Inclinada desde joven a lo social, Rita Croci desempeño numerosas actividades como voluntaria en comunidades carenciadas. Pero ademas, es artista plástica, y una activa integrante de la agrupacion Papelnonos, donde participan adultos mayores en tareas recreativas y artisticas

Artífice de la existencia y vigencia de los Papelnonos, una agrupación de adultos mayores que realizan actividades culturales, pero además artista plástica, voluntaria en tareas sociales durante largos años, autora de un libro de reflexiones, poemas y relatos, y conductora de un programa de radio, Rita Croci es, con sus jóvenes 92 años, sin dudas, una mujer que ama la vida y que quiere convertirla en un acto de servicio para los demás.

Hija de padres italianos, que llegaron en las primeras décadas del siglo XX a generar un proyecto de vida en Argentina, Rita tiene una hermana que vive en Uruguay, y cuenta que mientras su padre incursionó en la actividad textil y llegó a conducir un emprendimiento industrial en Pilar, su madre provenía del ámbito rural, y le costó mucho adaptarse a su país de adopción.

Nacida en Buenos Aires, Rita viajó mucho a Italia por el trabajo de su padre. "Iba a la ciudad, pero también a la zona rural donde se crió mi madre, recuerdo el trato con mis abuelos, en contacto con los animales, con lo natural y me identifiqué con esa vida auténtica no urbana, ni tan consumista". y remarca que "desde pequeña sentí que la diversidad era enriquecedora, que era bueno ver otros modos de pensar y de ganarse la vida o ver el futuro, y eso me dio fuerza".

Casada muy joven, en 1946, con Luis, un italiano que era médico cirujano, y que vivió de cerca la Segunda Guerra como protagonista, Rita fue madre de Carlos, que hoy tiene 70 años, fue un gran sostén suyo, y es embajador de carrera, - ahora está en Londres- con una vida intensa en viajes y giras por todo el mundo, en especial por paìses de Africa, continente al que Rita viajó muchas veces, y cuya cultura acabó por cautivarla, al punto que en su casa tiene máscaras, colgantes y obras de arte de todo tipo de ese tan especial arte africano.

Años más tarde, y ya divorciada, Rita se casó con Horacio, un abogado con quien tuvo a Ritina, y a Josefina, pero debió sobrellevar la tristeza infinita de perder a ambas, la primera a los 46 años, por una enfermedad, y a la segunda de muy chiquita. Pero dice que "la vida me dio cuatro hermosos nietos, Leticia, Francisco, Eloisa y Federico.

Rita destaca que "siempre me interesó comprender las diferentes culturas y grupos sociales, como vivían y se organizaban, me gustaba lo antropológico y sociológico, pero tuve una buena formación en Trabajo Social, ingresé cuando recién se inauguraba la carrera, luego hice un voluntariado en el hospital de Clínicas, y atendí a niños con problemas diversos. y más adelante empecé a trabajar para los más necesitados, tratando desde problemas de salud hasta casos de incesto".

Con una larga trayectoria como voluntaria en trabajo social, Rita se desempeñó en el hospital de Clínicas, en el Municipal Vicente López, y en el Rawson, y aclara que "siempre preferí trabajar en comunidades carenciadas, y así lo hice en lugares del Conurbano, donde armé programas de salud, y de convivencia familiar, además de asistencia a niños desnutridos" y recalca que "en tiempos difíciles en lo político, donde era sospechoso todo lo social, estuve en cooperativas médicas, y tuve a mi cargo tareas de prevención primaria y organización de servicios de salud".

En cuanto a su pasión por lo artístico, Rita dice que el gusto por el arte en vidrio nace de sus viajes a Venecia."Cuando íbamos, me gustaba ver esos trabajos en vidrio de Murano y me impresionaba la resistencia de esos obreros con hornos de mil grados", y señala que "hace como 20 años que hago obras en vidrio, nunca fue por dinero, solo por hobby, tengo mi propio horno en el taller del fondo y a veces hago piezas a beneficio de instituciones" y exhibe obras tanto abstractas como figurativas, desde platos hasta adornos".

Papelnonos, un proyecto de vida a través del arte

Sobre su incorporación a los Papelnonos, cuenta Rita que "luego de un duro duelo por la muerte de mi hija Ritina, en 2002, por una cruel enfermedad, necesité terapia y apoyo, y quien me ayudó mucho fue mi terapeuta, Sara. Gracias a ella, que organizó un evento para integrarme, a través de un concierto de tambores africanos, empecé a participar y hoy soy una de las más entusiastas en el grupo, que hoy dirige Laura Luna, y que integran unas 40 personas".

hdv - rita

Relata que "Papelnonos surgió hace 30 años a través de un sociólogo y músico, Jorge Estrada, que decía que los mayores necesitan un programa de prevención a través de la música, el baile y el teatro musical. Esto se empezó a replicar, en distintos lugares del país y de afuera. Así, quiene tiene duelos, soledad, o aislamiento, puede incluirse y genera un nuevo proyecto de vida, a través de la conexión y el vínculo afectivo".

Los Papelnonos, todos voluntarios, ensayan dos veces por semana en el club Villa Sahores de Villa del Parque, y allí desarrollan con la dirección de Laura y de su asistente Mónica, un programa de canciones y coreografías, y explica que "no es fácil llevar a adultos mayores, ellas lograron darle continuidad al grupo, además, vamos a escuelas, hospitales y hasta calles y plazas".

Desde hace unos años, Rita también colabora a través de Papelnonos, con una iniciativa de la fundación Navarro Viola denominada Pequeñas Colecciones, con la confluencia de arte y vejez, que se concreta en los 33 Centros de Día que hay en los distintos barrios de la ciudad de Buenos Aires, con actividades artísticas para adultos, y que está coordinada por Soledad Gianetti y Ana Luz Chieffo.

Inédita colección de tierras argentinas

Con un permanente espíritu creativo, Rita cuenta que "actualmente estoy armando una colección de tierras argentinas. Fui recolectando desde arena de Malvinas hasta tierra o piedras típicas de otras zonas, las guardo en frasquitos, y el proyecto es un mapa grande en una mesa y poner la tierra de cada provincia donde corresponde. Quiero hacerlo en mi taller, desplegar un mapa grande del país, y traer a los chicos, que sea algo interactivo".

Fiel a su necesidad de expresar sus emociones, Rita es autora de un libro llamado "Un poco de casi todo y un todo de casi nada", que publicó Editorial Dunken, y que "fue posible- indica- gracias a mi nieta Leticia y a amigas suyas, que ayudaron a bancar la edición" y señala que "se trata de reflexiones, poemas, relatos, cosas que a la manera de pensamientos interiores, forman parte de lo que pienso y siento".

Además, una vez por semana, Rita Croci conduce y participa en "Nuestros años, nuestras vidas" un ciclo de radio que se difunde los sábados por Radio María, que cuenta con 200 repetidoras en todo el país, y que trata temáticas y cuestiones relacionadas con los mayores, pero también con la niñez y la adolescencia, la salud y todos los temas que tengan un vínculo con lo social.

ADEMÁS:

Carlos, un artista en la tarea de darle color a su trabajo

El historiador que documentó los orígenes de Perón y Evita

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados