River Plate: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Paulo Díaz, David Martínez y Fabrizio Angileri; Bruno Zuculini, Enzo Pérez, Nicolás De la Cruz y José Paradela o Jorge Carrascal; Braian Romero y Julián Álvarez. DT: Marcelo Gallardo.

Árbitro: Patricio Loustau

Estadio: Ciudad de La Plata

Hora: 19.00

TV: TyC Sports.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados