Desde su cuarentena domiciliaria, el flamante manager de Independiente habló de todo con POPULAR.

Era muy joven cuando Nito Veiga lo vio jugar en Arsenal y lo llevó a Independiente donde debutó como lateral derecho. Después, una lesión que marginó a Bochini durante buena parte del Metropolitano de 1982, pasó a la mitad de la cancha para trasformarse en un jugador de una extraordinaria ductilidad ofensiva: panorama, buena pegada, definidor certero y y excelente ubicación.

A Jorge Luis Burruchaga se le cumplieron los sueños más fantásticos que puede tener un futbolista: anotó el gol a Gremio que le dio a Independiente su séptima Copa Libertadores y, dos años más tarde, en México, marcó el tercer gol argentino en la final frente a Alemania que valió la Copa del Mundo.

"Después de tantas idas y vueltas en la búsqueda me terminaron llamando a mí. Me junté con los Moyano y rápidamente llegamos a un acuerdo. Por eso tomé el cargo", explicó Burruchaga a poco de asumir. Hoy, a veinte días de entrar en funciones, y desde su casa donde cumple con la cuarentena social sin perder tiempo en torno a las muchas decisiones que deberá tomar, charló telefónicamente con Diario Popular para dejar sus impresiones del momento.

-¿Qué significa volver a Independiente?

-Una alegría grande, un hermoso desafío. Todos saben lo que siento por este club, lo que representa para mí. Por eso, ni bien se hizo la presentación, me puse a trabajar en todo lo que considero prioritario. Empecé observando detenidamente los entrenamientos y, por suerte, se logró un triunfo muy valioso frente a Vélez, especialmente desde el aspecto anímico porque ahora no sabemos si esos puntos van a servir para algo. Pero el grupo demostró fortaleza espiritual y eso es muy bueno. En su momento tendremos que hacer un balance, pero tengo en claro que no es un buen momento del club. Lamentablemente esta situación sanitaria afectó todos los tiempos.

-¿Cómo fue tu primera impresión?

-Muy buena. Los pibes de Independiente me reconocen, encontré un grupo de jugadores que querían tener a alguien que los acompañe en el día a día. Nuestra relación va a profundizarse mucho más. Hay una gran predisposición. Tengo bien en claro en dónde comienza y en dónde termina mi rol como mánager. Si bien vamos a consensuar todo con la dirigencia, la decisión final y la responsabilidad de la incorporación de jugadores será mía.

-¿Cómo sigue todo?

-Mi foco está puesto en el plantel profesional. Tuve una reunión con Paco Rivas y Miguel Pelorosso (gerentes del club) y me dieron toda la información que solicité el primer día. Tengo que ir viendo caso por caso, los contratos, y llegado el momento, analizarlo con Pusineri.

-¿Ya hablaste con Pusineri?

-No mucho, porque de entrada no quise distraer la atención de los partidos que estaban programados, incluyendo el de la Copa Argentina que luego se suspendió por la razonable preocupación de los jugadores. La idea es tener una charla extensa pero ahora, por teléfono, creo que no sería lo más indicado. Lo conozco muy bien, lo tuve como jugador cundo lo traje a Independiente tras su paso por River. Tengo un respeto enorme por él, más allá de una gran relación. Es un gran entrenador, por suerte pudimos conseguir dos muy buenos resultados antes del parate. Valoro y aprecio lo que está haciendo con su intención es potenciar y darle rodaje a los chicos del club.

-Tu contrato especifica que no podés ser entrenador ¿verdad?

-Exacto. Para mí, la etapa de entrenador está superada. Dejamos en claro que nunca voy a tomar ese puesto en Independiente mientras esté en este rol, pase lo que pase. Mi obligación es apoyar en todo lo que pueda a Lucas. Voy a bancarlo lo más que pueda, a él, al equipo, y a todo este proceso que se inició con él y en el que yo estuve de acuerdo en integrar. El club tiene que estar por encima de las personas, y a eso voy a tratar de respetarlo en todo lo que pueda.

Messi-junto-a-Burruchaga_result.jpg

"En la Selección me di cuenta que estaba al pedo, acá tengo mucho para hacer"

-Qué pasó con el tema del proyecto?

-Que traté de ser sincero y no engrupir a la gente diciendo algo que, está claro, no se puede elaborar hasta que no tenés conocimiento de los detalles la situación. Un proyecto se arma con elementos concretos, estudiando la situación que es lo que vengo haciendo. El punto de partida de nuestro proyecto es que todos volvamos a encolumnarnos cada uno en sus obligaciones, por el bien del club.

-Además, la figura de Burruchaga ofrece una cara conocida a la hora de estrechar vínculos con Europa...

-Mirá, cuando a mi me vendieron a Francia, el único equipo argentino que conocían en Europa era Independiente, por su prestigio internacional. Y ya estuvimos hablando se eso: hay que recuperar ese contacto permanente; no puede ser que no le vendamos jugadores a los clubes más importantes del mundo o que no nos llamen para hacer amistosos. Por suerte, mientras estuve con la Selección, pude comprobar que en todos lados se acuerdan muy bien de mí.

-¿Te preocupa la situación económica del club?

- Sí, como a todos. Tenemos en claro que hay que hacerle frente a un enorme agujero financiero que está causando muchas preocupaciones Y para salir adelante tenemos que estar todos juntos. Es una lástima que hayamos retrocedido tanto después de todo lo bueno que se había conseguido en el inicio de esta gestión, con el equipo campeón de la Copa Sudamericana y otra vez en los primeros planos deportivos. Hay que recuperar todo eso revisando muchos contratos que están en dólares.

-¿Qué pasó con el vínculo de Leandro Fernández?

-Es algo que debemos solucionar. Ya me contacté con su representante. Cuando lo cedieron a préstamo a Vélez no se le renovó el contrato y ahora se vence en junio. Un lío.

-¿Cómo viste al equipo en lo que va del año?

-Pusineri trabajó con un plantel pero, sobre la marcha, se fueron siete jugadores. Sin emnargo, hasta el clásico, Independiente venía bien y ese partido fue lo que llevó a que se generen muchas dudas. El fútbol es un estado de ánimo. Las victorias contra Central Córdoba y Vélez ayudan mucho. Cuando ganás, ves las cosas distinto. Me gustó el equipo que vi.

-¿Qué les decís a los hinchas?

-Que se queden tranquilos, que vine para poner al equipo de pie. Estoy trabajando para eso. Tomé la decisión de asumir este rol con confianza y seguridad. Tengo dos años de contrato para llevar adelante una tarea seria. Y vine porque se trata de Independiente; cuando en la Selección me di cuenta que estaba al pedo, saludé y me fui a mi casa. Acá sé que eso no me va a pasar... tengo mucho para hacer.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados