Con el haber mínimo fijado en $ 11.528,44, les quedan muy lejos los cerca de 34 mil que se necesitan para afrontar los gastos básicos. Otros 2,5 millones cobran entre $ 15.000 y $ 20.000.

En medio de un panorama donde se espera que los jubilados vuelvan a perder en 2019 frente a la inflación, especialistas advierten que hay dos millones y medio de adultos mayores que "cobran sólo un tercio de lo que cuesta la canasta básica", por lo que le exigen al gobierno nacional que incluya a este grupo de forma urgente en su paquete de medidas paliativas hasta fin de año.

Luego de conocerse que el incremento de las jubilaciones correspondiente a diciembre, cuarto y último del año, será del 8,7%, la suba a nivel anual de las prestaciones quedará en 51,1%, un número similar o inferior al de la mayoría de las proyecciones sobre el costo de vida, que lo ubican por encima del 50% tras la última devaluación.

Esta última actualización todavía no fue oficializada, pero ya se puede calcular mediante la fórmula de movilidad que establece la Ley 27.426, que toma un 70% del Índice de Precios al Consumidor del INDEC y otro 30% de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE). Las anteriores habían sido de 11,83% (marzo), 10,74% (junio) y 12,22% (septiembre), lo que da el porcentaje final.

Eugenio Semino, defensor de la Tercera Edad, explicó en diálogo con DIARIO POPULAR que "en el mejor de los escenarios igualarán entre comillas a la inflación, porque en lo perdido no hay recupero". Así, se refirió a lo ocurrido el año pasado, cuando los precios aumentaron un 47,6% (según el INDEC), mientras la suba de las jubilaciones fue de 28,5%, lo que marcó una caída de casi 20 puntos porcentuales (19,1%).

"A eso debe sumarse el trimestre que les robaron entre septiembre de 2017 y marzo de 2018. Con el cambio de fórmula, perdieron por lo menos entre 5 y 7 puntos, que es algo que está denunciado en la Justicia", recordó Semino sobre el deterioro en los ingresos de los adultos mayores, que rondaría así el 25%.

ADEMÁS:

Alquilar, un dolor de cabeza pero también de bolsillo

No es suficiente

Sobre este punto, el gerontólogo explicó que "para este año estaba previsto un 25% de inflación que iba a permitir que las jubilaciones se recuperen en el primer semestre, pero no ocurrió" y aclaró: "Igualmente eso también era una mentira, porque vos no podés dejar de comer un año bajo la promesa de que comés el doble el año siguiente".

Lo que está claro es que el haber mínimo no es suficiente para que los adultos mayores logren llegar a fin de mes de forma digna. El monto es hoy de $11.528,44, en septiembre pasará a $12.937,22 y en diciembre cerrará apenas por encima de los 14 mil pesos, un número que está muy lejos de la canasta básica. "Ya en octubre del año pasado planteábamos que la canasta del jubilado era de 26 mil pesos, con gastos de vivienda. En abril de este año nos daba 30.500 y la nueva estará cerca de fin de año", reveló Semino, al tiempo que anticipó que "hoy, por el mismo curso de la inflación, esa cifra debe rondar los 34 mil pesos".

Entre los jubilados, alertó que hay alrededor de cinco millones que perciben una suma muy inferior: "Unos dos millones y medio cobran un tercio de esa canasta, mientras que otros dos millones y medio cobran una media de entre 15 y 20 mil pesos por mes. Es una situación gravísima".

"En razón de eso, lo que venimos pidiendo es la recomposición del haber para progresivamente llegar a cubrir la canasta. El mínimo jubilatorio no puede ser inferior a la canasta de jubilados", insistió el especialista, quien aclaró que "esto no quiere decir que van a triplicar las jubilaciones en un mes o en un trimestre, pero sí tiene que haber un camino hacia eso. Si no, la situación es insoportable".

ADEMÁS:

Kiosqueros denuncian aumentos de 15% en sus productos y piden recorte del IVA

Cuestión de dinero

Al argumentar de dónde puede salir ese dinero, el defensor de la Tercera Edad argumentó: "El Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES tiene un flujo de un billón de pesos y su finalidad es recomponer el haber cuando hay pérdida de cuantía, que es algo que se dio claramente el año pasado".

En esa línea, lamentó que tras la última devaluación, los problemas se intensificaron. "Hay muchos insumos que están atados directamente al valor del dólar. Los medicamentos en menor medida, pero hay otros elementos, como los protectores para incontinencias urinarias u otras cuestiones de uso diario para un adulto mayor, que se tomaron con un dólar alto y lo que ya se tomó como referencia no baja nunca más", relató Semino.

Por todo esto, indicó que "cuando el gobierno empezó a generar medidas paliativas, pedimos que se incluya a los jubilados para que no sigan perdiendo su poder adquisitivo", pero no tuvieron respuesta. "En lo inmediato tiene que haber una medida, una inyección de dinero a cuenta de recomposición del haber. Además, lo que le ponés en el bolsillo a los jubilados se recupera rápidamente en el mercado interno, porque se convierte en consumo y en impuestos", resaltó.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados