La fruta más consumida por los argentinos lideró las últimas subas en alimentos. Popular entrevistó a especialistas del rubro para conocer las razones detrás de los incrementos.

Las elecciones presidenciales del domingo estarán atravesadas por diversas cuestiones políticas y económicas. Allí aparece, por ejemplo, el proceso inflacionario que vive el país y complica las cuentas diarias de los argentinos. La variación interanual medida por el Indec llegó al 138,3% durante septiembre pasado. Esta dinámica se aceleró con fuerza en los últimos dos meses, ya que el Índice de Precios al Consumidor alcanzó los dos dígitos. Algo que no sucedía desde 1991.

Los aumentos impactaron en la mayoría de los rubros que evalúa el organismo oficial. Uno de los principales fue Alimentos y bebidas no alcohólicas, que entre septiembre de 2022 y el mismo período de este año registró subas del 150,1%. Una cifra superior a la inflación general. En el último mes, los incrementos fueron impulsados, entre otras cosas, por Carne y derivados, Pan y cereales, y Frutas.

En este sector, la banana marcó tendencia con un aumento del 46,2%. Así se ubicó por encima de la naranja (+17,8%) y la manzana deliciosa (+15,4%).

Cuáles son las razones del aumento de la banana

Juan Carlos Portela, presidente de la Cámara Argentina de Bananas y Afines (Camabana), atribuyó el alza de este producto a dos motivos. "Uno fue el cierre de los pasos de la cordillera con Chile, por donde pasa la banana de Ecuador que viene por el Pacífico. El paso internacional Cristo Redentor estuvo cerrado por exceso de nieve y del lado chileno quedaron varios camiones, por lo que faltó fruta en los mercados de Buenos Aires y otras ciudades del interior del país. Y ante una menor oferta, subieron los precios", explicó el directivo a Popular.

“Esto es algo que ocurre todos los años, con mayor o menor intensidad. Pero esta vez cayó mucha nieve, el corte del paso se extendió durante casi dos semanas y quedaron muchos camiones sin cruzar”, señaló Portela. La situación, en efecto, provocó una disparada de los precios y el kilo de banana llegó a costar entre $1.000 y $1.500 en verdulerías de la ciudad de Buenos Aires y el Conurbano.

ADEMÁS: La inflación en la segunda semana de octubre se ubicó en 2,2%

En la Argentina, la banana es la fruta más consumida, con un promedio anual de más de 12 kilos por habitante, según datos del Senasa. A nivel local, se cultivan unas 5.400 hectáreas en las provincias de Formosa, Salta y Jujuy. Sin embargo, esa producción no alcanza a cubrir la demanda interna, por lo que casi el 90% del abastecimiento del país proviene de Ecuador, Brasil, Colombia, Bolivia y Paraguay.

"Somos uno de los países más consumidores de banana en el mundo. De acuerdo con las últimas estadísticas, ocupamos el 12º lugar. Cuando todos pugnamos por ir a las góndolas a buscar esta fruta, nos encontramos con que hay menos disponibilidad por una cuestión de baja oferta. Y por un tema de equilibrio del mercado, sube el precio", comentó Jorge Pazos, integrante del sector de Economías Regionales y consejero de Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), al ser consultado por Popular.

bananadecuardo.jpg
Casi el 90% de los bananas que se consumen en la Argentina provienen del exterior.

Casi el 90% de los bananas que se consumen en la Argentina provienen del exterior.

Frente a la necesidad de importar bananas para cubrir la demanda interna, el sector se encontró con un inconveniente en las últimas semanas: la falta de dólares en el país. "Al no haber un flujo normal de aprobaciones de las SIRA (procedimiento electrónico que se utiliza para la gestión de las compras al exterior) por parte del Gobierno, eso también contrajo la oferta en los mercados del país e hizo que el precio tendiera a la suba", indicó Pazos.

Portela coincidió con esa mirada y mencionó la falta de dólares como otro de los motivos que derivó en la suba del valor de la banana. “Ahora, tanto los importadores argentinos como los proveedores del exterior han decidido cargar menos fruta. Los proveedores, sobre todo en los países limítrofes como Bolivia y Paraguay, no son empresas que puedan soportar y financiar demasiado tiempo la mercadería. Y los importadores de nuestro país tomaron esa decisión por el riesgo que implica quedarse con una deuda en dólares que no saben a qué tipo de cambio se pagará”, aseguró el titular de la Camabana.

ADEMÁS: Comenzó la veda electoral: ¿Qué cosas no se pueden hacer?

A la espera de los comicios del domingo, Portela advirtió que la escasez de divisas “persiste y está levemente agravada”. “Es muy difícil poder transferir al exterior -continuó- y está pasando que se carga menos fruta de Ecuador, que es el principal origen de la banana en la Argentina. Y es probable que, si esta situación se mantiene, en algunas volvamos a tener falta de oferta en el mercado”.

Pazos, en tanto, negó un posible stockeo frente a la incertidumbre electoral. “En el merado frutihortícola hay una regla de oro: tratándose de productos perecederos, no hay especulación en cuanto a guardarse algo y tenerlo para después”, sostuvo el consejero de CAME. “El mercado está muy lento y muy quieto. Es esa calma en la que uno no sabe qué tipo de tormenta va a venir”, cerró.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados