El caso conmociona a México. Los exámenes de laboratorio confirmaron que la sangre es humana y que no está contaminada por bacterias.

La ciudad de Morelia, en el estado de Michoacán, México, está conmovida debido a que a principios de junio se informara que en una vivienda se encuentra una figura de la Virgen de Guadalupe, en cuyo rostro aparecen -sin que hasta ahora se sepa la causa- lágrimas de sangre.

Los dueños de la figura, la familia Melchor Mondragón, viven en la colonia Obrera y percibir la presencia de la sangre avisaron a un párroco local, quien a su vez notificó a la Arquidiócesis de Morelia, que se ocupó de los estudios para determinar la naturaleza del "milagro".

Embed

Los exámenes de laboratorio confirmaron que la sangre es humana y que no está contaminada por bacterias. Aún faltan más pruebas para esclarecer el caso, que incluyen pruebas de sangre de los integrantes de la familia Melchor Mondragón y exámenes de ADN.

ADEMÁS: Denuncian que Israel bombardeó un campo de refugiados en Gaza: 52 muertos

"Hubo una manifestación" de la Virgen

El sacerdote de la parroquia Santísima Trinidad, José de Jesús Alcázar Fuentes, comentó a la prensa local que "hubo una manifestación" que quedó grabada en un video donde la Virgen "llora de su ojo izquierdo las lágrimas, dos lagrimitas normales, y esa es la segunda manifestación que ha habido".

Entretanto, cientos de personas llegan a la casa de la familia Melchor Mondragón a diario para contemplar el inusual hecho con sus propios ojos. Mientras siguen las investigaciones eclesiásticas, los Melchor Mondragón optan por guardar silencio a la espera del veredicto final que esclarezca el caso.

ADEMÁS: La protesta contra Milei que remarcó su presunta fobia a las papas fritas

Cómo la Iglesia Católica certifica un milagro

Para la Iglesia Católica, un "milagro" es la manifestación extraordinaria de Dios, mediante un hecho sensible que ningún agente creado puede producir y su certificación implica un proceso riguroso.

En principio, tres condiciones son necesarias para que un hecho sea en realidad milagroso:

1- Que caiga bajo el dominio de los sentidos

El milagro tiene que ser un hecho sensible, que pueda ser examinado, considerado y apreciado al igual de los que se producen en la vida ordinaria, como sería, por ejemplo, ver con vida a un hombre que había estado muerto y en putrefacción; con vista a un ciego de nacimiento o que un hombre sin educación hable en diversas lenguas.

2- Que supere las fuerzas de cualquier agente creado

Este hecho sensible ha de superar las fuerzas de cualquier agente creado, de lo contrario, podría atribuirse a una causa natural. Se tiene certeza que no hay ley física alguna que de la vida a los muertos, la efusión de lágrimas o sangre a una imagen de yeso o madera, la curación súbita e instantánea de un leproso, o que haga surgir el hueso de una pierna o de un brazo, por ejemplo. Frente a ese tipo de hechos, se puede afirmar su causa productora no es propia de la Naturaleza ni en ninguna de sus leyes.

3 - Que reconozca a Dios por autor

Finalmente, para que exista el milagro propiamente tal, es preciso que ese hecho sensible y contrario a las leyes de la Naturaleza sea producido por Dios.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados