Acumula seis en dos partidos en la Copa Libertadores y ya se animó a proyectar sus nuevas ambiciones, porque no se puso colorado en mencionar que espera un llamado del Tata Martino.

Llegó a Racing casi de casualidad, porque se subió al plantel a último momento, justo cuando el colombiano Humberto Osorio planteó demasiados condicionamientos para firmar su contrato, pese a que ya estaba entrenando con el equipo de Cocca.

Después a Gustavo Bou, la figura del momento del fútbol argentino, le tocó salir a la cancha en una situación de emergencia, por las lesiones de Milito y Hauche, más el pobre rendimiento de Castillón y Rentería, que estaban adelante de él, en la consideración del técnico. Pero vio pasó el tren, se subió y terminó consolidado en la máquina del gol que llevó a la Academia a la estación del campeonato, aunque crecimiento parece no tener límite, porque ya metió seis goles, en dos juegos, en la Copa Libertadores, y ahora se anima a soñar con una transferencia al fútbol europeo y con una oportunidad en la Selección.

Hace ocho meses, Bou estaba colgado en River. Hasta en Olimpo (equipo con el que había ascendido) reconocieron que no aceptaron contratarlo de nuevo. Y en Racing, encontró su lugar en el mundo, para convertirse en socio de Milito y hoy ser un jugador cotizado, que puede dejar una valija llena de dólares en la tesorería de la Academia cuando sea transferido.

Lo cierto es que el gol parece su obsesión. Está siempre ahí. Y no perdona. Por el torneo local, por amistosos, y ahora en la Copa Libertadores, donde les hizo tres a Deportivo Táchira y a Guaraní de Paraguay. Entonces, sus ambiciones no poseen techo. Y hasta se lo menciona como un posible convocado para la Selección, porque el martes, en Avellaneda, estuvo Jorge Pautasso, el ayudante de campo del Tata Martino, y se debe haber llevado una impresión favorable de los recursos del atacante, que tuvo una actuación de diez puntos.

En medio de esta revolución que generaron sus goles, Bou admitió que "sueño con ir a jugar a Europa y con una oportunidad en la Selección Argentina desde chico, pero ahora estoy concentrado en mis objetivos en Racing, sabiendo que si me va bien en mi club, todo lo demás puede venir solo. Estoy disfrutando al máximo este gran momento que estoy viviendo".


Los números hablan

Los números, parecen estar a su favor. Porque con Guaraní hasta se anotó en la historia marcando el gol número cien de Racing en la Copa Libertadores: "Sabía que podía pasar, porque en el micro, Brian Fernández me dijo que el primer gol que hiciéramos iba a entrar en la historia. Y me tocó marcarlo a mí, con un tiro de media distancia. En la Copa me animo a patear más porque la pelota es distinta y puede ser más complicada para los arqueros", contó Bou al repasar otra gran noche. Y agregó: "Estoy muy contento porque pudimos ganar de local. Se nos hizo difícil porque ellos vinieron a buscar un resultado favorable. Pero pudimos hacer bien las cosas y dejar los tres puntos en casa".

El goleador también guardó un capítulo para la autocrítica: "No me puedo olvidar del tanto que perdimos cuando estábamos dos a cero. La quise picar y la tiré afuera: me quería morir... Estaban Milito y Lollo acompañándome, como opciones. Por suerte después hice otros dos". Milito se enojó en la acción desperdiciada por Bou, pero después lo llenó de elogios: "Ojalá que a Gustavo Bou le toque ir a la Selección. Sería un premio grande por lo que está haciendo".


Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados