Con ráfagas de más de 60 kilómetros por hora, la playa tuvo más problemas que placer. La arena voló por todos lados y, aunque estuvo soleado, la temperatura apenas llegó a 21 grados

MAR DEL PLATA (Enviado especial).- La primera quincena del año se despidió con sol pero, una vez más, con el viento como principal protagonista de una jornada destemplada que sólo permitió pasar un rato al aire libre con reparo indispensable de una buena sombrilla o una carpa orientadas de cara al norte.

Incluso, la sudestada que predominó durante la mañana, generó una gran crecida del mar al punto que, en Playa Grande, hubo que levantar varias hileras de carpas. Por otro lado, por la zona de Punta Mogotes y en el sector Sur, quedó muy poco espacio de arena a disposición de los turistas.

Después del mediodía en mar retrocedió algunos metros pero, de todas formas, las singulares condiciones de playas reducidas se mantuvieron hasta la noche.

Los que invitados por el sol brillante se animaron a salir rumbo a la playa tuvieron que hacer frente a un viento furioso que, además de la frescura que traía desde el sur, sopló con más fuerza que nunca en lo que va de un enero de por si ventoso. Por momentos hubo ráfagas superiores a los 60 kilómetros por hora por lo que hubo que tener una gran predisposición para quedarse un rato largo en la arena.

La temperatura, producto del aire fresca, apenas llegó hasta los 21 grados y, allá por las 3 de tarde se había ubicado en unos desapacible 19 grados, una marca inusual para esta época del año y, mucho menos, con el sol brillando.

ADEMÁS:

Un turista argentino murió ahogado en Río de Janeiro

Un chico de 15 mató a su abuela cuando aprendía a manejar

"Tengo arena hasta en los dientes", se le escuchó decir a Malena, mientras que Emma, su hermanita de cuatro años, cansada del viento, le sugirió a mamá Analía: "¿y si nos vamos a la casa a comer unos 'filelitos' con 'manqueta'?".

Así, poco a poco, el viento fue ganando la pulseada a todos. Primero a los que no estuvieron dispuestos a soportar más de una hora sus molestos efectos (ni siquiera se podía tomar sol porque la arena no dejaba de volar) y más tarde a los quisieron hacer de tripa corazón, se metieron al mar y trataron de disimular las experiencias propias de un simulacro de huracán.

En medio de las quejas por esta maldición eólica que castiga al verano 20/20, se escuchan varios saludos de despedida, propio de los que le ponía punto final a su descanso en La Feliz. Otros menos eran los saludos de bienvenida para los recién llegados, como Martha y Jorge, que con una sonrisa en el rostro y dispuestos a no perder un minuto de playa, anunciaban su arribo al grito de: "Nos trajo el viento".

Muchos confían en que las condiciones climáticas mejoren pero, según dicen, el viento no tiene ganas de despedirse. Incluso, para hoy, aseguran que habrá una mínima de 9 grados. Entonces, el verano ¿cuándo empieza?

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados