Ante la inquietud planteada por los jefes comunales de Tres de Febrero y Morón, se resolvió que no se avanzará con ningún desalojo del predio hasta que se defina un lugar que responda a los requerimientos de los voluntarios y, especialmente, a la salud y al cuidado de los animales.

Así lo aseguraron los intendentes Ramiro Tagliaferro de Morón y Diego Valenzuela de Tres de Febrero tras una reunión con Ramón Lanús, presidente de la Agencia de Bienes del Estado (AABE), frente a los rumores de desalojo del predio que alberga a más de 200 perros, frente a la necesidad de utilizar dicho lugar para la construcción de un barrio del plan PROCREAR.

“Hay un fuerte compromiso entre el Gobierno nacional y ambos municipios para buscar alternativas que le permitan al Refugio Palomar seguir funcionando”, expresó Valenzuela, al tiempo que agregó: “En ese sentido llevamos tranquilidad a toda la comunidad y les garantizamos que el refugio seguirá funcionando para continuar con la importante tarea que realizan todos sus voluntarios al servicio de la comunidad y de los animales”.

La semana pasada, funcionarios nacionales visitaron el refugio para tomar contacto directo con la valiosa tarea que se realiza en ese espacio. El objetivo de estos encuentros es hallar una solución positiva para todas las partes, tanto para las familias que esperan tener su casa propia y las autoridades y voluntarios del Refugio que trabajan para mejorar la calidad de vida de los animales.

Las autoridades de AABE confirmaron que “seguirán en diálogo permanente con las autoridades del Refugio Palomar” y que pretenden “que sean ellos quienes ayuden a definir cuál es el mejor lugar para los perros”.