Con la Dirección de la Mujer, Defensoría de Niñez, Servicio Social Zonal, Punto Verde Móvil y una Estación saludable, los vecinos recordaron el surgimiento de la reconocida zona del Sur porteño.

El último 14 de mayo se cumplió un nuevo aniversario, el 122, del barrio de Nueva Pompeya. Un día después los vecinos del barrio de Nueva Pompeya se juntaron, con la presencia de autoridades comunales, en la Plaza Tronconi ubicada en avenida del Barco Centenera y Tilcara para recordar el día del barrio.

En el lugar se realizó un acto del que participaron autoridades de la comuna 4, escuelas de la zona, referentes culturales, Centro Cultural Homero Manzi y el Grupo de Teatro Comunitario de Pompeya. Además estuvieron presentes la Dirección de la Mujer, Defensoría de Niñez, Servicio Social Zonal, Punto Verde Móvil y una Estación saludable. La banda de música de la Policía fue la que le puso el sonido a una tarde a pura emoción que retrató la esencia de uno de los barrios más porteños de todos.

Un barrio que hoy para aquellos que no conocen o repasan la historia pueden pensar que nunca existió lo que se cuenta de Pompeya. En sus comienzos era una zona poco poblada y de quintas, sin embargo, fue adquiriendo importancia por ser uno de los pocos lugares en que era posible atravesar el Riachuelo, era una zona estratégica y una puerta de entrada para los que venían desde el sur. Por otra parte, hasta esa altura del Riachuelo era posible navegar, razón por la cual se facilitaba el contrabando, una de las formas de comercio más activas en la época del Virreinato. Fue exactamente a fines del siglo XIX cuando el barrio comienza a transformarse para siempre. Favorecida por la instalación de los mataderos, se desarrollaron a su alrededor saladeros, curtiembres e industrias relacionadas derivadas de la actividad de los mataderos. Más adelante, ya a finales del siglo, con la llegada de la inmigración y el crecimiento de los medios de comunicación, el barrio tomó un gran impulso y crecimiento convirtiéndose en una de las zonas más industriales y pobladas de la Ciudad de Buenos Aires.

Homero Manzi es uno de sus próceres más reconocidos, dueño de una pluma tanguera y barrial inigualable, fue quien bautizó a Pompeya como “barrio de tango” y sin dudas que el nombre se ajusta perfectamente al perfil del barrio. El tango, nacido en el suburbio orillero, tiene en Pompeya uno de los primeros lugares de crecimiento y expansión. Según algunos historiadores, la llegada de los inmigrantes que le escapaban a los conflictos de Europa, hizo que muchos pobladores de lo que era la concentración de Buenos Aires empiecen a emigrar hacia el sur y así se fueron poblando los barrios como Pompeya, la Boca y Barracas.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados