Al menos veinte personas resultaron heridas en Indonesia ayer en un ataque suicida contra una catedral católica tras una misa del Domingo de Ramos.

Cuando los feligreses católicos salían de la misa del Domingo de Ramos, dos presuntos terroristas suicidas detonaron sus explosivos ante la catedral católica de Makassar, Indonesia.

Al menos 20 personas resultaron heridas, indicó una fuente seguridad, sin dar precisiones sobre su estado de salud, tras un primer balance de 14. El ministro coordinador de la Seguridad, Mahfu MD, confirmó el nuevo balance, así como el carácter suicida del atentado, dado que ambos atacantes murieron.

La policía de Indonesia informó hoy que el atentado suicida de ayer contra la catedral de Makassar, en la isla de Célebes, en el este del país, fue perpetrado por una joven pareja recién casada que pertenecía a un grupo extremista pro-Estado Islámico (EI).

"Ocurrió entre dos misas, el atacante intentó entrar en nuestra Iglesia y uno de los miembros de nuestro equipo sospechó de él que estaba parado junto a la puerta. Luego explotó la bomba", detalló Wilhemus Tulak, sacerdote católico. Aseguró que la bomba explotó en torno a las 10:30 de la mañana.

El ataque fue perpetrado tras la misa de Domingo de Ramos, que da paso a la Semana Santa, y causó una veintena de heridos. Según la Policía, el atacante hizo detonar un explosivo dentro de una motocicleta frente a una iglesia en la ciudad de Makassar durante una misa celebrada con motivo del Domingo de Ramos, que marca el inicio de la Semana Santa.

"Los atacantes eran una pareja casada desde hace solo seis meses, y el hombre tenía unos 20 años", indicó a la prensa el portavoz de la policía nacional, Argo Yuwono, informó la agencia de noticias AFP. "La investigación continúa para buscar a otras personas implicadas en el ataque", agregó .

Embed

El jefe de la provincia de Célebes Sur, Merdisyam, declaró a la televisión local que los heridos incluyen a viandantes que estaban en las inmediaciones, así como fieles que asistían a la misa.

El hecho ocurrió ayer en las afueras de la catedral del Sagrado Corazón de Jesús, en Makassar, ciudad portuaria de 1,5 millones de habitantes en el sur de la isla Célebes, unos 1.600 kilómetros al noreste de Yakarta.

La policía registró el domicilio de la pareja y otros lugares en Makassar en busca de explosivos, armas y otros indicios, dijo Yuwono.

El grupo radical

La policía indonesia informó que la pareja formaba parte del grupo radical Jamaah Ansharut Daulah (JAD), una organización acusada de estar detrás de varios ataques contra tres iglesias de Surabaya, la segunda ciudad de Indonesia, en 2018, que causaron 15 muertos.

JAD también está implicada, según la policía indonesia, en un ataque suicida en 2019 contra una iglesia católica de Jolo, ciudad de mayoría musulmana en Filipinas, donde murieron 21 personas.

Indonesia, donde el 88 por ciento de sus 260 millones de habitantes practica el islam, ha sufrido varios atentados yihadistas en las dos últimas décadas, entre ellos el perpetrado en la isla de Bali en 2002, que causó 202 muertos. Mientras que el ataque de ayer en Jolo fue perpetrado por una pareja indonesia y reivindicado por el Estado Islámico.

image.png
Al menos una persona murió y otras catorce resultaron heridas este domingo en una explosión en una iglesia cristiana en la ciudad de Macasar.

Al menos una persona murió y otras catorce resultaron heridas este domingo en una explosión en una iglesia cristiana en la ciudad de Macasar.

El presidente hizo un llamado a la calma

“Condeno enérgicamente este acto de terrorismo y he ordenado al jefe de policía que investigue a fondo las redes de los perpetradores y las destruya hasta sus raíces”, manifestó el presidente de Indonesia, Joko Widodo, en una transmisión en línea tras el ataque de este domingo en la iglesia de Makassar. En esa misma línea, Mohammad Mahfud, ministro coordinador de asuntos políticos, legales y de seguridad, advirtió que los perpetradores “continuarán siendo perseguidos”.

Además, Jokowi, como se conoce ampliamente al presidente, instó a la gente a mantener la calma y dijo que todos pueden adorar su propia creencia “sin miedo”. El mandatario también señaló que el terrorismo “no tiene nada que ver con ninguna religión”.

Por su parte, Yaqut Cholil Qoumas, ministro de asuntos religiosos de Indonesia, dijo que la diferencia entre católicos y musulmanes no es motivo para cometer un atentado. “Cualquiera sea el motivo, este acto no está justificado por ninguna religión porque daña no solo a una persona, sino también a otras”, concluyó.

En tanto, el Papa Francisco dijo que rezó por todas las víctimas de la violencia, “particularmente por las del ataque de esta mañana en Indonesia”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados