En respuesta a la crisis pandémica de Covid-19, los miembros de Consumers International en 100 países están pidiendo un enfoque en la protección y el empoderamiento de las personas en el mercado basado en los derechos del consumidor

Desde el inicio de la cuarentena enfocamos esta columna dominical en brindar herramientas para la protección a los derechos de los consumidores en este momento tan particular, sobre todo teniendo en cuenta las nuevas modalidades de compra y contratación que se implementaron durante el aislamiento social preventivo y obligatorio.

Hace pocas semanas la organización Consumers International emitió una recomendación a nivel mundial para "priorizar derechos de los consumidores y su salud, así como el cambio hacia el consumo y la producción sostenibles

En respuesta a la crisis pandémica de Covid-19, los miembros de Consumers International en 100 países están pidiendo un enfoque en la protección y el empoderamiento de las personas en el mercado basado en los derechos del consumidor, y estrategias coordinadas en todas las naciones y organismos intergubernamentales para construir un mercado justo, economías seguras, resistentes y sostenibles a través de la protección del consumidor.

Consumers International es la organización de membresía para grupos de consumidores de todo el mundo, que representa los derechos de las personas a un mercado justo, seguro y sostenible. A través de la pandemia Covid-19, nuestros miembros han estado utilizando sus voces nacionales para: compartir información responsable para la salud y el hogar; identificar formas de reducir las cargas financieras para los consumidores individuales; alentar a las empresas y al gobierno a actuar de manera responsable; e innovar mediante, por ejemplo, capacitación en línea sobre privacidad para los consumidores. A través de este rango de actividad de red, nuestros miembros han observado que:

Crear confianza ahora durante la crisis es crucial: tomar medidas decisivas, justas y transparentes ahora no sólo salvará vidas, sino que también generará confianza para el futuro cuando la reconstrucción de sociedades y economías resilientes y sostenibles necesite liderazgo y participación de todos los interesados.

La naturaleza internacional de la crisis pandémica de Covid-19 es un recordatorio de cuán interconectado está el mundo hoy y de cómo somos tan fuertes como el eslabón más débil. Las cadenas globalizadas de consumo y producción significan que las personas están expuestas a choques sistémicos en todos los sectores centrales, incluidos los alimentos, las finanzas, la salud y la movilidad.

Los mercados emergentes y los consumidores vulnerables en cada nación enfrentan los mayores riesgos en términos del impacto inmediato sobre la salud y la mortalidad, y la recesión económica que seguirá. Covid-19 afectará desproporcionadamente a las personas que viven con enfermedades no transmisibles, en áreas con mala calidad del aire, en trabajos informales, sin conexión a Internet, con viviendas inadecuadas o con ahorros limitados.

La protección del consumidor puede ayudar ahora, y cuando reconstruimos mercados seguros, justos, sostenibles y resistentes para todas las generaciones.

Ahora: proteger a las personas en sistemas y mercados cruciales.

Garantizar que todas las personas tengan acceso a las necesidades legítimas de los consumidores reconocidas por las Naciones Unidas.

- Salud: el derecho a la salud es una prioridad para la protección del consumidor. Los servicios de salud, la educación, la sensibilización y la implementación de medidas preventivas deben contar con recursos urgentes para garantizar el acceso de todos. Se debe reducir el costo del tratamiento médico básico, las investigaciones y las vacunas, y se debe proporcionar un seguro médico adecuado para las personas en situación de pobreza. Los productos que ayudan a los consumidores a protegerse del Covid-19 deben ser asequibles y fácilmente disponibles. Deben permitirse temporalmente los acuerdos de cooperación necesarios para garantizar el suministro y la distribución de productos asequibles a todos los consumidores para evitar la escasez de productos esenciales. Los mercados de productos esenciales, como desinfectantes, máscaras y geles, deben ser monitoreados de cerca para asegurar su disponibilidad, y si es necesario, se deben establecer precios temporales para proteger la salud de los consumidores durante la pandemia.

- Alimentos y productos básicos: los consumidores han enfrentado escasez y aumentos de precios de los alimentos y otros productos esenciales, lo que está causando un gran perjuicio, especialmente en las economías emergentes. Las cadenas de suministro se enfrentan a interrupciones como resultado de las compras de pánico y la caída de la capacidad de producción. Los consumidores, especialmente los más vulnerables, deben poder acceder a alimentos seguros y saludables. Los mercados locales y los medios de subsistencia deben protegerse y los cambios a prácticas más sostenibles deben fomentarse.

ADEMÁS:

Con emoción, y una dosis de temor, los chicos rieron al sol

El ciberbullying creció un 33% durante la cuarentena

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados