Tener una mascota en el hogar asegura que van a existir muy buenos momentos de alegria y felicidad en compañia del cachorro de la familia. Sin embargo, en muchas ocasiones puede ocurrir que tenga que actuarse de oficio ante alguna emergencia porque el animal sufrio un accidente o algo malo esta ocurriendo. Saber que hacer y como actuar, es muy importante.

La especialista Mirta Reynoso, veterinaria especializada en primeros auxilios, revela cuáles son los principales consejos que deben seguir los dueños de mascotas para evitar pasar dolores de cabeza con los compañeros de ruta.

En palabras de Reynoso, lo primero a revisar son los comportamientos y los síntomas que presentan los cachorros: “Son signos bastante marcados que no dejan lugar a ningún tipo de duda de parte del dueño. Principalmente, lo más rápido de notar son aumentos en los sonidos de los aullidos, secreciones extrañas y fuera de lo común, cambios en el comportamiento, movimientos que no son frecuentes en el día a día del animal y vómitos. Siempre tener un veterinario de confianza que nos guíe en qué podemos esperar y qué no de nuestras mascotas ayuda bastante a poder determinar el cuadro de situación del animal”.

El comer apurados y con desesperación hace que los atragantamientos sean muy comunes: “Lo más importante es estar atentos a esto y darse cuenta rápido. El perro va a dar claras muestras de este padecimiento con movimientos repetitivos e involuntarios. En estos momentos va a ser muy importante mantener la calma y la firmeza por parte del amo para ayudar al animal a expulsar el elemento que lo atora. La persona a cargo debe abrir el hocico y tratar de sacar el objeto con las manos o una pinza humedecida en aceite vegetal”. Luego, agrega: “Hay que tener mucho cuidado en aquellos casos en los que el elemento presenta puntas o una forma irregular ya que allí no es recomendable extraer la pieza ya que puede ser riesgoso para la garganta del can”.

En relación a las mordeduras y heridas, también existen acciones que sirven de primeros auxilios: “Es crucial hacer una buena limpieza del lugar con suficiente agua y jabón. No se sugiere colocar la lesión en contacto de alcohol, agua oxigenada o gel antibacterial ya que la primera opción es curar bien la herida de la manera más básica posible. Una vez que se haya realizado este procedimiento es muy bueno para el cachorro colocar una superficie de gasa elástica o algodón para cubrir y proteger el lugar de la intromisión de posibles bacterias. Durante toda la limpieza se debe asegurar de eliminar toda la cantidad de pelos posibles que se hayan metido en el lugar para descartar de plano cualquier posible infección de la herida, ya que eso puede ser causal de problemas aún mayores”.

El envenenamiento es lamentablemente una de las cuestiones más habituales que se viven con los perros: “Esto se da porque ellos siempre están husmeando con sus hocicos y pueden ingerir sustancias no deseadas que no están bien resguardadas en la casa. Ante posibles casos como estos, lo principal es identificar qué tipo de sustancia fue la ingerida para saber si es cloro o ácido y allí suministrar vaselina líquida o aceite mineral para contrarrestar los efectos negativos”.

Por último, traumas físicos también deben ser revisados por los dueños en primera instancia: “Cuando el animal presenta alguna contusión es importante identificar el área del cuerpo que fue lastimada. Cuando sea detectada la herida se debe cubrir con una gasa o una toalla delgada. Además, es primordial que el animal no apoye o recline su lomo en el piso sobre la parte lastimada ya que allí se corren serios riesgos no sólo de aumentar el dolor y la lastimadura, sino que también de poder generar infecciones a partir de la intromisión de bacterias”.

¿Cómo actuar ante las fracturas?

Las fracturas son una de las situaciones físicas más dolorosas por las que deben transitar las mascotas durante su vida. Si bien no es sencillo, existen diferentes acciones que pueden hacer que el proceso sea más fácil y con menos problemas, tanto para los animales como para dueños.

Martina Arias, cuidadora de animales, relata que “lo más difícil es mantener la quietud y la limpieza necesaria que deben mantener en sus extremidades durante toda la recuperación. Es normal que los animales quieran morderse la férula, la cual está hecha de yeso o microfibra, ya que les resulta un cuerpo extraño e incómodo en sus vidas. Aquí hay que tener un especial cuidado ya que además de dañarse la férula podría lastimarse por la insistencia en las mordeduras, las cuales también pueden ocasionar infecciones”.

Entre los cuidados esenciales, el hogar es el primero: “Es muy importante tener cuidado al llevarlo a casa ya que se debe adecuar el espacio para que sea limpio, cómodo, sin humedad, sin calor excesivo y sin viento. Hay que buscar diferentes métodos para mantener al cachorro lo más calmado posible ya que la movilidad va a estar muy limitada”. La alimentación es un complemento necesario ya que no debe alterarse en absoluto porque se van a profundizar otro tipo de inconvenientes por fuera de los ya presentes. Mantener la misma dieta con alimento balanceado y agregar antiinflamatorios contra el dolor en casos necesario, es algo que ayudará definitivamente a sobrellevar lo mejor posible el doloroso proceso de recuperación.

Las mascotas son un integrante más del hogar y requieren la mayor y mejor atención de parte de los dueños para poder recuperarse rápido

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados