Una vecina de Metairie, Louisiana, publicó esclarecedoras imágenes de su cámara de seguridad, donde quedó demostrado que el felino se robaba la ropa de los vecinos

El Almirante Galacticat le sacó provechó a la cuarentena de los humanos. Mientras todos permanecían cumpliendo el aislamiento por la pandemia del coronavirus, el astuto gato, los dejó sin ropa interior.

gato-ladron-4.jpg

Cada día Heather Bardi, la dueña de Galacticat, encontraba en la puerta de su casa una prenda interior desconocida. Empezó a sospechar. ¿Algún adolescente haciendo alguna broma? ¿Algún degenerado que se desvestía/vestía en su propia entrada? No le cerraban esas teorías. ¿Cuándo empezaron a aparecer todos estos objetos desconocidos? Fue con esta última pregunta que le cayo la ficha.

La suma de Galacticat aumentando sus salidas diarias más la cantidad de prendas aparecidas hicieron que Heather recurriera a la cámara de seguridad de su vivienda. Y ya no hubo lugar a teoría erróneas. El ladrón era Galacticat.

gato-ladron.jpg

Bardi decidió devolver el botín del gato: 18 artículos. Par eso colocó un letrero escrito a mano que decía: "Mi gato robó el traje de baño de tu hijo, ¡llama!"

gato-ladron-3.jpg
gato ladron 5.jpg

También invitó a sus vecinos a recuperar sus artículos perdidos a través de Facebook: "Hola, vecinos desafortunados! Vivo en Metairie en Oaklawn, un poco detrás de los Dorignacs. Mi gato te está robando la ropa. No tengo idea en dónde más publicar para contactarlos a todos. He probado el sitio de al lado y no he tenido suerte. Adjunto algunas fotos. La primera es de mi gato, el almirante Galacticat. Hasta que comenzó este coronavirus, ha sido un gato de interior desde que lo tengo a los 3 meses (cumplirá 4 el 24 de julio). Luego, se cansó de que estuviéramos alrededor constantemente y básicamente rogó y suplicó que saliéramos. Ahora le encanta deambular jugando con los otros gatos del vecindario. Su novia es Lucille, la pequela gata negra que deambula por la manzana. Todo estaba bien hasta hace dos semanas cuando comenzaron a aparecer elementos sospechosos en mi porche. Primero fue una camiseta sin mangas y dos medias Nike. A la mañana siguiente, un trapo, un par de boxers rotos y más medias de Nike. Ahora en los últimos dos días, un bikini para niñas, talla mediana, unos trapos de cocina más y una toalla de playa. Todo parece recién salido de la secadora, excepto el traje de baño y la toalla que olía a protector solar, porque también encontré un fajo de pelusa en una de las medias. Primero pensé que un borracho acababa de dejar cosas en mi patio, a menudo se ve a gente borracha tropezando en casa a altas horas de la madrugada. De todos modos, tengo cámaras de seguridad y he aquí, es MI GATO el que está robando la ropa limpia de ALGUIEN y llevándola a casa. Ahora estoy agradecida de que no sea un gorrión o un ratón muerto, pero estoy seguro de que alguien está en casa rascándose la cabeza en cuanto a dónde sigue desapareciendo su ropa. Confía en mí, no es el monstruo secador, sino El Almirante. Si desea recuperar sus artículos, los he estado recolectando y los lavaré nuevamente. Es más que bienvenido a venir y agarrar la bolsa y avergonzar al pequeño ladrón si está cerca. Solo envíame un mensaje. Además, lo siento, mi gato es cleptómano."

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados