El Instituto para el Desarrollo Social Argentino advirtió sobre el gran problema que representa para el país que la mitad de los menores de 24 añosprovenientes de familias de bajos recursos no cuenten con sus estudios secundarios completos.

El Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) elaboró un informe en el que, en base a estadísticas de 2019 del Ministerio de Educación, alerta acerca del hecho de que solo la mitad de los jóvenes pobres terminan la secundaria y cómo eso impacta en el país.

De acuerdo a los mencionados datos estadísticos, en la Argentina solo el 69% de los jóvenes hasta 24 años terminó la secundaria. En esa franja, el 88% de los que provienen de familias de más altos ingresos lo hizo, mientras que solo el 52% de los provenientes de familias de más bajos recursos completó sus estudios.

“Esta información se refiere al 2019, es decir, antes de la pandemia. Cabe esperar una profundización de la degradación debido a la prolongada alteración de los procesos educativos desencadenados a comienzos del 2020. Todos los alumnos están sufriendo las consecuencias, pero los daños más severos se registran en los niveles socioeconómicos más bajos donde resultó imposible migrar a métodos de enseñanza virtuales. La crisis terminal derivada de la pandemia debería motorizar un profundo cambio en las políticas educativas. Así como el teletrabajo está revolucionando la organización del trabajo, la pandemia es la oportunidad para implementar modalidades de enseñanza más tecnológicas que recuperen el interés de los jóvenes y ayuden a mejorar la calidad educativa. En especial, es crítico y urgente atender el déficit en matemáticas”, advierte y recomienda IDESA en su análisis.

ADEMÁS:

Empleo: restaurantes y hoteles ya perdieron 90 mil puestos

A su vez, el Instituto sugiere que la escuela secundaria nacional debe ser rediseñada: "En los países sajones de Europa, como Alemania, Austria, Holanda, Dinamarca, entre otros, la secundaria se organiza en dos modalidades. Una que prepara los jóvenes para la educación universitaria y otra para el mundo del trabajo apenas terminada la secundaria. A esta última la llaman educación vocacional. En la Argentina solo se prepara para la universidad, desatendiendo a los jóvenes cuyo proyecto es comenzar a trabajar”.

“La experiencia demuestra que el éxito de la educación vocacional depende crucialmente de un vínculo muy estrecho entre las escuelas secundarias y las empresas. Resulta muy enriquecedor que los estudiantes completen la formación que les provee la escuela dentro de una empresa. Para concretar esta idea en Argentina es fundamental superar visiones obsoletas tanto del ámbito educativo (que consideran que las escuelas no están para formar mano de obra para las empresas) como de la legislación laboral (que es sumamente restrictiva a la hora de permitir que los jóvenes se formen en ámbitos laborales)”, concluye.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados